Chile 2017: ¿Giró al progresismo?

Publicado el  por Marcelo Solervicens

http://marcelosolervicens.org/2017/11/chile-2017-giro-al-progresismo/#more-1236

Las elecciones presidenciales del domingo 19 de noviembre en Chile desmintieron los pronósticos. Chile 2017: ¿Giró al progresismo?  ¡A destiempo con los vientos conservadores que soplan en América latina! La gran sorpresa la creó la candidata del emergente Frente Amplio ( FA),  Beatriz Sánchez con su dulce derrota. Aunque con 20,3% de apoyo no pasa a la segunda vuelta presidencial, hizo entrar un nuevo actor en el sistema político chileno. A diferencia de lo que ocurrió en 2009  con la alta votación de Marco Enriquez-Ominami, el ME-O. Se trata de un actor favorable a los cambios y la profundización de las reformas iniciadas por Michelle Bachelet.

La sorpresa menor es que habrá efectivamente balotaje el 17 de diciembre para designar el séptimo presidente desde 1990 cuando terminó la dictadura de Pinochet. Uno de los que pasan a la segunda vuelta es el candidato derechista de Chile Vamos, el ex presidente Sebastián Piñera (2010-2014),quien obtuvo 36,6%. El otro, es el senador por Antofagasta, Alejandro Guillier quien obtuvo el 22,7%. Guillier representa La Fuerza de Mayoría. El propone un programa de continuidad y profundización de los cambios iniciados durante el gobierno de Michelle Bachelet.

Es importante constatar que en las elecciones, se mantuvo la alta abstención de otras ocasiones. Sólo votó el 46%.de los más de 14 millones de electores potenciales. Persiste el desafío de la legitimidad del sistema político chileno. Son problemas que se inmiscuyen en una campaña electoral que confirma el fin del sistema político instalado en 1989.

Chile 2017: ¿Giró al progresismo?

En las elecciones al Congreso, las primeras después del binominal, se confirmó el surgimiento de un nuevo actor político. El FA eligió  21 diputados y un senador por Valparaíso. Independientemente del carácter heteróclito de la coalición, ella propone la profundización de los cambios que rompan con el neoliberalismo hegemónico en Chile. Es portador de una nueva forma de hacer política que todavía debe confirmarse en la práctica ¿Chile gira a la izquierda?

1VotaPC

No es tan seguro. Gracias al sistema Hondt, la derecha

aumentó su diputación de 48 a 66. Ahora Renovación Nacional tiene más diputados que la UDI. Además, se confirma la fragmentación de la derecha con el aumento de la votación de Evopoli, de Amplitud y del regionalista FREVS.

En la Fuerza de Mayoría, los más castigados fueron la DC (que presentó lista propia con MAS) y el PPD, el ala derecha de la coalición gobernante. Ambos perdieron 7 diputados. (14 diputados en total).  Entre ellos Ignacio Walker. Los socialistas, comunistas y el Partido radical aumentaron a 8 su número de diputados cada uno.Se trasladaron votos de castigo de la Fuerza de Mayoría al FA. Destaca el voto de castigo a figuras emblemáticas de la Concertación como: Andrés Zaldívar, (DC), de Camilo Escalona (PS), entre otros.

El presidente que se elija el 17 de diciembre deberá contar con el FA para la adopción de leyes. La DC deja de ser el partido pivote de la política chilena. ¿Se trata de un cambio de ciclo?

Piñera No Tiene Asegurada la Victoria

El ex presidente Sebastián Piñera, con el  36,6% estuvo lejos de una victoria en la primera vuelta. Según sus partidarios pasó de una presidencia ganada a una ganable. Obtuvo una votación semejante a la de Evelyne Mattei en 2013.

 

1Piñera.jpg

¿Anticipa aquello una derrota de la derecha en el balotaje del 17 de diciembre? Es una carrera abierta.

Piñera cuenta desde ya con el apoyo del ultraderechista Juan Antonio Kast, ( 8%). Pero ello no le permitiría crecer más allá del 44%. Por otro lado, la derecha tradicional, heredera del pinochetismo, se ve fragilizada con el fortalecimiento de Evopoli, de Amplitud y del FRVS. Los llamados a constituir una derecha del siglo 21, cuestionan la popularidad de Piñera, ligado a la vieja derecha.

Piñera debiera buscar los votos que le faltan en el centro político. Su propuesta de retomar el crecimiento a toda costa y revisar las reformas del saliente gobierno Bachelet, no despertaron el entusiasmo.Busca el apoyo de la derecha de la DC. La derrota de Walker, de Andrés Zaldívar y otros representantes del ala derecha de la DC, debilitó esa posibilidad.

Lla hegemonía de la derecha en los medios de comunicación sale trasquilada. El predominio del discurso de Carlos Peña y otros exitistas que esperaban una victoria de Piñera en la primera vuelta, se reveló como una manipulación del discurso público. Aumenta el consenso de que los chilenos no solo se preocupan del consumo, quieren derechos. Acceder  a la salud, la educación , la previsión, entre otros.

¿Nueva Oportunidad para la Fuerza de Mayoría?

Existía una morosidad evidente entre los partidarios de la Fuerza de Mayoría. Temían, como inevitable, una victoria de Piñera. Es evidente que la baja votación de su candidato presidencial y al Congreso fue un voto de castigo.

 

000.Guillier.jpg

 

Las explicaciones abundan. Para algunos están las denuncias de corrupción. No fue suficiente conleyes de transparencia adoptadas por la presidenta Bachelet. Se interpreta la derrota de Osvaldo Andrade (PS) como el rechazo a abusos de familiares de la clase política. Para otros, se trata de los efectos de las reformas incompletas, que decepcionaron. Para otros están los elementos ligados al desgaste de las corrientes que han gobernando Chile por el más largo tiempo de su historia. Disgusto por las peleas internas, la burocratización y en general la distancia entre política y sociedadligados a la forma asumida por la transición

¡El voto de castigo si se dio! Guillier consigue pasar a la segunda vuelta pero con el más bajo score de un candidato del conglomerado Concertación/ Nueva mayoría/ Fuerza de la Mayoría.

Las matemáticas favorecen sin embargo a Guillier. El progresismo en sus diversas tendencias recibió el 56% de los votos.

Ya obtuvo Guillier el apoyo de Marco Enriquez-Ominami (5,7%)., el de Carolina Goic (5,9%), de la DC entregó su apoyo sin condiciones a Guillier. Ella reconoció la derrota de su estrategia de vía propia. El emergente Frente Amplio con el 20,3% de apoyo, tiene la balanza del poder. Pero aparece como un aliado natural si Guillier opta por profundizar la obra de Bachelet

¿Un Balotaje Crucial?

Los resultados de la primera vuelta de las elecciones presidenciales, alejan al derechista Sebastián Piñera del poder. Cuestionan la tesis de Eugenio Tironi de la sana alternancia en el poder entre dos bloques inamovibles. Una característica de la democracia moderna chilena. Pero no por ello aseguran la victoria de Alejandro Guillier. y una salvación de la Fuerza de Mayoría como tal. Debe reinventarse.

000_autonomista.jpg

El Frente Amplio, cristalizó el voto de castigo a la Fuerza de Mayoría. Ese voto no se fue al derechista Sebastián Piñera. Pese a que este se vistió del ropaje nostálgico de la política de los consensos y de los años de crecimiento acelerado de la política chilena. Que rescató el nombre de sus adversarios como el primer presidente de la Concertación Patricio Aylwin.  Es un cambio de paradigma.

El premio nacional de historia, Gabriel Salazar, tenía razón al advertir contra las prácticas de vieja política del cuoteo en que cayeron para la designación de candidatos del FA. Hoy con una votación del 20% y con 20 diputados y 1 senador, el FA es un nuevo actor de la política chilena. Como dijo Beatriz Sánchez el Frente Amplio “llegó para quedarse”.  Una diferencia notable con la votación, sin respaldo orgánico, pero  semejante del ME-O en 2009. Pero ello no indica que le favorecería el crecimiento del FA una ruptura con la candidatura de Guillier. Ella sería acusada de permitir una victoria de Piñera quien gobernaría contra lo que propone el mismo FA.,

Todos Contra Piñera ó Todos por los Cambios

Lo cierto es que los resultados decepcionantes de la Fuerza de Mayoría son una segunda advertencia para ese sector. Advertencia de colocarse en diapasón con el universo de votantes activos. Advertencia de que para conseguir la participación de  los abstencionistas, debe inspirar. Debe ir más allá. Debe osar proponer el cambio constitucional, la Ley de Medios, entre otras. También profundizar las transformaciones iniciadas por Michelle Bachelet. La presidenta puede efectivamente transformarse en un factor importante de derrota de la candidatura de Piñera.

El nuevo paradigma de la política chilena debiera traducirse en la conformación informal o formal de un bloque por los cambios.

Con 22,67% Guillier es quien pasa a la segunda vuelta. Está llamado a encarnar no solo el Todos contra Piñera. Quienes votaron suman apoyos de más del 50% a la profundización de los cambios. A reactualizar la participación ciudadana. Nadie puede contradecir que se votó mayoritariamente por el abanico de propuestas de profundización de los cambios iniciados por la presidenta saliente Michelle Bachelet.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s