Patricio Aylwin: la teoría del Camaleón le queda corta. Los Derechos Humanos nunca fueron su causa. Siempre fue igual.

Comentario de Antonio Artusso

En el mundo entero, las clases dominantes están justificando el fascismo.
Sobre las declaraciones de Aylwin coinciden con lo que siempre hizo: apoyó entonces y justifica hoy el golpe de Estado. Culpabiliza los errorres (que no eran crímenes) de las víctimas

Como dice el Dr. Venturelli, las declaraciones de Aylwin coinciden con lo que siempre hizo: apoyó entonces y justifica hoy el golpe de Estado. Culpabiliza los errorres (que no eran crímenes) de las víctimas.
Si, es verdad que recordar permite a que los pueblos no cometan los mismos errores y acepten las mismas mentiras.

Los capitalistas apoyan y utilizan a los gobiernos social-democratas cuando el proletariado (los trabajadores) y el resto del pueblo acepta docilmente la dictadura de la economia capitalista, del Estado capitalista, de las leyes capitalistas, la dominacion capitalista.

Pero cuando el proletariado y el pueblo protesta contra la dictadura capitalista blanda, dirigida por partidos social-democratas,
los capitalistas vuelven a apoyar la dictadura capitalista abierta, sin derechos democraticos para el proletariado y los pueblos, el fascismo.

Cuando, por las elecciones, el proletariado y el pueblo de Chile, con la Unidad Popular, empezaron a transformar el pais para satisfacer a los intereses del proletariado y del pueblo, los capitalistas locales y exteriores (el imperialismo estadounidense) organizaron el golpe de Estado fascista de Chile y mantuvieron 17 años de dictadura fascista.

Tener la razón antes del golpe y justificarlo casi 40 años más tarde, es ser golpista de corazón. Especialmente cuando tuvo la posibilidad de mejorar los derechos humanos y no lo hizo.

Jose Venturelli

El Mostrador de hoy entrega unas declaraciones de Patricio Aylwin, ex-primer presidente post dictadura, que concuerdan con su posición política histórica. Ahora que no tirenre opciones electorales personales, vuelve a reconocer su posición de político golpista. Acusa a allende de lo que él mismo fué y da carácter de popular a Pinochet. No dice, lo que sí se sabe: de que fue muy hábil y que siempre tuvo avidez por el poder.

Más detalles salen en la entrevista en El País Internacional: donde hay mucha frivolidad personal y autosuficiencia… malos elementos para hacer juicios políticos. Es fácil “cargarle los dados al muerto” que defendió sus principios y los principios democráticos con su vida.

Sus carreras pro-golpe en los años del gobierno de Allende no se olvidan. Que siga repitiendo “a conciencia” que no intervino no es que esté “gaga”, como algunos pretenden… A lo más se trata de alguien que simplemente ha perdido la capacidad de la autocrítica y ya no sabe esconderse como antes, bajo un aire bonachón en una farándula originalmente inocentona. Al decir “(Allende) Hizo un mal gobierno y que el Gobierno cayó por debilidades de él y de su gente”, e insistir que de ser de nuevo así “habría vuelto a ser oposición”. Es decir, volvería a llamar al golpe y a apoyarlo hasta retrospectivamente, como lo hace ahora. Los golpistas nunca dejan de ser lo que han sido. No se corrigen… Nunca.

El suyo es un mensaje típico de lo que Chomsky habría considerado “pretender estar siempre en lo correcto… incluso cuando se reconoce su error, pero era un error correcto”. Siempre de acuerdo consigo mismo es también la tradición del Departamento de Estado. Podrán asesinar a millares pero, como son “daño colateral”, son muertos que realmente no cuentan… Siempre exigen de los demás lo que ellos dicen, pero nunca cumplen.

La otra teoría de Aylwin es la de haber anunciado, desde el comienzo, de que habría “justicia, en la medida de lo posible”. Pretender hoy que él fue un mejor político y que lo demuestra el haber “sobrevivido” en su gobierno… es simplemente inmoral. E insiste con una prueba adicional de su habilidad político-manipuladora porque “Pinochet no lo molestó durante su gobierno”. No quiere reconocer que él mismo fue uno de los que materializó el contubernio y que Pinochet no tuvo que convencerlo ni quebrarle la mano: por supuesto, Aylwin ya estaba convencido. Especialmente cuando trazó la senda de mantener la colusión y los acuerdos con un dictador también inmoral. Las carreras electoralistas, lo reflejaron en un espacio en que las elecciones binominales impedían cambios reales y mantenían una Constitución indecente, perfectamente anti-social y de acuerdo a un modelo político-económico ajeno a cualquier equidad social o democracia posible. Aceptó, por convencimiento, “sobrevivir políticamente”. Incluso, gracias a una represión tan dura como fuese necesario… Eso no es cualidad de político sino de claro y avezado político reaccionario, siempre de acuerdo con el poder de la derecha. Esa norma para gobernar muestra una calidad que se identifica con los permanentes intentos golpistas contra Allende. Es decir, Aylwin vuelve a indicar que “siempre ha tenido la razón”. Su razón… una que le ha causado un enorme daño al país y que lo ha mantenido sumido en la violación permanente, -aún presente- de los derechos humanos. Triste, pero real. La Democracia Cristiana, va por el camino de su extinción con personajes como este. (En el mundo ya lo ha demostrado… pero a Chile las cosas se demoran en llegar) Y cuando él habla de que la Concertación tiene su fuerza en la DC y el socialismo, no parece entender que el socialismo que él aprecia es un socialismo mercenario que existe en muchos lados -oficialmente al interior de la Concertación. Es el socialismo “a la española, a la italiana o a la chilena”: capaces de violar los derechos humanos por migajas y venderse por algo más que un plato de cazuela. En realidad, el verdadero socialismo es algo muy distinto.

Las elecciones han perdido su valor ante el pueblo: se reconocerán y cumplirán sólo cuando las luchas por los derechos fundamentales logren salir adelante. Y eso implicará alcanzar una Asamblea Constituyente, nueva, genuina y democrática que Aylwin nunca quiso tener (y no, “que no pudo llevar adelante, o que no lo dejaron”, como los que lo han seguido han pretendido…) A estos seguidores no es que les faltaron pantalones (o voluntad política: tenían, pero era voluntad reaccionaria) sino simplemente, nunca quisieron democratizar al país y establecer la equidad social que hoy se viene exigiendo. Chile ha tenido su seguidilla de traiciones políticas y, por eso los gritos en las marchas de estos últimos años acusan a los partidos llenos de oportunistas que han gobernado.

NOTICIA RELACIONADA

General Arellano habría informado a Frei Montalva planes del Golpe antes del 11 de septiembre

Publicado por Daniel Torres – Bio Bio

Ignacio Walker: Lo que ha expresado Aylwin refleja la visión ampliamente compartida por la DC
Patricio Melero instó a la izquierda a hacer autocrítica por errores de la Unidad Popular
Moreira valoró declaraciones de Aylwin y afirmó que “General Pinochet fue un gran Presidente”
El hijo del general Sergio Arellano Stark, Sergio Arellano Iturriaga, reveló que su padre informó al ex presidente Eduardo Frei Montalva y al dirigente DC Genaro Arriagada, en los días previos de la acción militar, que se llevaría a cabo la asonada militar en la fecha señalada.

Esta información la dio a conocer a la agencia EFE, expresando “Mi padre informó al expresidente Frei Montalva y yo hice lo mismo con Genaro Arriagada, con quien trabajaba en ese partido (la Democracia Cristiana), del cual yo era militante”, aseguró.

Arellano Stark formó parte del denominado “Comité de los 15″, grupo integrado por altos mandos de las Fuerzas Armadas que planificaron el Golpe de Estado.

Respecto de las acciones que pudieron haber desarrollado los altos dirigentes de la Democracia Cristiana, tras conocer lo que se estaba gestando, señaló “no sé si el expresidente Frei Montalva o Genaro Arriagada intentaron hacer algo” para evitar el golpe, esto debido a que en esa fecha (principios de septiembre) “ya todo estaba decidido”.

Esto viene a continuar con la polémica en la que ha vuelto a salir a la luz pública una serie de cuestionamientos respecto del rol de la Falange durante la unidad Pupular, generadas luego de una entrevista concedida por el ex presidente Patricio Aylwin a el Diario El País, en las que dijo que Allende “no fue un buen político”.

Históricamente ha sido controvertido el estudio de las responsabilidades de parte importante de la Democracia Cristiana en los hechos que desestabilizaron la institucionalidad del país, esto especialmente luego de intervenciones públicas de Aylwin y Frei denunciando irregularidades en el Gobierno de Salvador Allende.

Arriagada entrega su versión

Por otra parte en declaraciones reproducidas por The Clinic el dirigente y analista político DC Genaro Arriagada expresó “no recuerdo que Arellano Iturriaga me haya informado antes del día en que ocurriría el golpe militar”.

Añadiendo que era de conocimiento público en aquella fecha que podría producirse un hecho de este tipo, diciendo “si hasta la izquierda se había preparado para enfrentarlo. Lo que no sabíamos era lo que pasaría después”.

Finalmente descartó la posibilidad de que el ex mandatario haya conocido estos antecedentes señalando “eso sí que yo no lo creo, al menos nunca lo supe, pero el problema es que el expresidente Frei Montalva está muerto y no se puede defender de esos dichos”.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Noticias y Analisis Sobre Chile. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s