La elección de Bergoglio y el panorama nacional

p_16_03_2013
Editorial LVO

Con la designación del cardenal y ex arzobispo de Buenos Aires Jorge Bergoglio para presidir los destinos de la Iglesia católica se puso en marcha un enorme operativo político-ideológico. Se pretende mostrar al nuevo Papa casi como un “progresista”. La prensa nacional y mundial destaca su presunto perfil “humilde”, “austero”, “moderado” y “cercano a la gente y a los pobres”, ocultando su pasado reaccionario, como los comprobados vínculos con la dictadura militar.

Para el país y en cierta medida para la región, significa el fortalecimiento de una institución reaccionaria y un potencial baluarte estratégico para las clases dominantes. La complicidad activa de la jerarquía de la Iglesia con el genocidio de la dictadura no fue un “error”, sino la consecuencia lógica de una larga historia de veinte siglos de existencia de una institución que siempre defendió intereses retrógrados y reaccionarios.

En nuestro país el nombramiento del “Papa argentino” fue recibido con beneplácito por toda la oposición patronal, mientras Cristina Fernández le envió un protocolar y moderado saludo. Si a nivel mundial tendrá la tarea de lavarle la cara a la desprestigiada Iglesia por los escándalos de abusos de los curas pedófilos y por los turbios negociados financieros del Vaticano; en Argentina es un incentivo para la oposición patronal, más que para el kirchnerismo. Bergoglio siempre ofició de vocero de reclamos coincidentes con la oposición y tiene relaciones muy cercanas con Gabriela Michetti del PRO o Elisa Carrió. Si bien tuvo mayor enfrentamiento con Néstor Kirchner que con Cristina (en parte porque pese a leyes como el matrimonio igualitario, CFK sigue siendo una fiel opositora al derecho al aborto legal, seguro y gratuito); Bergoglio siempre se ubicó en oposición política al kirchnerismo.

Ni lerdos ni perezosos, Hermes Binner, “Pino” Solanas, Scioli, Macri, De la Sota, varios referentes kirchneristas y hasta burócratas de la CGT como Moyano saludaron el nombramiento de este representante de una institución cómplice del genocidio, ligado históricamente a la derecha peronista y acusado de haber colaborado con la dictadura (páginas 12 y 13).

Si el gobierno pretendió usufructuar el “efecto Chávez” para adornar con discurso “popular y latinoamericano” su giro a la derecha, la oposición pretenderá usar el “efecto Bergoglio” para recuperar protagonismo.

Espionaje e internas patronales

La denuncia del espionaje que realiza la Gendarmería al mando de Nilda Garré, conocido como “Proyecto X”, sacó a luz un aspecto del carácter de esta democracia, a pocos días de un nuevo aniversario del Golpe. Enormes y complejos aparatos de espionaje en manos de las fuerzas represivas dedicadas a perseguir dirigentes obreros, sociales y de la izquierda. El gobierno “de los derechos humanos” persigue y espía a quienes se movilizan para luego armarles causas utilizando como fundamento esa información obtenida de manera ilegal (páginas centrales).

Por otra parte, las internas y negociaciones de los partidos patronales hacia la campaña electoral desnudan otro costado de este régimen político. Chantaje y compra de gobernadores o intendentes por parte del gobierno nacional. La dirección K del gremio docente, más interesada en jugar en la interna contra Scioli, que en el triunfo de la lucha de los y las trabajadoras de la educación, ocultando la responsabilidad del gobierno nacional que impuso un “cepo” a la paritaria. Por su parte, Macri saca a relucir su perfil de “derecha firme” y manda a desalojar la sala “Alberdi” del Centro Cultural San Martín con una represión que termina con varios heridos, tres de ellos por balas de plomo.

Desde la centroizquierda, Binner se confiesa y dice que en Venezuela hubiera votado a Capriles, el candidato directo del empresariado y el imperialismo derrotado por Chávez en las elecciones pasadas. Y como frutilla del postre, “Pino” Solanas corona su decadencia y hace un acuerdo electoral nada menos que con Elisa Carrió. En su deriva derechista, la centroizquierda arrastra a sus laderos de “izquierda”: Libres del Sur tiene que tragarse las declaraciones “pro-escuálidas” de Binner (“escuálidos” es el calificativo popular impuesto a la derecha venezolana) y el MST de Vilma Ripoll y Alejandro Bodart haciéndole de hinchada al contubernio de “Lilita” y “Pino”. Ahora todos festejan a su flamante Papa.

Frente a la podredumbre de los partidos patronales es natural que la propuesta de la banca del Frente de Izquierda en Neuquén, a cargo de Raúl Godoy, coseche apoyo popular en todo el país. “Que los diputados y funcionarios ganen lo mismo que una maestra”, es una demanda elemental, pero a la que se niegan todos los políticos patronales (incluidos los “progresistas”) porque atenta contra las bases de este régimen político organizado para defender los intereses empresarios. Una democracia y un estado “policial” y de políticos profesionales con altos ingresos, “una junta que administra los negocios comunes de toda la clase burguesa”, como definió al gobierno del Estado moderno el gran intelectual militante y fundador de socialismo científico, Karl Marx, de quien este 14 de marzo se cumplen 130 años de su muerte (página 11).

Lucha de clases

Mientras por arriba se cruzan las internas patronales, por abajo los docentes continúan la pelea ante la provocación del gobernador Scioli que ofreció 18,6% escalonado. Este miércoles 13/3 se realizó un paro general de los más de 550 mil estatales bonaerenses. En Neuquén sigue firme la lucha docente por el salario y frente al ataque del gobernador Sapag contra el derecho a huelga. La dirección nacional de CTERA hizo un paro por el vergonzoso cierre unilateral de la paritaria por parte de “su” gobierno, pero luego dejó libradas a su suerte las luchas por provincia. Si esta batalla de los y las trabajadoras de la educación no se transformó todavía en un conflicto testigo es porque la dirigen Yasky y Baradel, aliados del gobierno nacional (páginas 3 y 4).

Finalmente Moyano y Micheli concretaron la convocatoria a una marcha para este jueves 14. La movilización levanta el reclamo contra el impuesto al salario, por las asignaciones familiares y contra el techo a las paritarias, y también incorporaron la lucha contra el espionaje del “Proyecto X”, que impulsamos desde la izquierda. Sin embargo, la misma convocatoria concretada dos días antes por TV, decidida entre cuatro paredes y sin ninguna preparación ni consulta a las bases, demuestra que no tienen la más mínima intención de llevar adelante una lucha seria para derrotar los techos salariales. Sus esfuerzos están puestos en apoyar a la oposición patronal. Esta vez los cotidianos halagos de Moyano a los políticos patronales fueron para el derechista De la Sota. Mientras que Micheli sigue apuntalando a Binner. Dicho sea de paso, el llamado “Proyecto X” está denunciado hace más de un año y ningún diputado ni de la oposición burguesa tradicional ni de la centroizquierda lo tomó.

Micheli amenazó con un posible paro nacional recién para abril, cuando es más necesario que nunca ahora, para apoyar a los docentes y estatales bonaerenses y de Neuquén. Para romper verdaderamente el “cepo” al salario e imponer un piso único para todos los trabajadores que no puede ser menor al 30-35%, para definir un plan de lucha votado en asambleas de base de fábricas y establecimientos. 24 de Marzo: contra el espionaje y las persecuciones

La clase trabajadora y la izquierda clasista estuvieron en la avanzada de la lucha contra la dictadura bendecida por la cúpula de la Iglesia católica. El mayor porcentaje de desaparecidos los puso la clase obrera. Ya en democracia también fue la larga lucha de la izquierda y los organismos de derechos humanos la que puso en la agenda el castigo a los genocidas.

La continuidad de esas peleas pasa hoy por enfrentar a esta “democracia para ricos”, donde continúa la persecución y el espionaje a los luchadores obreros y populares, donde una casta de políticos enriquecidos gobierna para los mismos empresarios que organizaron el golpe. Donde la Iglesia cómplice sigue beneficiándose de los aportes del Estado y donde incluso se asesinan militantes como Mariano Ferreyra y continúan impunes la desaparición de Jorge Julio López y de Luciano Arruga a manos de la Policía Bonaerense.

Convocamos a marchar este 24 de Marzo a Plaza de Mayo y en todo el país, por el castigo a los genocidas y sus cómplices civiles, eclesiásticos y empresariales; pero también por terminar con el espionaje y las persecuciones de hoy. Para terminar con esa casta de políticos enriquecidos, sirvientes de los patrones, para que todo funcionario o diputado gane lo mismo que una maestra.

Convocamos a movilizarnos junto al PTS en el Frente de Izquierda, donde se encolumnarán los principales referentes obreros que son perseguidos, los luchadores de los DD.HH., la juventud trabajadora y del movimiento estudiantil combativo y pro-obrero.

¿Por qué, ahora, un Papa Suramericano?
Francis-I
Ollantay Itzamná
Hace 17 siglos atrás (S. IV), el mundo de entonces padecía las consecuencias de la imparable crisis del sistema-mundo-romano. Para entonces, también, el perseguido movimiento religioso de los nazarenos (cristianos) ya había logrado constituirse en una imparable fraternidad sin fronteras dentro de la misma globalización romana en crisis.Ante la desesperante licuefacción del sistema-mundo-romano, el Emperador Constantino se hizo “cristiano” (se bautizó en el año 315) con la finalidad de salvar su Imperio utilizando la fuerza moral y religiosa del cristianismo como el arma más eficiente de dominación y cohesión política. Finalmente, será el Emperador Teodosio (380) quien declarará el cristianismo como la religión oficial del Imperio para aprovechar el dinamismo aglutinador de este movimiento y darle vida al Imperio por 10 siglos más.Así fue como se imperializó el cristianismo (aunque el Imperio jamás se cristianizó), perdiendo toda su mística y espiritualidad profética-liberadora. Desde entonces, el matrimonio entre el papado y los diferentes imperios de turno jamás se rompió. Más por el contrario, aquella alianza se fortaleció y se fortalece ya por más de XV siglos, algunas veces con actos más evidentes que otros.En el presente siglo, el sistema-mundo-occidental, vive una de sus peores crisis de su historia, no sólo financiera, política o energética, sino una crisis integral de sentido. Y, ante la irracional insistencia de las corporaciones de salvar su sistema, sacrificando a la Madre Tierra, los pueblos empobrecidos del Sur nos insubordinamos ante Imperio de la muerte con una propuesta en construcción de una civilización de la Vida. Y, es entonces, cuando nuevamente el Imperio de la muerte echa mano del “cristianismo”, esta vez ya no bautizando a su Emperador, sino sentándolo en la silla de Pedro a un Cardenal del Sur empobrecido. ¿Cuál es la finalidad de este ajedrez religioso político del Imperio, con un argentino en la silla papal?

Y es más, el nuevo Papa lleva nada menos que el nombre de Francisco I, en referencia al mendigo cristiano, Francisco de Asís (vilipendiado por el poder religioso-político de su tiempo), quien en el siglo XIII intentó divorciar (liberar) a la jerarquía católica del Imperio Romano, y refundar el movimiento cristiano.

Para no hacer mucho esfuerzo histórico, cuando el Imperio del capitalismo se veía desafiado por el socialismo en las últimas décadas del pasado siglo, las corporaciones financieras hicieron Papa a Karol Wojtila, nada menos que de origen polaco (país socialista). Y mientras, las y los cristianos católicos se regocijaban con el magisterio anticomunista de Juan Pablo II (quien silenció a muchos teólogos de la liberación), las corporaciones financieras (capitalistas) se repartieron el planeta entero, convirtiéndonos a las y los empobrecidos en cenizas del Imperio neoliberal.

En América Latina fue extirpado violentamente todo intento de emancipación de los pueblos, intimidándolos con el miedo al fantasma del comunismo ateo, con la abierta opción por los ricos de la gran mayoría de los jerarcas católicos. De las teologías de liberación sólo quedan recuerdos. Pero la vocación libertaria y emancipatoria del espíritu del Sur “cristiano” continúa desafiante.

Por eso, ahora, nuevamente recurren al instrumento religioso para inmovilizarnos y lesionar nuestros procesos de cambios emancipatorios. Pero, ya no estamos dispuestos a ser colonos de nadie. Ya somos mayores de edad. Si nos siguen predicando la obediencia cadavérica como la máxima virtud cristiana, en nombre del Dios insensible, y tratándonos como a ovejas del “Señor” (patrón), no tendremos otro camino que desbautizarnos para liberarnos del yugo del Imperio de la muerte. Ya aprendimos que el método del bautismo sólo sirvió y sirve para enriquecer a unos pocos y empobrecernos a las grandes mayorías. Y todo, en nombre de Dios.

CHILE: Colonia del Neoliberalismo  ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s