La CIA utiliza logos y eslóganes reciclados para abanderar las revueltas de Túnez y Egipto.

La confianza del Imperio en sus posibilidades es tal, que la CIA no ha dudado lo más mínimo en utilizar antiguos logos y eslóganes, de pasados procesos injerencistas, para las falsas revoluciones de Túnez y Egipto, a pesar de que ello pudiese revelar el apoyo y financiamiento de las organizaciones que lideraron las protestas, por parte de occidente.

Un ejemplo es el logotipo del movimiento juvenil 6 de Abril, en Egipto, un puño cerrado, exactamente idéntico al del movimiento Optor, en Serbia, que lideró las protestas, en el año 2000, contra Slobodan Milošević. Este movimiento serbio tiene lazos probados con diversas organizaciones utilizadas por la CIA (NED, Fredom House, Albert Einstein Institution…) como vías de financiación de movimientos injerencistas.

Otra casualidad es la utilización del eslogan anglosajón “Game Over”, en las manifestaciones de Egipto y Túnez. Este eslogan fue muy usado por los manifestantes y simpatizantes de la independencia del Tíbet, una causa históricamente financiada por la CIA para desestabilizar China.

El montaje de la represión de manifestantes en Libia con cazabombarderos . Nuevas mentiras para justificar la injerenCIA imperialista en el norte de África.

Resulta realmente triste tener que hacer razonar a alguien sobre lo absurdo de la historia, difundida por los mass media occidentales, de una supuesta represión de manifestantes en Libia, mediante el uso de aviones cazabombarderos por parte del gobierno libio, pero debido a los tiempos que vivimos de manipulación masiva y perdida completa del más elemental sentido común, no queda otro remedio.

Para comprender los intereses del imperio en Libia, conviene recordar que el país norteafricano es uno de los mayores productores y exportadores de petróleo y de gas del mundo, y que recientemente se han descubierto nuevos e importantes yacimientos. Según la constitución libia, la propiedad de estos recursos es pública, una medida que ha impedido a las multinacionales petroleras saquear a este país como lo llevan haciendo, desde hace tiempo, en otros puntos del planeta, pero que, por otra parte, ha conseguido que Libia ocupe el primer puesto en índice de desarrollo humano de África.

El guión escrito por Washington para la desestabilización del gobierno de Gadafi en Libia, tiene muchas similitudes con el seguido en los recientes procesos de injerencia, disfrazados de revueltas populares, en Túnez y Egipto, y algún elemento diferente, utilizado ya en otros escenarios.

Por un lado, como el Túnez y Egipto, nos encontramos con las protestas organizadas vía internet, por facebook y twiter; las denuncias de ONG´s como Human Rights Watch o Amnistía Internacional (de cuyo consejo asesor forma parte el globalista Zbigniew Brzezinski) de violación de derechos humanos exclusivamente por parte de las fuerzas gubernamentales; el apoyo incondicional de los medios de comunicación occidentales hacia los manifestantes antigubernamentales y la demonización de los gobernantes; el llamado de los gobernantes atlantistas a que las administraciones se sometan a las demandas de los protestantes, especialmente a las de los grupos pro occidentales.

Por otro lado, en Libia se están dando además una serie de estrategias más complejas, puestas ya en práctica en otros escenarios, debido al mayor apoyo de la población a su gobierno y a su sistema político, y a la imposibilidad de tumbarlo mediante simples revueltas de colores. Para ello se ha construido un montaje similar al que se construyó en Venezuela, en el año 2002, para justificar el golpe de estado, o al de las armas de destrucción masiva en Irak, para justificar una intervención militar.

Como primer paso, el pentágono habría cerrado o limitado ostensiblemente el acceso a internet, lo cual serviría para acusar falsamente de censura al gobierno libio; impedir comprobar el escaso apoyo de la población a las manifestaciones “antiGadafi”; y, principalmente, para imponer la versión de los hechos dada por los medios de comunicación occidentales, al no existir testimonios que refuten sus afirmaciones.

Cortado internet, los medios de comunicación han orquestado un montaje mediático consistente en una falsa matanza de manifestantes pacíficos (un pacifismo un tanto extraño, pues ya se cuentan por decenas el número de policías ahorcados).

Poniendo como fuente fiable al-jazzera, herramienta al servicio de las transnacionales capitalistas en el mundo árabe, los medios de comunicación occidentales están informando sobre la muerte de cientos de manifestantes opositores a Gadafi, como consecuencia de bombardeos aéreos de la aviación libia, de lo cual no dan ninguna prueba gráfica, amparándose en la excusa del citado cierre de internet y en la imposibilidad de la entrada de los periodistas asalariados de las grandes corporaciones mediáticas capitalistas, a pesar de que la frontera con Egipto está abierta de par en par. La única prueba que se presenta es el aterrizaje en Malta de dos cazas libios, quienes, según dichos medios, habrían solicitado aterrizar en la isla mediterránea (una auténtica base militar imperial en medio del Mediterráneo), tras negarse a reprimir a los manifestantes opositores. Una extraña forma de represión: caza-bombarderos para reprimir manifestaciones ¡lo nunca visto!

Este caso de los cazas “exiliados”, es muy parecido al montaje de los deportistas cubanos “exiliados”, quienes tras ser sobornados, mediante contratos multimillonarios, dicen haber fundamentado la decisión de pedir asilo político en un país al que han viajado con la selección cubana, en razones puramente ideológicas, tras lo cual, las diversas corporaciones mediáticas capitalistas emprenden la habitual campaña mediática, en defensa de los derechos humanos, y contra la isla caribeña. Es significativo, en este caso, el aterrizaje de los cazas en Malta, enclave histórico del imperialismo en el Mediterráneo.

Este absurdo montaje, asumido también como cierto por algunos de los más importantes medios de contrainformación supuestamente antiimperialistas, tendría por objeto agudizar la presión internacional contra Libia. Una presión que será aún mayor, gracias al ascenso al poder, en Túnez y Egipto, de gobernantes aún más pro occidentales que los anterores.

De momento, el antidemocrático Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, dominado por las grandes potencias imperialistas, ya ha emitido una resolución condenando la actuación del gobierno libio y amenazándole con una posible “ayuda internacional” a los opositores.

¿Asistiremos a una nueva acción criminal de ayuda humanitaria, por parte de la ONU, como en Yugoslavia o en Afganistán?

Kaddafi no es un anti-imperialista

Confusiones y claridades

Tribuna Popular

Entre las confusiones mediáticas de la situación actual en Libia, hay elementos de sencilla claridad:

1. Hoy Muammar Kaddafi es un dictador y no es un revolucionario. Además es un traidor que en un pasado enarboló la bandera del pan arabismo, el socialismo, la democracia y la bandera anti-imperialista, pero en los años 90 se apartó para aliarse a los intereses imperiales. Después de la ejecución de Saddam Hussein, Kaddafi se sintió amenazado, y como buen parasito del poder, se alió al imperio. La orden fue privatizar todo, entregarse a la plutocracia del nuevo orden mundial, masónica, pro sionista. Su hijo Saif al Islam el sucesor (si sucesor), sostiene que la modernización de Libia pasa que a través de la privatización de sus recursos. Privatizar para permanecer en el trono con ayuda del imperio. También implicó ser un aliado en la lucha anti-terrorista, (soplon, sapo), entregar la base de datos de los revolucionarios de la OLP, IRA, ETA etc y etc. Es vox populis, escuchar entre los activistas políticos palestinos y jordanos que fue Muammar Kaddafi quien informo del paradero del venezolano Carlos Illich Ramírez, hoy encarcelado en Francia. En mi imaginación veo al barrio rescatar la espada del Libertador para que Kaddafi en un gran abrazo no se la clave en la espalda a Chávez.

2. Hay una rebelión popular en el mundo árabe ya que viven bajo dictaduras sanguinarias y reaccionarias protegidas por Estados Unidos, Europa y el sionismo. Esa guardia pretoriana de dictaduras árabes, a manera de metáfora son, la Gran Israel. La muchedumbre árabe se levanta y está ávida de cambio y debemos adherirnos para que esa rebelión desemboque en cambios revolucionarios. Tiene un digno efecto domino que puede hacer caer todas las dictaduras árabes, llegar hasta el fin de la más prostituta dictadura árabe islámica de Arabia Saudita.

Rebelión popular árabe

No perdamos el tren de la historia, esto es un asalto a la historia y creo que todos tenemos una cita con la historia. No podemos caer en el maniqueísmo; que detrás de lo de Egipto, Túnez y Libia es planeado en los laboratorios del imperio, eso es subestimar el valor histórico de las rebeliones populares. Claro…! que el imperio va a sacar provecho de la situación y querer secuestrarla…La lucha es dura. Cuál es nuestro plan ante esta coyuntura, la izquierda, el altermundismo y los gobiernos progresistas. No dejemos solos a esos pueblos heridos, humillados, hambreados, discriminados, satanizados, reprimidos. La lucha es global.

Que esas rebeliones están carentes de ideologías, ah caramba, a parte del hambre deben ser catedráticos marxistas o neo-gramscianos. Que cómodos somos, queremos la revolución con el combo completo, a la carta, tal cual restaurante. Eso es necedad intelectual. Es a nosotros y nosotras ideologizar esas rebeliones populares. Pero de algo podemos estar seguros y es que esas rebeliones están cargadas de panarabismo, anti-imperialismo y antisionismo. Y eso no es poca cosa…

Hay una rebelión popular árabe, el llamado es apoyarlos y el caso de Libia no es un montaje del imperio y el sionismo…es una rebelión popular real, justa, digna de un pueblo que se rebela contra un tirano y que nosotros tengamos claro que es un falso anti-imperialista.

Que en el camino se infiltraran todo tipo de agentes perturbadores, eso no es nada nuevo.

Que los niveles de miseria de Libia no son tan pronunciados como los de Egipto, eso no es argumento para dudar del clamor social del pueblo Libio.

Que no todos los escenarios son iguales, es lógico que no sean iguales y que existen características propias, no somos pueblos monolíticos…pero el clamor de cambio es latente y debemos trabajarlo hacia un rumbo socialista ya que es una oportunidad de oro.

No es coherente de nuestra parte, Izquierda, conmemorar las rebeliones egipcias, tunicinas y discriminar la rebelión popular Libia. Es decir que caigan unas dictaduras y otras no…

Solidaridad con mi pueblo árabe libio y no con el falso anti-imperialista que una vez expulsó de Libia a los refugiados palestinos en 1995…(se quedaron semanas en carpas estacionados entre la frontera de Libia y Egipto y otros permanecieron en aguas internacionales, nadie los aceptó y tuvieron que retornar a Libia). Sin negar que en sus inicios Kaddafi contribuyó enormemente con la causa palestina.

Intervención militar extranjera Podemos ser tontos útiles

El claro peligro de la rebelión popular en el caso de Libia es que las fuerzas imperiales ven perfecta la ocasión para invadir el codiciado petróleo libio y se perdería la esencia de la sublevación popular, pasando a una lucha entre Kaddafi y las fuerzas imperiales. Una invasión sería lo ideal para el anti-imperialista de Kaddifi.

Una guerra civil está a las puertas de esta rebelión en la que se podría evitar si Kaddafi renuncia, aunque una guerra civil es beneficiosa para los Estados Unidos en su plan del Nuevo Medio Oriente, es decir despedazar las soberanías territoriales como buscan hacer en Iraq, ya es un hecho en Sudan, y Libia es una perla tentadora de gran expansión territorial, abundante petróleo liviano y de una ubicación mediterránea excelente.

La lucha libia se apunta contra dos frentes: Contra Kaddafi y la invasión extranjera.

Se le empantana la situación al pueblo libio, ya que debe hacerle frente a Kaddafi y a la invasión militar. Kaddafi justificará su no renuncia tomando como guarida la invasión extranjera. De su lado invasión extranjera buscará dividir al pueblo libio.

Caníbales hablando de derechos humanos

Esta invasión militar euroamericana contra Libia, para tomar su petróleo y dividir su territorio debe ir acompañada de una ilustrativa mentira. En el caso de Irak fue la seguridad (miedo), armas de destrucción masivas, pero ahora se apelará a la carta de los derechos humanos, crímenes de guerra y crímenes de lesa humanidad, que dicho sea de paso no hay imágenes puntuales del bombardeo y puede ser un gran invento.

Ahora vemos como se moviliza todo el aparato por el caso de Libia, pero el real canibalismo en Afganistán, Irak, Palestina, el Líbano no existe ningunas acciones. Esto no es más que el quiebre de la política internacional, mafia pura.

Un llamado en Venezuela

El lamentable hecho de una invasión militar en Libia no es motivo para aliarse con el impostor de Kaddafi y a su vez denegar la esencia popular de una rebelión que es parte de los levantamientos populares árabes.

Esas rebeliones son el camino para la liberación de Palestina, desde las bases populares, no el personalismo.

palestinians_natives@yahoo.com

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Articulos y Documentos, Información de America Latina. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a La CIA utiliza logos y eslóganes reciclados para abanderar las revueltas de Túnez y Egipto.

  1. Pingback: No a la intervención militar de Estados Unidos en Libia | CHILE: Colonia del Neoliberalismo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s