Altamirano y Escalona: del socialismo revolucionario al social-liberalismo

Mario Galetovic Sapunar

He leído la carta abierta de Camilo Escalona en la cual responde algunos juicios de Carlos Altamirano expuestos en su reciente libro Memorias críticas. A Escalona lo conozco sólo por sus actuaciones ampliamente difundidas por los medios durante los últimos 30 años. A Altamirano lo conocí personalmente. Durante el Gobierno Popular (1970-1973) tuve la oportunidad de saber de su pensamiento político de manera amplia. Altamirano, en su condición de secretario general del PS, viajaba frecuentemente a la entonces provincia de Magallanes , que era conocida como “bastión” del socialismo y esa condición en especial era para la comuna de Puerto Natales, denominada en las filas socialistas como “Rusia Chica” o “México Chico”.

Durante las campañas presidenciales de Salvador Allende –1952, 1958, 1964 y 1970– me desempeñé en el frente de Propaganda (así se denominaba en ese entonces al área de las comunicaciones) . En 1951 surgió el Frente del Pueblo (El PC clandestino y dos pequeña fracciones del PS y del PSP). Posteriormente pasó a ser el FRENAP, que devino en FRAP, con la incorporación del PSP que era la más grande de todas las fracciones socialistas. Se produjo después la llamada “unidad socialista” y posteriormente surgió la Unidad Popular.

Con ocasión de las visitas comentadas de Altamirano a Punta Arenas, compartimos con él sucesivas veladas en las cuales por supuesto se explayaba en sus análisis políticos de la llamada “vía chilena al socialismo”. Quedó siempre muy claro, para muchos de los que allí asistíamos, que Altamirano no estaba de acuerdo con el programa de la UP; él tenía y manejaba conceptos diferentes. La suya era una visión “izquierdista” del complejo panorama político nacional. Al parecer, Altamirano lanzó la consigna “Avanzar sin transar “, que posteriormente impulsó el MIR y las fracciones varias de la ultraizquierda. Altamirano no simpatizaba en absoluto con la conducción que el PC trataba de imprimirle a la UP y al Gobierno Popular, en sintonía plena con el presidente Allende.

Altamirano como secretario general del PS era el portavoz de un sector socialista importante que en los hechos hacía una oposición “izquierdista” al presidente Allende y al Gobierno Popular. Sus aliados dentro de la Unidad Popular fueron Oscar Guillermo Garretón, del MAPU, y los hermanos Enríquez, del MIR .

Al derrocamiento del Gobierno Popular, Altamirano pasó del “izquierdismo” a ser uno de los ideólogos más conspicuos de la “renovación”. ¡Se dio vuelta la chaqueta… y de qué manera! No fue extraño que en los años siguientes, Altamirano, de ser un fervoroso “renovado” pasara nuevamente a un “izquierdismo” siglo XXI. Es decir, entró en la senda de los políticos pendulares, oscilando de un extremo al otro del espectro político, emulando al demagogo político radical de la década de los años 60 Julio Durán Neumann. Allí lo tenemos ahora insistiendo en sus conceptos primigenios acerca del socialismo y de la revolución .

Camilo Escalona es un “hijo” de los procesos vividos en el seno del PS en las décadas finales del siglo XX y la primera del siglo XXI. Las confrontaciones entre Altamirano y Escalona son meras escaramuzas políticas, sin trascendencia mayor. Tanto el uno como el otro fueron encasillados por el historiador Alfredo Jocelyn-Holt en el contingente de los que pasaron “del avanzar sin transar al transar sin parar”.

Que surjan estas “polémicas” entre Altamirano y Escalona resulta beneficioso para el creciente número de socialistas que se inspiran en el pensamiento y la acción política revolucionaria que dejó como legado histórico Salvador Allende. El surgimiento del Partido del Socialismo Allendista fortalecerá a la izquierda chilena y permitirá abrir camino a los cambios democráticos y progresistas que requiere Chile.

Llama la atención que un historiador de grandes méritos, como lo es Gabriel Salzar, respalde a Carlos Altamirano en su intento postrero de volver de nuevo a la escena política.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Articulos y Documentos. Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Altamirano y Escalona: del socialismo revolucionario al social-liberalismo

  1. Jorge Vassallo dijo:

    Sería interesante conocer cual es “hoy” la posición política y revolucionaria del Sr Galetovic, respecto al quehacer de la izquierda en su conjunto.
    Que tacticas se deben implementar, en fin, no solo comentarios. Gracias

  2. Jorge Vassallo dijo:

    Ademas el Presidente Salvador Allende, era socialista, pero también era mason y sus propias palabras dichas en el Templo de la Gran Logia Masonica, de acuerdo a lo publicado en el libro “Allende, Mason”, el priorizaba y se definía, primero como Mason, despues como Socialista, por lo que de plano se debe descartar que el Chicho fuese un revolucionario en el sentido que el Sr Galetovic de atribuye a Altamirano y a la via armada.
    Allende fué un revolucionario en el sentido de querer cambiar la historia y la forma de hacer política, èl trato e hizo lo imposible para lograr concretizar un sueño, por la via democrática.

  3. umberto alarcon dijo:

    Sin ser socialista o pertenecer al partido. Ni Altamirano ni Escalona son dignos de pertenecer (mucho menos de dirigir) el partido del presidente Allende, cuya estatura moral empequeñece a estos “profesionales de la política”, irresponsables, egocéntricos, oligarcas y displicentes. El Socialismo chileno nunca más tendrá un momento y una figura como la de Salvador Allende Gossens y su proyecto político unitario, propio, democrático y revolucionario.

    Sin dejar de decir., Luego del Historico discurso de Altamirano en Valparaiso, detonante final del golpe, este señor dejó a todos sus camaradas abandonados y arrancó vestido de mujer hacia el extrangero dias antes del golpe.

    La crisis del gobierno de la Unidad Popular, comenzo en el momento justo de las divigencias del PS. Partido, que en su doctrina, alberga sectores populares, como tambien pequeños burgueses y aristocraticos. anti-comunistas, anti marxistas-leninistas. y rabiosos anti-stalinistas. Como lo es el Sr. Altamirano, Escalona y muchos otros dirigentes de la cupula del PS chileno.

    La falta de peso argumental de Escalona y, conrtrariamente a eso, su excesivo peso pòlítico, asombran. O es muy ignorante o muy mala fé.

    Allende fue abocado a una crisis político en la que tuvo escaso apoyo de grupos del PS. Eso es cierto. El compañero Allende encontro mas apoyo y comprencion en el partido comunistas que lo apoyo hasta el último momento.

    Pero, Altamirano o no Altamirano, el boycott de la escasez, del trans -porte y del sector finaciero internacional tenía otro orígen. Todo ello lo inició e implementó el golpismo de la derecha y de la DC incluída, que junto a la concertacion gobernaron por mas de 20 años continuaron y perfecionaron los planes politicos, idelogicos y economicos heredados de la dictadura, para convertirse en veraderos sirvientes y mansos obedientes del neoliberalismo y de los intereses de las trasnacionales y el imperealismo en chile-

    Es escandaloso que Escalona desvía la atención de la verdad histórica con el fin de tapar sus “yayas” políticas durante 20 años de, también, escandalosa entrega a la derecha económico.

    Da vergüenza que gente de esta calaña haya manipulado por tanto tiempo el partido político de Allende y sido el poder tras Bachelet (con Velasco).

    Con políticos de esta profundidad de análisis y tanta (in)consecuencia política, uno se explica que estemnos ahora tan desprotegidos frente a la derecha económica en La Moneda, donde ya estaba, tapada, hace rato.

    La experiencia historica, nos demuestra que el socialismo se conquista en la lucha del todo el pueblo, y con todo los medios, incluidos los armados. La burguesia y el capitalismo utilizan todo su aparto y toda su violencia para defender sus intereses. Por lo tanto la via al socialismo no es tan pacifica, como en aquel entonces se demostro en chile y el latinoamerica.

    Por eso, ya sería bueno que muchos políticos como Escalona, Chadwick, Frei, Coloma, Lagos, etc etc vayan retirándose a su casa, porque ciertamente su tiempo ya pasó y no están aportando nada al futuro del país.

  4. Ximena Pino dijo:

    ¡Amén compañero Alarcón! – Bien dicho. La verdad es que mi impresión es que éstos personajes de la política chilena, el señor Altamirano, Escalona y otros se quieren [y los quieren] resucitar, re-inventar no sé con qué fin. Aferrarse a un título de íconos de barro, tal vez. Es muy real, que no tienen moral para pronunciar siquiera el nombre del compañero presidente Allende. El fue un hombre consecuente hasta el final; como fuera, pagó con lo mas preciado que el ser humano posee: la vida. No decepcionó a los trabajadores de su patria – como él solía referirse a su pueblo. Muchos somos los que recordamos el encendido discurso del señor Altamirano el 9 de septiembre de 1973 en Valparaíso dos días antes del golpe militar; y sí, luego desaparece de los primeritos, dejando a sus seguidores a quienes creyeron en él y su verborrea siendo perseguidos, encarcelados, torturados, asesinados, desaparecidos, exiliados por la dictadura. Un líder, debe ser el último en abandonar el barco – no el primero – Luego, en el exilio, bien recuerdo algunos de sus viajes por diversos países, incluyendo norteamérica, ¿haciendo qué? – cuando los exiliados consecuentes de diversas entidades políticas, estábamos bien organizados haciendo las campañas necesarias en contra la dictadura, apoyando las luchas de resistencia que se perfilaban dentro del país. No hacía falta que “dirigentes” como Altamirano [y otros iguales] se pasearan por el mundo, financiados por dineros de la solidaridad, además. – Luego, en Chile: hacen qué. Crean la concertación, negocian hasta realmente “transar sin parar”. Pisoteando la memoria y legado de Allende, de todos los caídos, los desaparecidos, los presos políticos, torturados, renegando de los ideales verdaderamente Marxista-Leninista- [y Stalinista] por lograr el poder. Algunos de esos mismos, que fueron torturados por los esbirros de la dictadura, una vez siendo gobierno, defendieron a Pinochet cuando se vió acorralado en Inglaterra. Chile no fue capaz de juzgarlo ni a ninguno de su régimen dictatorial por sus crímenes de lesa humanidad. No quisieron, ni quieren cambiar la mentada constitución que dejara Pinochet. Trabajan con ella, la usan, aplican ahora reprimiendo legítimas luchas sociales, indígenas, sindicales.
    La lucha por mejorar la sociedad para el bien del pueblo, por el pueblo y con el pueblo no pasa por reformar el capitalismo para tener al imperialismo contento. Eso es un auto-engaño nada mas. La codicia es un mal, un vicio muy, muy viejo y fuerte. El capitalismo/imperialismo están basados en ese mal y jamás dejarán que las riquezas [de la tierra, dicho sea de paso] sean un beneficio para el pueblo. Todavía pueden dormir tranquilos los capitalistas/imperialistas y defensores del mismo sabiendo que hay niños en las calles, sin techo, comida….
    La disparidad social no es casualidad ni porque hay unos que ‘trabajan’ mas que otros, ni porque una ley divina lo determinó asi tampoco. Es una causalidad del capitalismo; y debe ser derrotado.
    El socialismo es todavía posible.

  5. Carlos Ponce dijo:

    Nunca se ha escrito de los vinculos de Altamirano, Ominami y Lagos Escobar con la CIA…. existen numerosos documentos desclasificados de la ex RDA y la URSS que hablan de estos nexos…. como ejemplo Lagos escobar se asila en los EEUU hace clases en Dukes ( universidad de Rockefeller) luego en el congreso del MIR en el norte de Africa Altamirano y Ominami hablan del socialismo democrático y le pavimentan el camino a Lagos Escobar…. este forma junto a otros poliíicos chilenos pro americanos como Allamand,Foxley, Bitar e Insulza y tambien un numero considerable de politicos latinoamericanos agentes de la CIA el inter american dialogue( simil de la comision trilateral de Rockefeller). Lagos como presidente obtiene un trato especial de los EEUU en la compra de Armas y su alianza militar extra OTAN, le entrega el país a las transnacionales y toda la historia sabida……¿Es que la izquierda ha estado tan ciega o es tan grande la traición que nadie la ha querido reconocer? Existen una serie de documentos publicados en sitios de interés como red voltaire que dan crédito a los hechos indesmentibles y del como la CIA financió a los ¨socialistas europeos¨ o socialistas renovados para hacer la contra a Moscú y Castro .
    No hay peor ciego que el que no ha querido ver…Pobre mi gente y su clase dirigente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s