Similitudes golpistas históricas en Chile y Paraguay – ¿Por qué derrocaron a Lugo?

Atilio A. Boron

Así mismo..,casi calcado como hoy sucede en Paraguay,fue el inicio del golpe de Estado en Chile contra el legítimo y Constitucional gobierno popular y democrático del Presidente de la República, Salvador Allende,en 1973,que instaló luego a una de las más sangrientas dictaduras conocidas.
Se intenta una operación política de acusar el Presidente de la República vía parlamento y destituirlo de esa forma ” legal “.De esta manera los sectores golpistas crean el escenario,las condiciones que luego justifican todos los atropellos siguientes.

Ojo, cuidado, ciudadanos,demócratas y patriotas de Paraguay.La derecha,el fascismo nativo de nuestros países jamás aceptarán gobiernos y procesos que vayan contra sus mezquinos intereses de clase. Paraguay no es la excepción a esa norma fatídica ya conocida en nuestros pueblos que vivieron cruentas dictaduras.
El pueblo debe defender las franjas democráticas ganadas a jirones,con luchas y sacrificios.Ningún espacio democrático conquistado por los trabajadores y los pueblos en Nuestra América ha sido regalo de las clases dominantes.

Hay que resistir todo intento golpista conscientes y organizados. El pueblo paraguayo ya sabe lo que es una dictadura como la de Stroessner,prolongada y sangrienta.

Toda la solidaridad con el pueblo de Paraguay.

Hace unos minutos se acaba de consumar la farsa: el presidente del Paraguay Fernando Lugo fue destituído de su cargo en un juicio sumarísimo en donde el Senado más corrupto de las Américas -¡y eso es mucho decir!- lo halló culpable de “mal desempeño” de sus funciones debido a las muertes ocurridas en el desalojo de una finca en Curuguaty. Es difícil saber lo que puede ocurrir de aquí en más.

Lo cierto es que, como lo dice el artículo de Idilio Méndez que acompaña esta nota, la matanza de Curuguaty fue una trampa montada por una derecha que desde que Lugo asumiera el poder estaba esperando el momento propicio para acabar con un régimen que pese a no haber afectado a sus intereses abría un espacio para la protesta social y la organización popular incompatible con su dominación de clase. Pese a las múltiples advertencias de numerosos aliados dentro y fuera de Paraguay Lugo no se abocó a la tarea de consolidar la multitudinaria pero heterogénea fuerza social que con gran entusiasmo lo elevó a la presidencia en Agosto del 2008. Su gravitación en el Congreso era absolutamente mínima, uno o dos senadores a lo máximo, y sólo la capacidad de movilización que pudiera demostrar en las calles era lo único que podía conferirle gobernabilidad a su gestión. Pero no lo entendió así y a lo largo de su mandato se sucedieron múltiples concesiones a una derecha ignorando que por más que se la favoreciera ésta jamás iría a aceptar su presidencia como legítima. Gestos concesivos hacia la derecha lo único que hacen es envalentonarla, no apaciguarla. Pese a estas concesiones Lugo siempre fue considerado como un intruso molesto, por más que promulgara en vez de vetarlas las leyes antiterroristas que, a pedido de “la Embajada”, aprobaba el Congreso, el más corrupto de las Américas. Una derecha que, por supuesto, siempre actuó hermanada con Washington para impedir, entre otras cosas, el ingreso de Venezuela al Mercosur. Tarde se dio cuenta Lugo de lo “democrática” que era la institucionalidad del estado capitalista, que lo destituye en un tragicómico simulacro de juicio político violando todas las normas del debido proceso. Una lección para el pueblo paraguayo y para todos los pueblos de América Latina y el Caribe: sólo la MOVILIZACIÓN y ORGANIZACIÓN POPULAR sostiene gobiernos que quieran impulsar un proyecto de transformación social, por más moderado que sea, como ha sido el caso de Lugo. La oligarquía y el imperialismo jamás cesan de conspirar y actuar, y si parece que están resignados esta apariencia es enteramente engañosa, como lo acabamos de comprobar hace unos minutos en Asunción.

No nos confundamos, la trampa de las muertes de campesinos la semana pasada (que la misma derecha y francotiradores planificarón y cometierón) es la ultima razón que están usando contra el Presidente legitimo de Paraguay para destituirlo. Las demás razones son dignas de los argumentos prescritos del manual de lucha anticomunista usado por décadas durante las funestas dictaduras criminales del pasado. Revisen lo que reproducimos abajo de un medio de derecha del Paraguay para convencerse (la fuente original esta al final).

El Senado paraguayo fijó el juicio político contra Fernando Lugo para el viernes 22 Jun 2012.

El líbelo de acusaciones contra el Presidente paraguayo incluye cinco puntos que fueron presentados al Senado en la tarde del 21JUN12 por una representación de la Cámara de Diputados.

El primer punto será un polémico acto político autorizado por el presidente Lugo y que tuvo lugar en el Comando de Ingeniería de las Fuerzas Armadas de la Nación en mayo del año 2009.

En aquella ocasión unos dos mil jóvenes, militantes de izquierda, que incluían a paraguayos, argentinos, bolivianos, brasileños, venezolanos y franceses realizaron un “Campamento Latinoamericano de Jóvenes por el Cambio”. Los organizadores fueron el Partido Comunista, el P-MÁS y Tekojoja.

El edificio fue decorado con pancartas del partido comunista, fotografías del Ché Guevara mientras en el balcón principal fue colocada una bandera de Venezuela. Militantes del PSUV de Venezuela y del MAS de Bolivia estuvieron presentes en la acampada dentro de la instalación militar.

El segundo asunto por el cual se juzga a Lugo se refiere al llamado Caso Ñacunday. El documento acusatorio reza: “El gobierno de Lugo es el único responsable como instigador y facilitador de las recientes invasiones de tierras en la zona de Ñacunday. La falta de respuesta de las fuerzas policiales ante las invasiones de supuestos carperos y sin tierras a bienes del dominio privado, solo han sido parte de esa conducta cómplice. El presidente Lugo ha utilizado a las fuerzas militares para generar un verdadero estado de pánico en toda esa región”.

La creciente inseguridad es la tercera acusación que la Cámara de Diputados hace contra Lugo. “El Presidente Lugo ha sido absolutamente incapaz de desarrollar una política y programas que tiendan a disminuir la creciente inseguridad ciudadana (…) a pesar de los importantes recursos financieros que le fueron proveídos por el Congreso Nacional”.

“Los costosos operativos dispuestos por el Gobierno durante los dos estados de excepción no han dado resultado alguno y, por el contrario, solo ha generado una mayor fortaleza” del grupo terrorista EPP.

La firma de un protocolo en Mercosur para intervenir en casos de rupturas democráticas, denominado Ushuaia II. Según la acusación contra Lugo “La principal características delProtocolo de Ushuaia II es la identificación del Estado con la figura de los presidentes para, en el nombre de la “defensa de la democracia”, defenderse unos a otros”. Aseguran que “Este documento constituye UN ATENTADO CONTRA LA SOBERANÍA de la República del Paraguay y ha sido suscrito por el Presidente FERNANDO LUGO MENDEZ con el avieso propósito de obtener un supuesto respaldo en su descarada marcha contra la institucionalidad y el proceso democrático de la República”.

Finalmente el último punto de la acusación es la masacre en

http://noticiasclic.com/las-cinco-acusaciones-contra-presidente-lugo

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Información de America Latina. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s