Manifestación de Solidaridad con el Pueblo Mapuche en Vancouver-Canadá

Septiembre 10, 2010

Ayer 9 de septiembre, miembros del Colectivo de Solidaridad con el Pueblo Mapuche— en Territorios no Cedidos de los Pueblos Coast Salish, junto a latinos y canadienses, nos dimos cita en el Consulado de Chile en Vancouver, para mostrar solidaridad con los 34 presos políticos mapuche en huelga de hambre por dos meses y para denunciar la violencia ejercida por parte del estado chileno en contra del pueblo mapuche.

Respondiendo al llamado de los familiares de los huelguistas a continuar haciendo presencia en las embajadas y consulados en el exterior, nos hemos abocado a promover la campaña internacional de apoyo al pueblo mapuche repartiendo volantes en el centro de la ciudad y solicitando a los transeúntes apoyar la petición en línea que será dirigida a la presidencia de Chile.

Un creciente interés sobre la situación de los prisioneros mapuche en huelga de hambre y sobre las causas que han llevado a los huelguistas a tomar esta determinación ha despertado en la comunidad y en diferentes medios de prensa y radio alternativa local, los cuales han estado cubriendo las movilizaciones que seguimos desarrollando. A su vez, nuestro colectivo ha sido invitado para este 11 de septiembre por los organizadores del Festival de Cine Latinoamericano de Vancouver que se lleva adelante entre los días 2 y 12 del presente en esta ciudad para presentar la campaña internacional de apoyo al pueblo mapuche como apertura al documental chileno “Cry of the Andes”.

Nuestro colectivo, tanto como la comunidad chilena, latinos y canadienses que apoyan las legítimas demandas del pueblo mapuche hemos dejado en aviso al Consulado Chileno en Vancouver de que seguiremos haciendo presencia, denunciando he interrumpiendo el funcionamiento normal del consulado mientras no haya una respuesta satisfactoria por parte del estado chileno a las demandas de los huelguistas y del pueblo mapuche.

Mapuche Solidarity Collective—Unceded Coast Salish Territories (Vancouver, Canada)

Marichiweu

Septiembre 10, 2010

Huelga de hambre Mapuche llega a etapa crítica: Ottawa permanece en silencio

Derrick O’Keefe

http://www.rabble.ca/

Tratándose de la política exterior canadiense, los negocios siempre prevalecen sobre los derechos humanos. Esto es especialmente cierto cuando se trata de los derechos de los pueblos indígenas. Un claro ejemplo de esta regla es la no respuesta por parte del gobierno de Harper a una muy importante protesta del pueblo indígena Mapuche en Chile, un país con el que Canadá tiene un Tratado de Libre Comercio y en el que Canadá tiene importantes intereses mineros.

A medida que la huelga de hambre por más de 30 presos políticos Mapuche en Chile alcanza una etapa crítica, es cada vez mayor la atención de los medios internacionales por sus demandas de poner fin a las leyes anti-terroristas bajo las cuales fueron juzgados y condenados. Estas leyes regresivas permanecen vigentes desde la época de la dictadura de Pinochet en Chile, y han sido usadas rutinariamente contra los dirigentes de la lucha de los mapuches por defender sus tierras y autonomía.

La huelga de hambre comenzó el 12 de julio, y muchos de los presos se encuentran ahora en muy precario estado de salud, habiendo perdido hasta 18 kg.

La página web del Ministerio de Asuntos Exteriores y Comercio Internacional de Canadá no incluye una sola palabra sobre la huelga de hambre Mapuche. Contrastando lo anterior, en los últimos dos meses el gobierno de Canadá ha emitido cinco comunicados de prensa con relación a los derechos humanos en Irán.

En agosto, el Ministro de Comercio Internacional, Peter Van Loan viajó a Chile como parte de un viaje por América Latina. De acuerdo con su oficina:

“Un programa agresivo de libre comercio es clave para la estrategia de Canadá en la región. Además de Colombia, Costa Rica y Chile, el gobierno de Harper finalizó recientemente acuerdos de libre comercio con Perú y Panamá. Canadá también tiene una serie de otras iniciativas en marcha en la región relacionadas con el libre comercio para impulsar el crecimiento económico y la prosperidad.

‘Nuestro gobierno está llevando a cabo un ambicioso programa de libre comercio mediante la finalización y la búsqueda de nuevos acuerdos de libre comercio con muchos socios clave,” dijo el Ministro. “Estos acuerdos ayudan a expandir los intercambios y fomentar el crecimiento económico y crear puestos de trabajo. Las Américas son una prioridad de la política exterior de Canadá. Los canadienses tienen mucho que ganar mediante su participación en la región, y también tienen mucho que aportar”.

Es significativo que el Ministro de Comercio de Canadá ni siquiera entre dientes se pronuncie sobre el concepto de promover los derechos humanos. De hecho, un acuerdo de libre comercio con Canadá parece reducir las posibilidades de que un país sea criticado oficialmente.

No nos debería sorprender que el gobierno de Harper no se haya pronunciado en la defensa de los Mapuche en Chile y su derecho a la libre determinación, o a un trato justo en el ordenamiento jurídico. Canadá fue uno de sólo un puñado de países que votara en contra de la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos Indígenas y Canadá, como Chile, a menudo han desplegado la violencia policial y militar – y la criminalización de la disidencia y la resistencia – contra los indígenas, defensores de la tierra.

Activistas en Canadá se han involucrado en el asunto para llamar la atención sobre la huelga de hambre y para buscar apoyo a las justas demandas del pueblo Mapuche. En Vancouver, se han realizado dos manifestaciones de solidaridad frente al Consulado Chileno en el centro de la ciudad.

Organizado por el Colectivo de Solidaridad con el Pueblo Mapuche, en Territorios no Cedidos de los Pueblos Salish de la Costa, estas acciones han exigido la eliminación de la legislación anti-terrorista, la liberación de todos los presos políticos, y reafirmó “que el pueblo mapuche tiene el legítimo derecho de luchar por la recuperación y reconstrucción de su territorio ancestral, usurpado por el Estado chileno”. No ha habido cobertura de medios masivos de comunicación a las protestas en Vancouver.

Si alguno de los mapuches en huelga de hambre muere, parte de la sangre estará en las manos del gobierno canadiense. El silencio es conformidad, y Harper y compañía están más que deseosos de cumplir con los esfuerzos para acallar las luchas indígenas.

Para mayor información acerca de los huelguistas Mapuche y sus demandas ver: http://mapuche.info

Traducido por:

Colectivo de Solidaridad con el Pueblo Mapuche, en Territorios no Cedidos de los Pueblos Salish de la Costa (Vancouver – Canadá)

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Solidaridad con Cuba. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s