La corrupción criminal en Chile tiene carácter reiterativo. Los altos mandos de las fuerzas armadas son desenfadados al hacerlo

Investigan a mayor (r) del Ejército de Chile por estafa cercana a los $6 mil millones

Investigan a mayor (r) del Ejército de Chile por estafa cercana a los $6 mil millones

“A río revuelto, ganancia de Pecadores”

Dr. Jose Venturalli

Pareciera que las Fuerzas Armadas de Chile están plagadas por la desfachatez y, cuando se les sigue la pista, son más tendientes a la arrogancia y, con la ceguera selectiva oficial que los privilegia, a la corrupción directa. (Bueno, el título de esta nota, -que no se refiere a pescadores-, se aplica muy bien a los altos mandos). La Presidenta Bachelet, que inició el cargo de Jefe del Comando Conjunto y nombró a Le Dantec, parece tener el privilegio de meter la pata o de ser “ciega selectiva”… (y muda), todas formas de manipulación política.

Estos generales que aparecen en la foto con ella no tienen la menor vergüenza… Sus medallas, hoy, no buscan esconder su carácter de criminales de lesa humanidad: ¡ellos mismo se proclaman tener esa “virtud”! FOTO (de El Mostrador).

No es que nos tengamos que ensañar con los militares -aunque ellos sí se ensañaron con el pueblo y siguen privilegiados- pero pongamos las cosas en su lugar.

El que se haya hecho una terapia de amnesia total sobre los crímenes de las FFAA’s (las más exitosas, las de la Armada) no quiere decir que los chilenos se traguen las mentiras todas… La Armada tiene en estos días a muchos de sus miembros, incluidos dos Vice-Almirantes entre quienes participaron en la detención clandestina, tortura y desaparición del Sacerdote inglés Michael Woodward. ( un artículo de tantos y que los gobiernos y la Armada han ignorado en colusión con el crimen: http://www.puntofinal.cl/792/woodward792.php

La Presidenta Bachelet creó el cargo de Jefe del Comando Conjunto (como si fuera necesario más de los mismo…) y su primer designó fue el General Cristián Le Dantec. Erró en dos rubros mayores: La gente de Paine lo recordaba: estuvo al mando del grupo de oficiales del Ejército de San Bernardo en los primeros meses de la dictadura y se distinguió por ejecutar a campesinos que pasaron a ser, en proporción a la población de Paine, el crimen mayor de Chile. La presidenta no quiso escuchar. “La Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos (AFDD) cuestionó el nombramiento del general Cristián Le Dantec como Jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas, por su supuesta implicación en la desaparición de 22 campesinos de Paine en 1973. La AFDD sostuvo en una declaración pública que Le Dantec es uno de cuatro generales del Ejército que figuran como imputados por el asesinato de 22 campesinos de la localidad de Paine, cometido por militares en octubre de 1973”. (http://www.g80.cl/noticias/columna_completa.php?varid=18521 )

Pero Le Dantec, en su cargo de Jefe del Comando Conjunto también metió la mano en el dulce: con dinero del Estado (era también el responsable del presupuesto de ejército (!) se compró una caso sobre un millón de dólares… El ex-Presidente Piñera, curiosamente, ya que ha sido tan benévolo consigo mismo, lo sacó de las fuerzas armadas.

Zoom

Las dos medallas de los crímenes son parte de la masa de condecoraciones que los almirantes y generales gustan tener y pretenderse superiores

El Almirante Larrañaga, el flamante Ministro

Jorge Burgos en el cargo más alto de gobierno,
junto a la Presidenta. Burgos fue uno de
los más altos colaboradores con el Empresario
de triste reputación, Enrique Correa.

El Mostrador, hace unos días denuncia a quienes, en sus altos cargos de las fuerzas armadas ya no solo no esconden su pasado sino que se lo ponen, con medallas, en su solapas… El Almirante Enrique Larrañaga, Jefe de la Armada luce dos medallas alusivas al 11 de septiembre de 1973 en su foto de presentación correspondiente a la página oficial de la institución. Se trata de las distinciones “11.septiembre.73” y “Misión Cumplida”. No es el único. El jefe del Estado Mayor Conjunto también las tiene. Las medallas fueron establecidas para sos asociados en el mayor crimen de lesa humanidad en Chile. Y con asociados solapados de Pinochet, no hay que asombrarse.

Generales y otros altos mandos, de diversos nombres -Juan Emilio Cheyre, Fuente Alba, Mattthei, Cristián Labbé, Mendoza, Merino, Leigh- han seguido impunes y muchos con altos y fortunas. Cheyre, ese solapado teniente en la Srerena que cumpliera órdenes de la Caravana de la Muerte, incluso, llegó hasta el tribunal electoral, como lo hizo el entonces Teniente de La Serena. Me refiero al General Cheyre que se pretendió “héroe porque hizo desaparecer al hijo de una pareja chileno-argentina que sí fue asesinada” cuando este general era el segundo a bordo del Regimiento Arica) Cheyre fue desenmascarado en un programa de TV por el mismo hijo de dicha pareja hace un par de años. Pretendía “haberlo salvado entregándolo a un Convento”. Y nunca hizo nada por contactar la familia o denunciar el crimen de los padres.

Almirante-con-Bachelet

El Almirante Larrañaga, el flamante Ministro Jorge Burgos en el cargo más alto de gobierno, junto a la Presidenta. Burgos fue uno de los más altos colaboradores con el Empresario de triste reputación, Enrique Correa.

El ex comandante del ejército chileno
Juan Emilio Chayre, acusado de represor.
Pagina12 (misma referencia )
El caso del General Juan Emilio Cheyre (¡al que se le entregó la jefatura, nada menos, que del Sistema Electoral!) fue visto en la TV en Chile. Pagina 12, de Buenos Aires comentó el 22 de Agosto de 2013:

“Estoy aquí por dos personas, Bernardo y María, mi padre y mi madre: por su memoria y la justicia, que todavía no la hay”, dijo la noche del martes Ernesto Lejderman, hijo de una pareja asesinada por militares chilenos en diciembre de 1973. La estremecedora frase fue más potente aún pues la expresó frente al ex comandante en jefe del ejército Juan Emilio Cheyre, quien en esa fecha ocupaba el cargo de teniente en el Regimiento Arica de La Serena y que además era el brazo derecho del coronel (R) Ariosto Lapostol. Cuarenta años atrás, cuando Lejderman tenía dos años, Cheyre lo entregó a un convento de monjas en la ciudad de La Serena, luego de que una patrulla de uniformados asesinara a sus padres en el interior del valle del Elqui cuando intentaban cruzar la frontera. Lejderman, cuyo padre era argentino, reside hoy en este país. Ha sostenido que Cheyre cumplió la orden de llevarlo al convento y “la patrulla militar cumplió la orden de matar a mis padres”. El martes, rememoró –en un programa de televisión– detalles de la muerte de sus progenitores y lo poco que se ha hecho para llegar a la verdad. “¿Por qué ha habido tantos años de silencio?” “No sólo yo, sino que la sociedad chilena está pidiendo una respuesta”, dijo (http://www.pagina12.com.ar/diario/elmundo/4-227302-2013-08-22.html )

En este segundo gobierno de Bachelet hemos visto que el General en Jefe de la Fuerza Aérea, el Sr. Jorge Robles Mella, se permitió indicar que en Chile “los Derechos Humanos están cerrados y zanjados” el mismo día que fuera ungido por la Presidenta Bachelet (en presencia de ella y cuyo padre, General de Aviación fuera torturado y asesinado por simplemente actuar democráticamente durante el gobierno legítimo de Allende: el crimen ocurrió en la Escuela de Aviación) Sigue todo impune. Los violadores de los derechos humanos se han puesto cada vez más desvergonzados. Es como con los políticos elegidos a la mala (en todos los sectores políticos que existen en el parlamento, Ministerios y altos cargos y pagados por las grandes fortunas para facilitarles el saqueo del país) http://derechoshumanosyjusticiaparatodos.blogspot.ca/2015/01/falta-mucho-demasiado-todavia-para-que.html

POST-SCRIPTUM (cinco horas después de haberlo escrito)

HOY he leído en el Diario Electrónico de radio Universidad de Chile un artículo que refleja la realidad espeluznante de la corrupción por parte de los servicios del Ejeercito. En este caso son los servicios de BIENESTAR. Las granjerías que se auto otorgan son enormes y, como siempre, las actitudes son abusivas para el personal civil y, especialmente, si se trata de mujeres. El problema con los generales, parece ser que el fraude, allí, es general. Ver http://radio.uchile.cl/2015/05/18/fraude-en-el-ejercito-la-cofradia-de-oficiales-en-el-comando-de-bienestar

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s