Presidente del Partido Comunista reconoce haberse equivocado “Vamos a Evaluar si Fue Correcto Ingresar al Gobierno de la Nueva Mayoria”

scl201311201117spr60209sm

Los dirigentes comunistas han probado el sabor del poder dentro del Estado burgués neoliberal y les ha gustado, así de simple, incluso se sienten cómodos dentro de la farándula, es cosa de leer algunas páginas de LUN que circulan por Internet. El apoltronamiento y la farándula también son aspiraciones legítimas dentro del libre albedrío, particular o colectivo, pero sean transparentes, asúmanlas de una vez por todas y no se presenten ante la gente con discursos revolucionarios e iconoclastas. No ven que “para comer pescado hay que tener mucho cuidado”.

En la culminación de su XXV Congreso, el próximo fin de semana, el Partido Comunista hará el balance acerca de si fue correcto o no ingresar al Gobierno. De igual modo, discutirá si va participar de un nuevo gobierno con este mismo acuerdo político-electoral. Así lo informó su presidente, diputado Guillermo Teillier.


En relación al Partido Comunista, nadie duda que su rol objetivo (independiente de la conciencia de sus militantes de base) como parte de la Nueva Mayoría, consiste, por un lado, en generar límites y obstáculos a la movilización social, y por otro, ampliar el margen burocrático del aparato de Estado.

¿Pero de quiénes hablamos cuando hablamos de la izquierda chilena? No hablamos, por supuesto, ni del Partido Comunista ni de la Izquierda Ciudadana o del MAS, que hoy están abocados a fortalecer la gobernabilidad neoliberal y cuya identidad es socialdemócrata en una coalición liberal pro-imperialista. No hablamos del Partido Progresista ni del Humanista ni del Ecologista, puesto que, aunque plantean mayor distribución de la riqueza, derechos ciudadanos y protección del medioambiente, son referentes del liberalismo y del capitalismo “con rostro humano”, como si tal cosa fuese posible. Hablamos de las fuerzas, en primer lugar, antineoliberales, entendiendo el neoliberalismo no sólo como un modelo político y económico, sino también social y cultural. Es decir, de las fuerzas antineoliberales participa toda organización política o movimiento social que reivindique la superación del modelo extractivista, privatizador, trasnacional, clientelista, individualista, basado sólo en la democracia representativa; fuerzas que sean contrarías a la actual Constitución de la República, al Código del Trabajo, al Código de Aguas, y toda institución o estructura que promueva el continuismo neoliberal; fuerzas que estén a favor de la nacionalización del cobre, una nueva Ley de pesca, de forestales, nueva Ley de medios de comunicación; el reconocimiento de los pueblos-naciones indígenas; la descentralización y la autonomía territorial; que prioricen la cooperación latinoamericana por sobre los intereses del imperialismo; que en materia de derechos humanos estén dispuestas a develar todos los acuerdos y pactos entre la Dictadura y la Concertación; que consideren la educación, la salud, el transporte y la previsión social como derechos social públicos y gratuitos; que estén dispuestas a profundizar la democracia representativa con elementos de democracia directa, participativa; las fuerzas dispuestas a impulsar una economía autogestionaria y solidaria, el control público de los recursos naturales, la reindustrialización en materias estratégicas, el perfeccionamiento de los mecanismos de protección del medio ambiente, y la diversificación energética, etc. Hablamos también de las fuerzas anticapitalistas, es decir, de aquellas organizaciones dispuestas a subvertir el orden vigente y desarrollar un nuevo tipo de sociedad, a partir de la superación de la lógica de explotación de los seres humanos y la naturaleza; superación de la lógica del valor de cambio por la del valor de uso; superación de la lógica de igualdad de oportunidades por una verdadera igualdad de derechos, es decir, el paso de una igualdad formal a una igualdad real; la sociabilización de los medios de producción y de comunicación; el desarrollo del poder popular y la construcción de autonomías; la integración latinoamericana en base del comercio justo y la solidaridad; la promoción de que las tareas del Estado y del Mercado las vaya adoptando la Sociedad, en otras palabras, el paso de sociedades estadocéntricas o mercadocéntricas, a sociedades sociocéntricas, etc. Si las fuerzas antineoliberales se aislaran de las anticapitalistas, el proceso de cambio impulsado sería altamente limitado. Mientras que si las fuerzas anticapitalistas, no cuentan con las antineoliberales, ni siquiera existiría una construcción de alternativa transformadora, si no reproducción del actual aislamiento. 


 Guillermo Teillier, presidente del Partido Comunista: “En el Congreso del partido vamos a hacer un balance de si fue correcto o no ingresar al Gobierno”

Rienzi Franco

La semana que está culminando no fue fácil en el Congreso. El debate en tercer trámite de la reforma laboral fue tenso y dejó a algunos dirigentes insatisfechos por no lograr incorporar sus propuestas. En este grupo están los seis diputados comunistas, quienes formaron parte de los 36 parlamentarios que rechazaron las “adecuaciones necesarias” contenidas en el proyecto, pero que de todas maneras se aprobaron, por lo que ya son parte de la futura ley al no pasar a comisión mixta.

En ese contexto, el presidente del PC, Guillermo Teillier, aborda las expectativas del partido en lo que resta de debate y el desarrollo del XXV Congreso comunista que se hará el próximo fin de semana. Entre las expectativas está discutir sobre la pertinencia de haber ingresado a la Nueva Mayoría.

-Sobre el Congreso ya se conocen documentos de trabajo, que contienen frases como colocar fin al Estado subsidiario. ¿Qué le parece que senadores DC consideren sesgado ese material?

-Alegamos que el Estado no puede ser solo subsidiario, eso creo está en el programa de la Nueva Mayoría y no es solo un asunto nuestro. Cuando decimos que vamos a cambiar la Constitución uno de los puntos es que el Estado no sea solo subsidiario. No estamos proponiendo que se expropien las empresas, los comunistas no estamos proponiendo eso. Lo que proponemos es cautelar las riquezas naturales, pero sobre todo que el Estado pueda incentivar el desarrollo y lo puede hacer en asociación con la empresa privada. Eso lo tenemos muy claro. Entonces si el senador (Andrés) Zaldívar sale hablando contra eso no tiene idea. Pudo habernos preguntado a nosotros qué estamos pensando.

-El documento también hace mención a una agudización de la lucha de clases.

-La lucha de clases no la inventamos nosotros, existe. Si usted ve la confrontación todos los días acá en el Parlamento, en las negociaciones cada uno defiende sus intereses de clase. Nos podrían acusar de que queremos agudizar la lucha de clases, tampoco pretendemos agudizar la lucha de clases. Lo que sí es que existen los intereses de clase y cada clase trata de velar por sus intereses. Los trabajadores defienden sus derechos y los grandes empresarios también.

-¿Estos temas van a estar en el Congreso del PC?

-En el Congreso del partido vamos a hacer un balance de si fue correcto o no ingresar al Gobierno. Acuérdese que lo hicimos después de muchísimos años. Después, analizar si estamos conformes con los avances que se han producido al estar en el Gobierno. Evidentemente que tenemos un grado de satisfacción por las reformas que ya se han aprobado. Y lo tercero que tenemos que discutir es si vamos a proponernos participar de un nuevo gobierno con este mismo acuerdo político-electoral, como dicen algunos, o quedamos hasta aquí. Si acordamos participar de un próximo gobierno, tenemos que trabajar en ideas programáticas. Porque si vamos a estar en un nuevo gobierno debemos tener un nuevo programa. Pero todavía no podría adelantar qué elementos podría tener ese nuevo programa o cuáles van a ser sus ideas fuerza.

-¿En una nueva Constitución sería partidario de modificar el derecho de propiedad?

-No. A nosotros lo que nos preocupa es que Chile sea dependiente casi totalmente del cobre. Cómo diversificamos la economía, cómo damos valor agregado para lo que producimos. ¿Acaso no podemos tener una refinería de cobre de marca mundial en chile? Que sea del Estado con privados. ¿Qué vamos a hacer con el litio? ¿Lo vamos a dejar en manos de Soquimich con todas las barbaridades que se han conocido? ¿O vamos a crear una empresa que se preocupe del litio donde el Estado tenga un rol que jugar y también la empresa privada? No estamos descartando la empresa privada, pero el Estado debe jugar un papel.

Agenda laboral

-¿Fue una semana difícil por la tramitación de la reforma laboral?

-No. Es muy importante que se haya aprobado la reforma. Para nosotros es un gran avance. Creo que de un comienzo todos los actores sabíamos que tenía un marco, el que no se iba a sobrepasar. Y dentro de ese marco se dio una discusión que finalmente salió de la Cámara de Diputados y la parte que se fue a mixta por modificaciones. Para mí es positiva su aprobación.

-Le pregunto por las expectativas. Incluso hubo tres diputados comunistas que apoyaron la marcha de la CUT, formando parte de esta.

-El que algunos diputados hayan ido a la marcha; bueno, fueron muchos comunistas. Hay cientos de trabajadores que son comunistas y van a las marchas; no sé por qué se extrañan. También fueron PS, democratacristianos. Uno de los que más gritó acá en la tribuna es dirigente DC, entonces no sé por qué fijarse tanto en el PC. La marcha de la CUT además entiendo que era no solo por la laboral, sino por el conjunto de reformas pendientes.

-¿El gobierno cedió más a lo que pedía la DC por sobre el PC?

-Si usted escucha las intervenciones en la Sala, desde la derecha dicen que esta es un reforma comunista. Otras intervenciones decían que la DC se opuso al punto A o B. Ninguna de esas posiciones son las correctas. Todos hicimos un gran esfuerzo porque saliera la reforma, eso me consta. Desde que se inició la discusión, con los matices que tengamos, la Nueva Mayoría se la jugó porque saliera y salió y se cumple un compromiso. Ahora, ¿cumple todas nuestras expectativas? Eso es otro cuento. De un comienzo sabíamos que esta reforma laboral tenía sus limitaciones, no es la gran reforma al Código Laboral ni nada de eso. Son tres o cuatro puntos centrales que van a ser un instrumento para que los trabajadores puedan quedar en un mejor pie para la negociación colectiva.

-Se señala que el PC no fue solidario con el Gobierno al votar contra las adecuaciones necesarias.

-Esa es una intencionalidad de tratar de separar al PC de la Nueva Mayoría, porque saben que si sacan al PC se acaba la Nueva Mayoría. El comentario es interesado. Somos muy leales con la Presidenta y con el programa, pero tenemos derecho a tener nuestra posición y no veo que tengamos que estar dando explicaciones. Fuimos absolutamente solidarios con el Gobierno. Treinta y seis diputados votaron en contra de las adecuaciones. No son todos ellos comunistas, sino solo seis ¿Y los otros treinta son buenas personas y los seis comunistas no?

-¿Cómo evalúa el rol de los ministros en la tramitación de la reforma?

-Lo que me preocupó en algún momento es que hubo un desencuentro entre los ministros en el Senado. Pero eso ya pasó y se pusieron de acuerdo y terminaron las disonancias.

-¿Por el papel del ministro de Hacienda frente a la del Trabajo, ante el alcance de las adecuaciones necesarias?

-Trabajamos con los ministros sobre un proyecto, no sobre sus posiciones o roles personales. Ahora que cada uno tiene su corazoncito, eso es cierto, qué le vamos a hacer.

-¿Cuánto se moderó la reforma en el Senado?

-Evidentemente le hicieron cambios, por algo rechazamos de común acuerdo con el Gobierno a lo menos cuatro aspectos que fueron aprobados en el Senado. Ya estamos acostumbrados a estas diferencias entre la Cámara y el Senado. Reconozco el papel en defensa de lo acordado en la Cámara de los senadores Juan Pablo Letelier (PS) y Carolina Goic (DC). Sobre Andrés Zaldívar y los senadores Walker está claro que tuvieron una posición distinta. Parece que lo que se acuerda en la Cámara solo corre para los diputados y no para los senadores, eso es lo que nos dice la práctica.

El factor Lagos

-¿Como considera el PC una eventual candidatura del ex Presidente Ricardo Lagos?

-No voy a hablar de candidaturas presidenciales hasta después de la elección municipal. Seguramente las candidaturas presidenciales se van a dirimir por primarias y, si es así, nos interesa que antes que eso haya acuerdo sobre un programa en común. Cualquiera que quiera ser candidato tendrá que decir ante la Nueva Mayoría y el país “este es mi programa” y eso es lo que a nosotros nos va a hacer optar por la candidatura A o B. No puedo estar diciendo que me gusta este o este otro candidato, porque en ese caso estaría adelantando la carrera presidencial. No existe ningún veto previo a ningún eventual candidato.

-La diputada Camila Vallejo ha planteado que no está de acuerdo con una candidatura del ex Mandatario.

-Es un pensamiento de ella que lo puede decir. Cuando Ricardo Lagos fue candidato presidencial para la segunda vuelta, en el año 2000, el PC casi se dividió para tomar una opción. Y la mitad optó por apoyarlo y la otra mitad no. Entonces, no quiero pasar por la experiencia de poner eso como tema principal, cuando no lo es, y vayamos a tener una discusión falsa de un candidato que aún no está lanzado. No vamos a vetar a la gente de la Nueva Mayoría y hacer polémica de esto no vale la pena. ¿Sobre una candidatura del PC? No lo sabemos.

-Sobre la despenalización de la interrupción del embarazo, ¿qué le pareció la declaración del ministro Jorge Burgos, en la que puso en duda su posición frente a la causal de violación?

-Se lo dije a él y di por terminado el tema. Le dije que no me había parecido, aunque desde luego no le quito el derecho a opinar. Ahora, que cómo entregue la opinión, me parece a mí que debiese haber reservado su opinión, porque nosotros estábamos defendiendo un proyecto del gobierno, y el ministro Burgos es jefe del gabinete, entonces me sorprendió su expresión pública. Le hice ver el punto; le dije con todo respeto que un ministro tiene que ser más cuidadoso en sus declaraciones públicas.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s