Por qué el fascista Urrutia pasaba piola en la Cámara de Diputados.

images-1

Los patriotas del diputado Urrutia

Alejandro Lavquén

El diputado de la UDI, Ignacio Urrutia, un bravucón con fuero parlamentario, ha manifestado, con ocasión de la aprobación de un bono de carácter reparatorio para las víctimas de prisión política y tortura, que “los verdaderos patriotas están [presos] en Punta Peuco”. Es decir: Para el diputado Urrutia son verdaderos patriotas aquellos criminales que cumplen condena por delitos de lesa humanidad. Opinión que también han manifestado su par Jorge Ulloa y una cáfila de cómplices civiles de la tiranía militar. Para ellos, patriotismo es haber adiestrado perros para violar seres humanos, haber torturado personas indefensas y desarmadas, haber asesinado y hecho desaparecer compatriotas. Uno de sus mayores ejemplos de patriotismo es el bombardeo a La Moneda el 11 de septiembre de 1973, cuando cientos de soldados armados con aviones, tanques y artillería pesada “combatieron” contra Salvador Allende y algunos miembros de su guardia. El presidente sólo estaba armado de un fusil.
En cualquier país del mundo que se considere democrático no se permitiría hacer alarde de la delincuencia y acciones genocidas, pretendiendo otorgarle categoría de héroes a criminales procesados y condenados por dichos hechos. Menos que lo hagan autoridades de un poder del Estado. En el mismo tema, el comandante en jefe del ejército, general Humberto Oviedo, semanas antes, declaró ante la comisión de defensa de la cámara de diputados, en un lenguaje lleno de subterfugios –y con arrogancia implícita incluida- que dejaran de presionar al ejército pues ellos sabían lo que tenían que hacer. Discurso que, en el fondo, buscaba justificar la exhibición de fotos de violadores de los derechos humanos en dependencias del ejército, como es el caso del ex director de la DINA, recientemente fallecido, general (r) Manuel Contreras, que purgaba condenas por más de quinientos años. La derecha pinochetista, representada por la UDI y personajes como el diputado Urrutia, junto a la alta oficialidad de las fuerzas armadas, no cejan en su discurso histórico distorsionado y lleno de impunidad, siendo su principal medio de comunicación el diario El Mercurio y su cadena.

imagesPero: ¿Por qué sucede esto en Chile? ¿Por qué en nuestro país se da de manera tan concreta el adagio popular: “El ladrón detrás del juez”? ¿Por qué no existe una condena del 100 % de la ciudadanía contra tales farsas? Las respuestas podrían ser muchas, manipulación de la opinión pública, manipulación de la historia, infiltración del imaginario cultural de los chilenos, el patrioterismo inoculado por décadas en la conciencia social, etcétera, pero existe una razón que está por sobre todas: La traición de la Concertación al programa de gobierno con que fue electo Patricio Aylwin, manifestada en el contubernio, a cambio de prebendas económicas, de los principales dirigentes de los partidos de la Concertación, con la derecha pinochetista y económica. Las pruebas sobran. Las causas judiciales también. En todo caso, hay algo que está claro, los patriotas del diputado Urrutia no podrían golpear hoy al pueblo como lo hicieron en 1973, pues la resistencia sería distinta. Nadie se entregaría sin defender su libertad contra las hordas militares con toda la fuerza de un pueblo dispuesto a vivir decentemente. Eso el diputado Urrutia y sus acólitos deberían tenerlo presente. La guitarra hoy la tocarían miles de miles en todas las calles del país.

Diputado Urrutia se refiere a sus declaraciones, entregadas en la comisión de defensa

El diputado UDI, Ignacio Urrutia, fue amonestado por la Comisión de Ética de la Cámara Baja tras los dicho homofóbicos que expresó en una sesión donde se discutían las políticas antidiscriminación al interior de las Fuerzas Armadas (FFAA). En dicha ocasión, Urrutia señaló que, “el mismo día que nos llenemos de homosexuales en las FF.AA seremos invadidos por cualquier país”. En entrevista con 24 horas, el presidente de la Comisión de Ética de la Cámara, Patricio Vallespín, aseguró que esta medida contra el UDI “va a servir para este y otros casos para que todos los diputados tengan resguardos y recuerden que el Código de Ética establece que deben tratar con respeto a todos los ciudadanos”. En tanto, tras la amonestación el presidente del Movilh, Rolando Jiménez, señaló que, “esto hace justicia frente el odio promovido por Urrutia hacia quienes son diferentes”.

Socio de Colonia Dignidad y Estafador.

Uno de los interrogantes del momento es por qué era tan desconocido hasta que cobró sus cinco minutos de dudosa fama, al calificar de cobarde al Presidente más valiente que ha tenido Chile. La respuesta no tardó en llegar a través de las ubicuas e insondables redes sociales. Resulta que el diputado de la UDI por el 40º Distrito, no sólo es el socio Nº 279 de la sucesora de Colonia Dignidad, sino que antes de que adquiriera fuero parlamentario fue sometido a proceso por los delitos de estafa y apropiación indebida, cuando todavía sólo era patrón de fundo. Por eso que le interesaba pasar lo más piola posible, hasta que lo traiciónó su alma fascista, y no pudo contenerse ante un homenaje a Salvador Allende. Aquí está la historia.

Diputado UDI Ignacio Urrutia, socio de sucesora de Colonia Dignidad.

El diputado Urrutia es el socio Nº 279 de la organización Perquilauquén y comparte la lista con alemanes condenados y procesados por crímenes. El UDI Jorge Ulloa, aparece apoyando a Dignidad en una publicación de los seguidores de Schäfer. El diputado UDI Ignacio Urrutia Bonilla, es el socio Nº 279 de la Organización Comunitaria de Desarrollo Social Perquilauquén. Este es el organismo que reemplazó a la Sociedad Benefactora y Educacional Dignidad, después de que en el gobierno de Aylwin se canceló supersonalidad jurídica por haber cometido diversos ilícitos. El parlamentario Urrutia convive al interior de la organización comunitaria de pantalla Perquilauquén con miembros de la secta alemana condenados y procesados por distintos crímenes y delitos, de acuerdo a las categorías delCódigo Penal.Por ello, el senador Jaime Naranjo (PS), pedirá al ministerio del Interior que la personalidad jurídica de esta asociación de la cual el diputado Urrutia es socio, sea caducada. En el fondo, los llamados socios de esta “organización comunitaria”, son exactamente los mismos integrantes del clan Colonia Dignidad.

Naranjo denunció ayer la pertenencia de Urrutia a esta larga lista de “socios”, en total 287 de acuerdo al registro en manos de la La Nación desde hace algún tiempo.Otro colaborar de los “tíos” del río Perquilauquén, que corre torrentoso por el predio de Dignidad, 40 kilómetros al este de Parral, es el diputado UDI Jorge Ulloa. Ambos, Urrutia y Ulloa, aparecen, foto incluida, en uno de los números de una publicación del clan llamada “Villa Baviera, la verdadera historia”, que La Nación mantiene en su archivo.En esa publicación Urrutia defiende la mantención del hospital ubicado al interior del fundo, el que ha estado siempre rodeado de misterio, engaños, experimentos del “doctor Hopp”, y raptos de niños a campesinos de la zona y su posterior adopción por colonos alemanes. Ulloa aparece en un recuadro de la publicación, con la cordillera de fondo, en que se lee “Jorge Ulloa, en la defensa de los derechos humanos de loscolonos de Villa Baviera”.

Acompañando ayer al senador Naranjo, el fugado de Dignidad, Efraín Vedder Venhoff, uno de los niños chilenos raptados a sus padres cuyo nombre original es José Efraín Morales Norambuena, dijo que a Colonia Dignidad, efectivamente, llegaban Urrutia y otros parlamentarios UDI como Víctor Pérez y Hernán Larraín. Según la experiencia de Vedder-Morales en sus años en Colonia Dignidad, estos parlamentarios”ayudaron mucho a todas las actividades de la Colonia y algunos eran muy cercanos a Paul Schäfer”, dijo a La Nación.

Compañía de Urrutia

Entre los personajes que forman parte de la directiva y lista de “socios” de la organización Perquilauquén, condenados y procesados por crímenes y simples delitos relacionados con la complicidad y encubrimiento de abusos de menores y la autoría de crímenes de lesahumanidad, se encuentran: Gerd Seewald Lefevre, con el cargo de vicepresidente; Kurt Schnellenkamp Nelaimischkies, al que el ministro Jorge Zepeda hasta ahora ha evitado procesar porque estaría “colaborando”; y Gunther Schaffrick Bruckmann.

También figuran el guardaespalda de Schäfer, Gerhard Mücke Koschitzke (alias el “tío Mau”), y Karl Johann van der Berg Schürmann, procesados como autores del delito de secuestro y desaparición de los militantes del Mapu Juan Maino, Elizabeth Rekas y Antonio Elizondo.Como encubridor de estos delitos fue procesado el doctor Hartmut Hopp Miottel, quien no figura en la lista de socios de Perquilauquén, a pesar de seguir siendo el segundo a cargo de la secta alemana después de Paul Schäfer, hoy procesado y detenido en la ex Penitenciaría deSantiago.Junto a estos, también forman parte de la misma “organización comunitaria” otros 10 alemanes condenados o procesados por los delitos antes referidos. Integran igualmente la lista de socios, los cinco acompañantes de Schäfer en Argentina al momento de su detención en Buenos Aires.

El senador Jaime Naranjo destacó que “senadores y diputados de la UDI y RN, apoyaron y asesoraron la constitución” de la Organización Comunitaria de Desarrollo Social Perquilauquén, creada el 3 de febrero de 1995 en la ciudad de Parral.Este organismo se rige por la Ley 18.893 de 1989 sobre organizaciones comunitarias territoriales y funcionales, que en su artículo 43, letra b),contempla como causal de disolución y extinción de la personalidad jurídica, el que sus socios incurran “en actuaciones contrarias a las leyes, al orden público o las buenas costumbres”. Entre los estatutos de Perquilauquén, se contempla precisamente esta norma de la ley como una de las causales de “disolución” y caducidad de la personería legal.

(Fuente: La Nación, Miércoles 6 de julio de 2005)

Solicitan desafuero para el Diputado Ignacio Urrutia

3El Tribunal del Crimen de Parral está solicitando el desafuero del diputado por el Distrito 40, Ignacio Urrutia, por los delitos de estafa y apropiación indebida, y que tiene relación con hechos que habrían sido ocasionados entre 1997, 1998 y 1999, por un monto de $156 millones 516 mil 039.

En relación a estos posibles delitos, uno de los abogados querellantes, Michel Galasso, dio a conocer los siguientes antecedentes: “éste es un juicio que se inició en octubre del 2004 por una querella presentada en virtud a algunos hechos que a juicio de los querellantes revestían el carácter de delito, en este caso de estafa y apropiación indebida por un monto cercano a los 157 millones de pesos, recalcando que en esa oportunidad la Corte de Apelaciones de Talca en el momento que se ordenó que se investigara y que si se reunían los antecedentes necesarios para configurar el desafuero, el Juzgado del Crimen de Parral debía en ese momento elevar los autos a la Corte de Apelaciones para conocer el desafuero, siendo enviados en noviembre del 2008, después de 4 años de investigación el Juzgado del Crimen de Parral, encontró que habían méritos y solicitó el desafuero del diputado al pleno de la Corte de Talca”.

Se trata de la Sociedad Feria Regional de Centro Ltda., donde el diputado, que en ese momento no era parlamentario, tenía solamente el 10% de participación y administró la sociedad en perjuicio de la misma y la perjudicó patrimonialmente, formando en forma paralela una sociedad con la cual realizó negociaciones compatibles en perjuicio de la Feria Regional del Centro y en beneficio de su propia empresa en la que tenía participación su hermano Fernando Urrutia Bonilla.

De este problema se inició un juicio arbitral el año 1999 y 2000 en Santiago, donde se procedió entre otras cosas a liquidar la Feria Regional del Centro Ltda., y el juez ordenó un peritaje a contadores auditores de Santiago, la cual se mantuvo por dos años realizando las labores encomendadas y de ese peritaje contable y de revisión de todos los controles internos de la Feria, aparecen los hechos que están en la querella.Si el desafuero es aprobado por la Corte de Apelaciones de Talca, las partes tienen derecho a apelar a la Corte Suprema, y si esta instancia judicial confirma el desafuero, el parlamentario queda suspendido de su cargo, mientras dure el procedimiento.Tal resolución será dictaminada por la Corte de Apelaciones de Talca el 15 de diciembre del 2008.

(Fuente: Cauquenes.netviernes, 5 de diciembre de 2008).

CHILE: Colonia del Neoliberalismo ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s