El fracaso no es de las reformas, sino del reformismo.

En Política, “para mentir y comer pescado hay que tener mucho cuidado”

Jorge M. Villalobos Gálvez

150715-04-14-aGutenberg Martínez, ex diputado falangista, representante de los sectores más conservadores de la Nueva Mayoría a TVN (12.07.15) en un ataque de sinceridad: “Cuando se planteó en el programa de gobierno que haríamos 20 hospitales, 20 proyectos, todos sabíamos que no se iba a poder, por recursos y diferentes factores. Es muy fácil hacer afirmaciones o promesas y después no cumplir”. Le responde Gabriel Silber, actual diputado del mismo partido: “La Nueva Mayoría participó de la elaboración del programa, todos hicimos campaña con sus propuestas…” . Ricardito Lagos Weber: “No hicimos el cálculo adecuado y ahora tenemos que apechugar”. Francisco Vidal el gurú de la boca ancha, el mismo que colecciona soldaditos de plomo: “Si no rectificamos los errores, el próximo presidente de Chile será Sebastián Piñera”. ¿Estará pensando que van a seguir gobernando? Y Bachelet pone su rúbrica: “…diría: esto es realismo sin renuncia”. ¡ Al fin! se sinceró con ese 22,6% que votó por usted el año 2013 en segunda vuelta. Y con los que pensaron que podía ser.

Esa son las repuestas a una campaña donde el programa eran sólo ideas, pura cascara y nada de fondo. El objetivo era llegar a la Moneda, ni más ni menos. Pero, al parecer, se han equivocado; “en el camino no se arregla la carga”. Hoy estamos frente a otro Chile.

Efectivamente señora; “para mentir y comer pescado hay que tener mucho cuidado”. Sabio refrán que hoy con la Nueva Mayoría cobra plena vigencia.

A_UNO_539198_816x544Usted y su equipo de tecnócratas y hambrientos de poder; desde el mismo día en que perdieron las presidenciales del 17 de enero del 2010 en 2° vuelta comenzaron a planear el retorno al poder. Primero, había que juntar platita (Peñailillo y SQM del ex yerno de Pinochet), donde usted “no sabía nada”. Había que volver a generar en el pueblo falsas expectativas. Había que volver a mentir con ese trucho discurso de “ahora sí”, elaborado y planificado entre su parentela concertacionista; la iglesia católica y las siete familias dueña de Chile; los herederos del sátrapa dictador y su lumpen-chicagos boy.

Chile se equivocó. Necesitaba una líder, una estadista, no una emotiva mamá. Ya tuvimos suficiente con Lagos; el papá autoritario y privatizador que terminó la obra del dictador.

Al parecer, a la señora del lenguaje folclórico : “Paso”…“Me entere por la prensa”…“déjate de lesera”…”El viernes le robaron el celular a mi hija, imagínese. Se bajó de la micro y subió un gallo y se lo tiró”, poco le importa haber sumido al país en la peor crisis política e institucional de confianza y de credibilidad de los últimos tiempos. Ni el Papa ni sus visitas a los camarines de los futbolistas la salva. A lo mejor podría tener un perro, como Alcibiades, ese famoso y connotado general ateniense, nieto de Pericles que tenía aparte de amigos y detractores un hermoso perro alabado por todos, un día le corto la cola. Todos comentaron el insólito hecho. Entonces, Alcibiades dijo a sus amigos: “…eso era lo que quería, que hablaran de la cola del perro y a mí me dejaran tranquilo haciendo lo que quiero hacer”. Pobre perro, si hubiese existido el fútbol , capaz que salva su cola.

Total “después de ésta no seré candidata para nada”. A lo mejor volverá a su cómodo y lucrativo puesto, bien cerquita del tío Sam. Y nosotros, aquí, seguiremos buscando algún candidato serio, con “cojones” que sea capaz de ponerle el cascabel a los sinvergüenzas y cara dura de siempre. La señora no es “lesa”; cuenta con el beneplácito de una derecha económica, social y política que en los momentos de “bonanza o en crisis económica” como si nada siguen engordando; total, es el pueblo trabajador el que se tienen que apretar el cinturón.

Faltan dos años, seguirán achicándose los sueldos de los asariados. Los ex presos políticos seguirán esperando; total, es cosa de tiempo, se terminaran muriendo. Los que están por jubilarse de la AFP, y los jubilados seguirán con sus pensiones miserables. Los pensionados del INP seguirán recibiendo los bonos manipuladores. Los estudiantes y profesores seguirán pagando sus estudios y esperando la calidad de la educación. Las vaginas y úteros de las mujeres seguirán en manos de los curas y sus fieles acólitos. Los pequeños pescadores seguirán reclamando por sus derechos frente al Estado y a los dueños del mar. Los trabajadores seguirán ganando el sueldo mínimo. Los que pensaban y confiaba en una nueva Constitución a través de una Asamblea Constituyente seguirán esperando. La señora “socialista” no tiene nada que temerles a los golpistas de siempre. Se ha derechizado. Ha retornado a las sombras del “todo en la medida de lo posible”. Ella no es; ni la sombra del presidente Allende más honesto y consecuente.

Estamos frente a un gobierno errático. Frente al gobierno de las Comisiones (la número 19). Frente a una clase política (salvo las excepciones de la regla) que no califica; ni en probidad ni en intelecto. El ejemplo vivo de la letra del tango Cambalache. Qué “chingón” diría un mexicano a propósito del chapo Guzmán. Legislan hoy, y muy bien pagados, para mañana sin ni siquiera una cuota de rubor decir: “nos equivocamos…vamos a tener que volver a hacer obligatorio el voto”. Quieren obligar al pueblo a validar su parcela institucional. Algunos de ellos, ¿habrá leído de Hannah Arendt “La recuperación de la dignidad política”?

En palabras del ex contralor Ramiro Mendoza: “La gente está emputecida contra el poder político y contra la gran empresa”…”La gente se va a sentir ‘pichuleada”

“No se trata de pensar en cómo mejoramos nuestra imagen o cómo subimos en las encuestas…se trata de poner a Chile en primer en lugar. Pensar en las vidas de millones de hombres y mujeres que han confiado en nosotros ”… “Si pudiera sintetizarlo diría: esto es realismo sin renuncia”.

Perdone señora, pero ese es un discurso de campaña, un discurso dirigido a ese cada vez más escuálido 22,6% que votó por usted. No es un discurso que Chile esperaba. No es el discurso que esperamos los que demandamos su renuncia. No es el discurso que esperamos los que queremos el cambio del modelo económico y del sistema político. No es el discurso de los que esperamos construir y desarrollar una democracia directa y realmente participativa.

Oscar Wilde, escribió en 1891 un breve ensayo titulado: “El alma del hombre bajo el socialismo”, donde expresa una mirada crítica sobre el capitalismo egoísta, usurero y de los falsos socialismos. Y eso que él no alcanzó a ver el fraude estalinista de la supuesta “dictadura del proletariado”. Preocupado por la pobreza y la desigualdad de su tiempo escribió lo siguiente: “La rebeldía, para todo el que haya leído la historia, es una virtud primordial del hombre. Ella y la desobediencia han hecho posible el progreso humano”. En otra parte agrega: “Los pobres virtuosos, respetuosos de la ley y el orden, son dignos de compasión”. Clarito y vigente o ¿no?

El autor es Profesor de Historia, Geografía y Ciencias Sociales. Magister en Educación, Cultura y gestión U. Arcis

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s