“Las causas profundas de la tragedia de Valparaíso”

 

Cinco empresarios lograrán sacar jugosas ganancias con el mega incendio de Valparaíso, esto si el Gobierno acepta comprar los terrenos quemados para poder realizar obras de reconstrucción en los cerros que fueron arrasados el fin de semana pasado. De acuerdo a la Municipalidad de Valparaíso, los paños en cuestión corresponden a una parte de los fundos de propiedad de Ursula Riegel, Mauricio Andreani, Roberto Galletti, Pablo Rivera (en cuyo fundo «Los Perales» habría comenzado el fuego) y Rommel Schmidt, todos vinculados al negocio forestal/hotelero. Los terrenos están ubicados en las partes más altas de los cerros -algunos junto al Camino La Pólvora-, en el límite de la zona urbana de la comuna, bajo las cuales se construyeron las cientos de viviendas precarias que fueron destruidas por el fuego. Curiosamente, en el año 2012, en pleno Gobierno de Piñera, estos sitios se vieron beneficiados con los cambios introducidos al Plan Regulador Metropolitano de Valparaíso (Premval), aprobados por el gobierno regional porteño.”En el antiguo plano se estableció que esos paños eran zonas de forestación. Ahora con los cambios ese lugar pasó a ser zona de extensión urbana, es decir, susceptible para que se establezcan proyectos inmobiliarios“, señaló el jefe del Departamento de Asesoría Urbana de la municipalidad, Miguel Dueñas.

Cinco empresarios lograrán sacar jugosas ganancias con el mega incendio de Valparaíso, esto si el Gobierno acepta comprar los terrenos quemados para poder realizar obras de reconstrucción en los cerros que fueron arrasados el fin de semana pasado.
De acuerdo a la Municipalidad de Valparaíso, los paños en cuestión corresponden a una parte de los fundos de propiedad de Ursula Riegel, Mauricio Andreani, Roberto Galletti, Pablo Rivera (en cuyo fundo «Los Perales» habría comenzado el fuego) y Rommel Schmidt, todos vinculados al negocio forestal/hotelero. Los terrenos están ubicados en las partes más altas de los cerros -algunos junto al Camino La Pólvora-, en el límite de la zona urbana de la comuna, bajo las cuales se construyeron las cientos de viviendas precarias que fueron destruidas por el fuego.
Curiosamente, en el año 2012, en pleno Gobierno de Piñera, estos sitios se vieron beneficiados con los cambios introducidos al Plan Regulador Metropolitano de Valparaíso (Premval), aprobados por el gobierno regional porteño.”En el antiguo plano se estableció que esos paños eran zonas de forestación. Ahora con los cambios ese lugar pasó a ser zona de extensión urbana, es decir, susceptible para que se establezcan proyectos inmobiliarios“, señaló el jefe del Departamento de Asesoría Urbana de la municipalidad, Miguel Dueñas.

Por Sergio Grez Toso

El incendio que ha afectado a Valparaíso y, sobre todo, sus terribles consecuencias para la población más desvalida de sus cerros, tiene como causas estructurales la pobreza, la gigantesca desigualdad social imperante en Chile, el capitalismo dependiente, el modelo neoliberal y el desinterés real de quienes han gobernado el país durante las últimas cuatro décadas por disminuir la desigualdad social y tomar medidas eficaces que reviertan la profunda decadencia en que se encuentra el otrora principal puerto del país. Lo anterior, no es ni más ni menos que el producto de la instauración del actual modelo económico.

Valparaíso, que siempre ha abrigado una población mayoritariamente pobre, ha visto acentuarse su pobreza en las últimas décadas. Como consecuencia de ello, han proliferado las construcciones precarias, de material ligero, incluso de deshechos, levantadas en lugares no aptos para el hábitat humano (las laderas de ciertas quebradas), donde no llegan servicios básicos (agua, electricidad, alcantarillado, remoción de basuras, alumbrado público, calles y escaleras) en la forma adecuada, sino precariamente y lo que es peor aún, a menudo de manera “salvaje”, solo por iniciativa de los propios pobladores y, por ende, con medios materiales inadecuados. Esto redunda en hacinamiento humano, habitaciones insalubres amén de precarias, además de acumulación de grandes cantidades de basura en las quebradas, lo que en caso de incendio, se convierte en combustible que acrecienta el área y las consecuencias del siniestro.

La culpa principal de situaciones como esta, recae en el Estado y en el municipio. En el Estado, en tanto no ha atendido con grandes obras de infraestructura las necesidades más urgentes de Valparaíso, y no ha establecido un plan maestro destinado a salvar la ciudad de su, hasta ahora, imparable decadencia. Asimismo, es responsabilidad del Estado y de la casta política que lo administra, la nula adopción de medidas eficaces tendientes a revertir el monstruoso proceso de centralización en torno a la capital, en desmedro de las regiones y de ciudades como Valparaíso. Igualmente, han faltado gravemente a sus deberes los distintos gobiernos municipales (tanto de la Alianza o coalición de la derecha clásica, como de la Concertación), que se han sucedido a la cabeza del gobierno municipal de esta ciudad durante los últimos veinticuatro años, por no haber administrado de manera eficiente y proba los recursos disponibles, y por no haber implementado plan alguno destinado a solucionar de raíz los males de su ciudad. Cabe señalar, por ejemplo, que la ciudadanía se pregunta, qué se hizo con los recursos aportados por la UNESCO a partir de la declaratoria de una parte importante de esa urbe como “Patrimonio de la Humanidad”, ya que además de la pintura de algunas fachadas y la restauración de un número limitado de obras arquitectónicas, no se nota un efecto claro de la llegada de esos recursos. La degradación de la ciudad ha continuado, sucediéndose incendios, explosiones de gas, derrumbes e inundaciones que cobran vidas humanas, destruyen edificios públicos, casas y barrios enteros. La basura, suciedad y malos olores se acumulan en calles y quebradas, haciendo más precaria y desagradable la vida de sus habitantes, además de afear una ciudad que, por su entorno natural, debería ser una de las más bellas de Chile.

En este contexto, la intervención de bomberos ha tenido ribetes heroicos. Como es 1703682sabido, en Chile este cuerpo está compuesto únicamente por voluntarios no remunerados (lo que es un orgullo nacional) y, aunque el Estado y las municipalidades les entregan algunos recursos, estos son absolutamente insuficientes para hacer frente a todas las necesidades de un país que, por su alta concentración urbana, sus desigualdades sociales, la condición de pobreza de una parte muy importante de su población, su clima y geografía, presenta en algunos lugares, condiciones particularmente favorables para la propagación de incendios. Los bomberos deben realizar frecuentes colectas públicas para remediar, parcialmente, sus carencias. Similares faltas de recursos sufren las brigadas que combaten incendios forestales. Motivos suficientes para afirmar que la máxima responsabilidad de la falta de medios que permitan luchar más rápida y eficientemente contra estos siniestros que, invariablemente, afectan casi exclusivamente a los sectores más pobres y desprotegidos de la población, recae sobre las autoridades estatales y municipales.

Sintetizando lo anteriormente dicho, podemos afirmar que la desgracia de Valparaíso no es producto de una fatalidad histórica ni geográfica, sino el resultado de una estructura social profundamente polarizada, de una odiosa distribución de la riqueza y de la abulia e inepcia de la casta política cuyo norte no es el servicio público, como afirma de manera majadera en sus discursos, más bien, el usufructo personal y colectivo de los beneficios derivados de su rol de administradora del modelo de economía y sociedad instalado por la dictadura.

Bono de Bachelet para damnificados en Valparaíso beneficia a Ripley, Falabella y París

Por Verdad Ahora

El subsecretario de Servicios Sociales del Ministerio de Desarrollo Social, Juan Eduardo Faúndez, informó que el bono de ropa de $200 mil pesos para los damnificados del megaincendio de Valparaíso sólo podrá ser consumido en las tiendas de Ripley, Falabella y París.

“Esta es una gift card, pero no me gusta llamarle gift card”, comentó Faúndez a Radio Digital FM. El funcionario explicó que la tarjeta ha sido fidelizada con el RUT de la persona que inscribió la ficha familiar de damnificados, para tener la certeza concreta de que sólo el portador pueda utilizarla.

El sistema de emergencia obliga a las 2.900 familias damnificadas a gastar fondos del Estado en las grandes tiendas del retail, sin tener la posibilidad de comprar ropa en lugares más baratos. La medida fue inmediatamente criticada en las redes sociales.

“Los bonos Valpo en beneficio a la gente o a las empresas del retail? Que ni en la tragedia pierdan la oportunidad de negociar con la gente (sic)”, comentó la ex candidata presidencial Roxana Miranda a través de Twitter.

El holding Cencosud del empresario Horst Paulmann, que maneja la tienda París, ya había sido cuestionado por ofrecer facilidades para comprar con la Tarjeta Cencosud, además de un “avance en efectivo de 100 mil pesos en quince cuotas sin interés” para adquirir productos en Jumbo, Santa Isabel, Easy y Johnson.

La oferta incluía la postergación de 60 días para el pago de la cuota de Crédito de Consumo Banco París.

“Esto parece más una acción publicitaria que de beneficencia, porque una empresa de la magnitud de Cencosud ofrece hasta quince cuotas sin interés es claramente para que la gente pueda comprar. Lo que uno espera es que haya otro tipo de actitud, que ayuden entregando víveres, medicinas, dinero”, manifestó al respecto Stefan Larenas, presidente de la Organización de Consumidores y Usuarios de Chile.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Noticias y Analisis Sobre Chile. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s