Mapuche – Noticias

El líder mapuche Héctor Llaitul escribe desde la cárcel.

Héctor Llaitul
Punto Final

En primer lugar, haremos un repaso muy sucinto de la historia, cuestión esencial para poder entender el conflicto histórico que tenemos como Pueblo-Nación Mapuche con el Estado chileno. A la llegada de los españoles, el territorio mapuche ancestral era de aproximadamente 30 millones de hectáreas, que abarcaba desde la zona central de lo que hoy es Chile, hasta la Patagonia por el sur y desde el Océano Pacífico hasta casi el Atlántico por el este. Posteriormente sobre ese territorio se constituyeron las repúblicas de Chile y Argentina.

A partir de 1542 con la fundación de ciudades y fuertes, los españoles comienzan a ocupar militarmente el territorio mapuche, situación que generó una fuerte resistencia de un cohesionado pueblo mapuche. Es en este contexto que surgen los grandes líderes reconocidos como Calfulikam, Peleftraru, Lientur y nuestro gran adalid mapuche, Leftraru. Durante todo este período de resistencia nuestro pueblo no fue derrotado, llegando incluso la Corona española a reconocer la independencia de la nación mapuche, como quedó establecido en tratados conocidos como Parlamentos, siendo el más importante el de Quilín, en 1641, que reconoció oficialmente como frontera el río Bío Bío entre ambas soberanías, lo cual fue nuevamente reafirmado con el Parlamento de Negrete en 1803, contexto en que se empieza a constituir la República de Chile, continuando la independencia de la Nación Mapuche hasta el año 1881 en una territorialidad aproximada de diez millones de hectáreas.

Posteriormente, y como fue una constante en gran parte de América Latina, una vez que se consolidan los nacientes Estados nacionales, se comienza a ocupar progresivamente los territorios de los pueblos originarios dando lugar nuevamente a guerras de exterminio, situación que se entiende por la expansión del capitalismo primario en la región y que obligó a las nuevas repúblicas a consolidar sus estructuras independentistas de la metrópoli bajo una concepción económica de no dependencia. Esto explica en gran parte porqué las repúblicas de Chile y Argentina definieron y llevaron a cabo una ocupación militar de exterminio en La Araucanía, que a la postre culminó con la derrota militar de nuestro pueblo hacia el año 1881-83, quedando nuestro pueblo expoliado de su territorio ancestral en una cifra aproximada de 500 mil hectáreas.

Somos un pueblo ocupado

En definitiva, nuestro Pueblo-Nación es un pueblo ocupado, bajo dominación y dependencia del Estado chileno hasta la actualidad, expoliado territorialmente y que aún se sostiene, sobrevive y resiste en alrededor de las mismas 500 mil hectáreas. Es decir, sobre nuestros derechos territoriales y políticos los hechos y cifras hablan por sí solos, lo que justifica la vigencia de las demandas de territorio y autonomía para la Nación Mapuche.
En las últimas décadas, más aún en la actualidad, nuestro pueblo sigue resistiendo, a pesar de toda la situación, destacándose el éxodo masivo desde las comunidades producto de la pobreza asociada a la falta de tierras y a la pérdida de identidad; en las comunidades se sobrevive dignamente a pesar de vivir “arreduccionados” todavía y de estar permanentemente amenazados frente a las arremetidas de los intereses de un Estado capitalista que a través de sus políticas de dominio territorial sólo han tenido como consecuencia pobreza, miseria, exclusión y exterminio paulatino de nuestras comunidades. No está demás decir que el Estado chileno, a la par de favorecer a la oligarquía criolla, siempre ha aplicado políticas de orden colonialista y dominante que tienen como objetivo sostener el estado de opresión, permitiendo sólo la integración forzada, así se entiende que ya llevamos prácticamente un siglo en que a las demandas mapuches se les aplican medidas de orden cortoplacista y asistenciales, nunca soluciones de fondo que permitan al menos viabilizar la reconstrucción territorial y política para nuestro pueblo.

El capitalismo depredador

En la actualidad el Estado chileno es capitalista porque ha asumido a ultranza el modelo económico neoliberal que se sustenta en las actividades productivas, las que se explotan indiscriminadamente, como son los sectores agropecuarios, cupríferos, pesquero y forestal. Es en el caso específico forestal y su avasallador desarrollo en el sur de Chile, en donde encontramos muchas de las razones de fondo del conflicto entre nuestro pueblo y el Estado chileno, ya que son las políticas del Estado las que siempre han beneficiado a la oligarquía criolla y ahora transnacional expresada en los poderosos grupos económicos que siguen explotando nuestro territorio ancestral, lo que ha traído como consecuencia graves costos para nuestro pueblo. A su vez, la usurpación territorial no ha cesado, ya en dictadura y con la Concertación se dio continuidad a la usurpación violenta de buena parte de las tierras mapuches que aún quedaban en manos de nuestro pueblo.

En definitiva, lo que hoy se llama Araucanía ha pasado a ser controlado por los grandes grupos económicos que no sólo explotan indiscriminadamente nuestro territorio ancestral y sus recursos, sino que son los verdaderos dueños del poder de dominación sobre nuestro Pueblo Mapuche y del pueblo pobre chileno. Por lo tanto, decimos abiertamente que detrás del conflicto mapuche están los grupos Angelini, dueño de la Forestal Arauco, los Matte, dueños de CMPC y Mininco, el grupo Mitsubishi, Endesa Chile, el grupo Shell, los latifundistas asociados en la SNA y últimamente inversionistas mineros como el grupo Santa Bárbara y Farkas.

El Pueblo-Nación Mapuche

La realidad anterior, graficada someramente, es lo que dio lugar a que a mediados de los 90 nuestro pueblo retomara con fuerza el proceso de resistencia. Es en este contexto que surge la Coordinadora de Comunidades en Conflicto Arauco Malleco (CAM), organización mapuche territorial que inicialmente planteaba recomponer el histórico Butalmapu de esta zona. Es con la CAM que se da una expresión más avanzada en el movimiento mapuche en lucha. De hecho, la CAM plantea resueltamente la reconstrucción del Pueblo-Nación Mapuche y lo que sería el salto cualitativo más importante, se define desarrollar un gran proceso de liberación nacional mapuche, cuestión que obviamente pone en alerta al sistema y al capital criollo y transnacional. Es el desarrollo de una estrategia y la consecuente práctica política, consistente en ir motivando el control territorial mapuche en las zonas en conflicto, principalmente a través de las recuperaciones de tierras de carácter productivo y la defensa territorial. Es lo que da el salto cualitativo a la lucha mapuche, volviéndola aún más anticapitalista y antioligárquica, subsumida en un fuerte planteamiento anticolonial y por la autonomía definitiva.

Para mayor comprensión, es necesario decir que la estrategia CAM se materializa a través de dos grandes elementos. Por un lado está la resistencia mapuche, definición hecha de acuerdo a las características del sistema capitalista que opera en el territorio ancestral en base a los procesos de inversión destructivos asociados, concluyéndose que el no luchar y resistir al sistema por parte de las comunidades significaría el exterminio de muchas comunidades. La resistencia mapuche, entendida de forma integral, amplia, en donde participa mayoritariamente la masa mapuche y en donde los objetivos centrales son la defensa de la cultura y las formas de vida más dignas en las comunidades. Por otro lado se plantea la reconstrucción del Pueblo-Nación Mapuche, partiendo por un proyecto de rearticulación de comunidades y el desarrollo paulatino de un control territorial y político mapuche que permita reposicionar con más fuerza todos los aspectos que nos son propios como mapuche. De estos elementos fundamentales se crean las condiciones para la creación de las bases de una propuesta de liberación nacional, lo que justifica todas aquellas acciones que desarrollen las comunidades así como sus militantes más comprometidos, los weichafe. A su vez estos elementos permitirían ir desarrollando un pensamiento mayor doctrinario, ideológica y políticamente mapuche para la liberación.

La contrainsurgencia
en La Araucanía

Es este planteamiento y su práctica concreta lo que alerta al poder de dominación, tanto a nivel regional como a nivel central, obligando al Estado chileno a desarrollar estrategias represivas en el marco de la contrainsurgencia clásica que ha operado en Chile para frenar las justas luchas de los oprimidos en general y de nuestro pueblo en particular.

Para lograr la estabilidad político-social necesaria y así asegurar el funcionamiento de la economía capitalista que se desarrolla en base al control territorial del Estado en el Wallmapuche, el poder de dominación se ha visto obligado a desarrollar una política de represión y persecución hacia las comunidades mapuches en conflicto y hacia los sectores más comprometidos y consecuentes en la lucha. El Estado chileno ha asumido claramente los elementos centrales de la contrainsurgencia para hacer frente a la lucha mapuche, teniendo como objetivo central en su política represiva a la CAM así como a las comunidades más combativas y autónomas del movimiento mapuche. Esta política represiva del Estado tiene dos grandes aristas, por un lado se observa a las fuerzas policiales que prestan protección directa a los intereses capitalistas en la zona, principalmente a las empresas forestales, lo que ha significado derechamente la militarización de las zonas en conflicto expresada en la instalación de sendos campamentos al interior de predios forestales y el resguardo de las faenas productivas y su traslado de madera, lo que incluye además puestos de punto fijo, rondas e incursiones a comunidades, así como un grueso trabajo de inteligencia e infiltración policial. Por otro lado están las líneas de represión directa, que incluyen allanamientos, asesinato de militantes mapuches, persecución y encarcelamiento a los dirigentes más consecuentes y comprometidos. Cuestión fundamental en esta estrategia represiva ha sido la manipulación mediática, que en el último tiempo ha sido con verdaderas campañas en contra de la causa mapuche que han sostenido los medios de comunicación al servicio de la derecha económica y política de este país, situación que se ha profundizado con el actual gobierno de derecha. Es en este contexto socio-político que se da lugar a la reemergencia del terrorismo de Estado en territorio mapuche, expresado concretamente en la militarización, los permanentes allanamientos, el cerco policial en las comunidades movilizadas y la presencia de grupos paramilitares de derecha, quienes como guardias blancas actúan impunemente resguardando los intereses de los latifundistas y de las empresas forestales.

Manipulación mediática

La manipulación de los medios de comunicación ha distorsionado intencionalmente los hechos, cuestión fundamental para los grupos de poder ya que el objetivo es rebajar la lucha mapuche a actos delictuales y terroristas para así poder perseguir y reprimir indiscriminadamente. En este contexto, el Estado ha apostado por llevar adelante una política de criminalización de la causa mapuche, lo que se ha traducido últimamente en una serie de detenciones a comuneros y dirigentes de la causa mapuche, sobre todo de aquellos que con más fuerza encarnan los planteamientos ideológicos y políticos de la resistencia y la liberación. Ahora bien, se entiende que detrás de estas políticas represivas está el gran empresariado nacional y transnacional, quienes son los verdaderos sustentadores de la violencia oficial contra los mapuches y los responsables últimos de utilizar al Estado y sus instituciones para reprimir y perseguir la justa lucha del Pueblo-Nación Mapuche.

La criminalización de las demandas mapuches se explica por sí sola en la aplicación de una legislación aberrante como son la Ley Antiterrorista y de Seguridad Interior del Estado, así como la justicia militar, que deja impune a sus miembros. La aplicación intencional de estas aberraciones judiciales tiene como objetivo concreto buscar condenas arbitrariamente en el entendido de que todos los juicios son políticos, de persecución a nuestras ideas y planteamientos, dándose curso a espúreos procesos judiciales con indebidos procedimientos y la imposibilidad de juicios justos.

Terrorismo de Estado

La Ley Antiterrorista con la figura de los testigos sin rostro incluida, los doble procesamientos, el indebido proceso, los grotescos encubrimientos en el juicio producto de montajes político-policiales sostenidos por fiscales anti mapuche, tienen como objetivo llevar a la cárcel a los más comprometidos weichafe de nuestro pueblo. Así se entiende nuestra situación actual; sufrimos persecución política, fuimos apresados y llevados a juicio, el que carecía de todos los elementos que sustancian los aspectos jurídicos, fuimos condenados políticamente por un tribunal bajo presión de los intereses empresariales, la condena era ya un secreto a voces antes del juicio, incluso ya era vociferado por la prensa fascista (El Mercurio) un veredicto. Es decir, la resolución judicial pareció más ser parte de la definición del poder político central.
Las razones de esta condena (20 y 25 años de cárcel) hay que buscarlas en la realidad descrita, más aún comprendiendo que estamos en un contexto sociopolítico de derecha, un escenario que permite mayor tipo de injusticias no sólo para nuestro pueblo sino para todos aquellos que luchan por sus derechos.

La condena es esencialmente política y fue por nuestra pertenencia a la CAM, por ser dirigentes mapuches y por asumir con fuerza y compromiso la lucha de nuestro pueblo. Fue una condena a nuestra postura autonomista, a nuestras definiciones, las que son de millares de pu peñi ka pu lamnien de nuestro pueblo. Es exacto: no tuvimos un juicio justo, la condena fue sólo en base a los testimonios de un testigo secreto o sin rostro, no hubo pruebas ni científicas ni de ningún tipo, la Fiscalía no presentó coherencia de los hechos, no hubo relación lógica de los mismos y nada que pruebe una sola participación en los hechos.
La condena fue política por pertenecer y estar presentes en los procesos de recuperación territorial y política de las comunidades en la zona de Lleu Lleu. La condena es parte de una estrategia mayor de represión al movimiento mapuche que opera en Lleu Lleu, para así garantizar las inversiones forestales y mineras en esta zona.

La condena pretende buscar freno a la propuesta que encarnamos, que va desde la actitud mapuche más digna hasta luchar por la cultura y la identidad nacional mapuche, bases fundamentales para soñar y lograr nuestra tan anhelada libertad, la Liberación Nacional Mapuche.

Por Territorio y Autonomía para la Nación Mapuche.
Weuwain – Marrichiweu
Petu mongolein, Petu mapucheñelein

H. LLAITUL CARRILLANCA
Weichafe de la Nación Mapuche
PPM (Presos políticos mapuche)
18 días de huelga de hambre

Nota: A la fecha en que aparece esta edición de PF, Héctor Llaitul, Ramón Llanquileo, José Huenuche y Jonathan Huillical -condenados a 25 años de prisión el primero y a 20 años los demás- cumplen 30 días en huelga de hambre en la cárcel de Angol.

El abogado defensor en el denominado Caso Bombas, Alberto Espinoza, aseguró que las pruebas presentadas por la Fiscalía carecen de sustento jurídico, ya que no existe ninguna evidencia clara que compruebe la Asociación Ilícita Terrorista. Espinoza confía en que tribunales absuelva a los acusados, quienes llevan más de ocho meses encarcelados y cerca de dos en huelga de hambre.

Dos meses en huelga de hambre y cerca de ocho en prisión cumplirán los inculpados en el denominado Caso Bombas. Y mientras el estado de salud de los acusados se deteriora, las suspicacias crecen en torno a las evidencias levantadas por la Fiscalía, que busca condenarlos por Asociación Ilícita Terrorista. De cara a la audiencia preparatoria del Juicio Oral, el abogado defensor de Rodolfo Retamales – sindicado como líder de la supuesta operación – Alberto Espinoza, aseguró que toda la evidencia recolectada por el Ministerio Público carece de sustento jurídico. Espinoza indicó que la Fiscalía ha exhibido pruebas repetidas e inauditas como la presentación de tarjetas de transporte público BIP, colillas de cigarros sin peritaje y juegos de llaves. Sin embargo, en todo este tiempo, no se ha incautado ni una sola arma de fuego, base para configurar delitos terroristas. “Hay un conjunto de antecedentes que desde el punto de vista probatorio los podríamos considerar como basura judicial porque no tienen sustento para acreditar hechos jurídicos. Aquí no estamos hablando de asuntos civiles, sino criminales de imputación de delitos y de solicitud de altas penas que incluyen presidios perpetuos. Se acusa de una Asociación Ilícita Terrorista, pero lo curioso es que en este proceso no se ha incautado ningún arma de fuego que sea acompañada en la acusación como una evidencia, entonces no sé cuáles son los instrumentos con los que operaba esta asociación ilícita terrorista”, precisó Espinoza. Espinoza indicó que conociendo estos antecedentes, el tribunal “no podrá llegar a otro resultado que no sea la absolución de los acusados”.En esa misma línea, el vocero del secretariado europeo de la Comisión Ética contra la Tortura, José Venturelli, insistió en que este caso es un “montaje” articulado por el Gobierno a través del Ministerio del Interior para criminalizar la protesta social. “Aquí hay un montaje que es la característica de un sistema, que toma a las personas, les aplica la Ley Antiterrorista, para tratar de comunicar que lo único que importa es combatir a los criminales. La criminalización provoca miedo y este Gobierno en particular quiere pretender que ese es el único problema que existe. Sin embargo, cuando uno se entera de delitos económicos, como lo que está ocurriendo ahora con el agua Antofagasta, nadie hace nada porque los dueños son los Luksic”, manifestó. Venturelli subrayó que mantener en prisión por tanto tiempo a un grupo de personas que aún no han sido condenadas atenta en contra de toda disposición internacional de protección a los derechos humanos y que también configura un tipo de tortura. De hecho, los diez imputados estaban apresados la Cárcel de Alta Seguridad en celdas de dos por tres metros, aislados por 22 horas diarias y con restricción de visitas. La semana pasada lograron una audiencia y consiguieron ser trasladados a otro módulo en donde se les redujo el encierro en una hora.

Dardos contra Peña

Tanto Espinoza como Venturelli apuntaron directamente al ex fiscal a cargo del caso, Alejandro Peña, como responsable de las irregularidades jurídicas que contienen las pruebas. “Ese fiscal ahora está al servicio del Ministerio del Interior, como estuvo desde principios de la investigación. Él tuvo su designación a raíz de una conversación que sostuvo Sabas Chahuán con el ministro Hinzpeter, entonces que se haya ido a trabajar a esa secretaría de Estado no es novedoso porque su falta de objetividad es originaria. En la génesis misma de la designación de Peña hay una falta de objetividad. Y esto se corona con el traspaso a Interior”, denunció Espinoza. Venturelli, por su parte, comentó que “los estuvieron siguiendo por cinco año y nunca encontraron nada. De repente aparece Alejandro Peña, que tiene fama de ejercer de forma poco clara, y logra una promoción. Interior, en tanto, utiliza a estos individuos para meterse en la justicia”. Todavía no se ha designado a nadie para ocupar el cargo de Peña en la Fiscalía Metropolitana Sur y, hasta el momento, un fiscal interino lleva los procesos. “Ser fiscal de la zona sur y asumir la acusación ante los tribunales es complejo y nadie lo quiere hacer. Porque si alguien tiene un mínimo de decencia profesional se va a encontrar con una acusación que es escandalosa, que no tiene mérito jurídico ni vinculante como para poder sostener una condena ante un tribunal independiente imparcial”, concluyó Espinoza


MONDAY, APRIL 4, 2011

Carta al Presidente de la Corte Suprema de Justicia por las condenas a los presos mapuche injustamente condenados.

Buin, 2 de Abril de 2011
Sr. Milton Juica Arancibia
Presidente de la Corte Suprema de Justicia,
Santiago, Chile

De mi más alta consideración: Sobre la represión sostenida contra el pueblo Mapuche

Respetado Ministro de la Corte Suprema,

Como lo he expresado en varios artículos e intervenciones en que se discute la violación constante de los derechos de los presos políticos mapuche y a quienes se les han violado las más elementales garantías y derechos procesales, me adhiero en forma total a la demanda (anexa) hecha por los detenidos y familiares que exigen la anulación de los juicios a los que fueron sometidos y que sólo por razones políticas, sin demostrar participación ni asociación ilícita, han sido sentenciados con condenas inmorales. Mis impresiones provienen también de haber visitado varias veces los diferentes centros de detención de estos presos, cuyas condiciones son infra-humanas en grado máximo e incompatibles con los principios de justicia más elementales.

Mi impresión como Observador de los Juicios de Cañete coincide con la de muchos observadores chilenos y extranjeros, incluído el de la Defensora Nacional, Paula Vial, de que la Ley Anti-Terrorista LAT no fue ni derogada ni eliminada de sus juicios. Peor, los Juicios Orales fueron llevados adelante bajo el “beneficio” para un Fiscal, Andrés Cruz, profundamente sesgado contra los imputados, a imponer sus condenas y permitía un “fiscal informal”, en el juicio mismo y que representaba a la empresa forestal, en la petición de esas condenas. Tales conductas abusivas del Ministerio Público están claramente coludidas con los intereses que dañan específicamente al pueblo mapuche en su medio ambiente, en su espacio vital, su cultura, en el uso de recursos naturales, agua y sobrevivencia económica y, sin duda, del bien más preciado por todo pueblo, su libertad. El carácter de prevaricación de algunos jueces y del sistema fue denunciado por la Magistrada Mireille Fanon Mendès-France, de Francia, con amplia experiencia internacional quien asistiera a los Juicios de Cañete.

Existe una concentración del poder estatal y del gobierno, como objetivo único de su gobierno, los beneficios de un sector de empresarios –nacionales e internacionales que destruyen el medio ambiente y que obtienen ganancia abusivas inmensas- por una parte. Por otra, se mantiene al pueblo Mapuche todo en torno a su defensa de los encarcelamientos y abusos de justicia. Esto permite que el gobierno no negocie los principios que Naciones Unidas y los mismos Mapuche han insistido por décadas (para hablar sólo de los tiempos post-dictadura). Me refiero a sus derechos fundamentales. Los conflictos de intereses, que incluyen hasta al Presidente Piñera, no permiten que se hable de las restituciones de tierras, de recursos para trabajarlas, de los recursos para salud, educación y calidad de vida que deben ser considerados procesos de “discriminación positiva” para una reparación formal, necesaria, urgente y justa.

Dado que los detenidos cumplieron en torno a los dos años de prisión “preventiva” y que esta fue solo conseguida por la LAT, creando además un grado de miseria familiar, a la que se agregan los acosos y violencia contra las familias y niños –de las que hay evidencia y que se ha presentado a nivel internacional- es necesario que la Corte Suprema considere no sólo la anulación definitiva de sus Juicios, sino la libertad incondicional de los presos y que se tomen las medidas de reparación a todos y cada uno de los presos políticos mapuche. Estas medidas deben considerar el enjuiciamiento de quienes abusaron de sus prerrogativas y han causado tanto daño a las familias, al pueblo mapuche y al país en sus fundamentos cívicos y de relaciones fraternales.

Procede la libertad incondicional porque los juicios orales no aportaron un ápice de evidencia a los montajes denunciados. Demostraron sólo el carácter represivo de un sistema que se quedó en los sueños represivos.

Reciba mis saludos y aprecio más considerados,

Dr. José Venturelli B.

Vocero del Secretariado Europeo de la Comisión Ética Contra la Tortura
Profesor Emérito de Pediatría, Universidad de McMaster


Condenado a muerte en una cárcel de Chile

Diciembre 16., 2010

No hay certeza si saldrás con vida desde un recinto penitenciario, esa es la sensación que se vive a diario en las cárceles de chile. Esto se agudizó aún más la madrugada del 8 de diciembre con la muerte de 81 reos en la cárcel de San Miguel en la Región Metropolitana.

El fatal incendio pone de manifiesto una vez más lo que tanto se ha denunciado desde hace largos años: el hacinamiento y el crecimiento de la población penal que supera el 50% desde que se implementó el nuevo sistema de justicia, que celebra sus 10 años con esta nueva tragedia.

Este hecho es el más grave que se recuerde del sistema penitenciario y han sido varios principalmente en la última década. Lo más grave quizá sea una bomba de tiempo que terminó por dar su primera explosión y todos sabían que esto sucedería. Es lo que más nos duele estando en estas condiciones de prisionero de este sistema judicial.

La situación en la que viven los compañeros reos de la cárcel de San Miguel (donde el sobre poblamiento alcanza el 300 por ciento), un recinto construido para 700 personas y viven 2.000, es la muestra clara que la reforma de la justicia chilena fue solo para acelerar los procesos judiciales y facultar a fiscales y jueces a someter con mayor facilidad al encarcelamiento.

Esta reforma procesal penal que fue anunciada como la solución a la delincuencia (una copia del sistema judicial estadounidense) viola mucho los derechos fundamentales de las personas en pos del resguardo a la propiedad privada, lo que termina con el sobre poblamiento de los penales.

Por omisión involuntaria o sabiendo lo que hacían, los pensadores de este sistema no consideraron que llenando las cárceles se produciría lo que se lamenta hoy. En el C.C.P de San Miguel había 1 cama para 3 reos, según declaraciones de los sobrevivientes, esto por lógica trae conflicto interno, o sea la ley del más fuerte y la guerra declarada, lo que termina con violentos enfrentamientos y las víctimas de este malvado sistema.

Según cifras que han aparecido al calor de la coyuntura, del total presupuesto anual de Gendarmería, solo el 2% está dirigido a programas que ayuden al reo a la reinserción social. No hay mucha interpretación a esto, es solo una muestra de que no hay reales intenciones más que las bonitas declaraciones delPresidente y sus molestos adjetivos al hablar.

Los privados de libertad no tienen nuevas oportunidades luego de pagado su delito, es más, todos estamos de acuerdo y compartimos el pensamiento que las cárceles son verdaderas escuelas de la delincuencia.

‘Somos personas, no nos merecemos un castigo tan indigno’, me repitieron los compañeros con los cuales hablé esa mañana mientras las noticia de la tragedia de San Miguel corría por cada celda y pasillos del penal de la ciudad de Traiguén. Es que esta cárcel tampoco escapa al hacinamiento. Un viejo edificio que originalmente albergaba 70 reos, hoy sobrepasa el doble. Lo que antiguamente era patio, hoy son pequeños corrales donde los reos viven amontonados. Este crecimiento de la población penal coincide con la aplicación de la reforma procesal penal en la Novena Región y el encarcelamiento de numerosos peñibajo la Ley Antiterrorista heredada de la dictadura militar.

Sin embargo, esta realidad no la viven los pocos militares violadores de los Derechos Humanos de la dictadura, encarcelados en recintos donde gozan de todas las comodidades, en cárceles exclusiva para ellos. Esto significa que el Estado puede mejorar las condiciones carcelarias o bien que los jueces sean más cuidadosos al momento de dictar encarcelamiento.

Esperemos que lo sucedido en San Miguel ayude para que la precaria situación en la que viven miles de chilenos cambie, que si bien o mal, han cometido delitos, siguen siendo personas con derechos como cualquier ciudadano, solo han perdido la libertad y el deber cívico.

Pero que no sigan muriendo jóvenes como el reo que cumplía condena por vender CDs pirateados para llevar algo de dinero a su casa, y que no estemos en riesgo de morir tantos otros que estamos en prisión por luchar por nuestra gente, por nuestro pueblo.

Por Pascual Pichún

El peñi Pascual Pichún Collonao es de la Comunidad de Temulemu en Traiguén y está preso culpado de la quema de un camión en esa zona el año 2002.

Pasó cinco años en Argentina evadiendo la persecución política de la justicia chilena, hasta que fue detenido en Temuco el pasado 26 de febrero, pasando a cumplir condena.


Carabineros desalojó otra casa en Rapa Nui: “en la Isla nunca se había visto eso”

Comunicado de Prensa Rapa Nui informa sobre el desalojo realizado -ayer jueves 16- por Fuerzas Especiales de Carabineros, de una casa reclamada por uno de los clanes de la isla. La acción se produjo por una orden del fiscal Guillermo Felipe Merino, pero los lugareños afirman que la policía uniformada habría excedido las atribuciones entregadas por la Fiscalía por lo que caería en la ilegalidad.

A continuación reproducimos el comunicado enviado a nuestro medio:

PUEBLO RAPA NUI DENUNCIA DESALOJOS ILEGALES

Hanga Roa.- Cientos de policías fuertemente armados acordonaron este jueves el centro de Hanga Roaimpidiendo el paso a isleños y turistas que no podían entender tamaño despliegue de fuerza. La razón: estaban resguardando las formalizaciones que el fiscal Guillermo Felipe Merino estaba haciendo contra cinco isleños por los supuestos delitos de usurpación de morada. Se trata de Remigio Pakarati Tuki, Yudy Hey Brown, José Figueroa Riroroco, Ramón Gustavo Hey y Juan Tuki Atán, quienes ocupan propiedades –que reclaman como suyas- en el centro cívico de Hanga Roa.

El juez Bernardo Toro decretó, como medida cautelar para los cinco, no aproximarse a 500 metros de las viviendas que ocupan. Esto les imposibilita acercarse a sus moradas y lugares de trabajo que están todas en el centro.

Cuando los policías en compañía del fiscal fueron a la casa de Yudy Hey, esta salió junto a otras tres personas formalizadas, quedando otros miembros de la familia resguardando la propiedad recuperada. Pero Carabineros, excediendo las atribuciones entregadas por la Fiscalía, ingresó por los muros al interior de la propiedad: desalojándola. A pesar de los reclamos de los afectados, la ilegalidad y el abuso se consumó.

Lola Tuki expresó a Prensa Rapa Nui su espanto ante la gran cantidad de policías que invaden la Isla. Dijo que “en la Isla nunca se había visto eso”. Lola cuenta que la Policía “cada veinte metros nos revisa. No nos dejan cruzar la calle por donde queremos”. Nos preguntan qué estamos haciendo, que para dónde vamos. Esto es mucho peor que la dictadura”.

Carabineros estaba provisto con cámaras de video. E intentaba impedir que se sacaran fotos e hicieran filmaciones de su accionar.

Los jefes de clanes y otras autoridades del Pueblo Rapa Nui, como el Parlamento, se encuentran reunidos con el fin de reaccionar a los abusos cometidos.

Nadie entiende en la isla, en Chile y en el mundo entero cómo se cometen este tipo de atropellos contra un pueblo originario que reclama con justa razón, que los terrenos en los cuales siempre vivieron ellos y sus antesapados, les pertenecen, son sus derechos ancestrales, sentido de pertenencia y propiedad que elEstado de Chile debiese comprender, promoviendo instancias de diáologo y no de represión y altanería como lo ha estado haciendo.

Prensa Rapa Nui

NOTICIA EN DESARROLLO
Comunidad Kolla defiende su modo de vida ante embates de la minería extractiva

En el departamento Cochinoca, Jujuy, una comunidad de 25 familias Kollas que tienen la posesión precaria de las tierras que habitan presentó el 15 de noviembre ante la Dirección Provincial de Minería un documento en rechazo a los emprendimientos mineros en su territorio.
Matías Quispe sobre la extracción de litio en la Puna

En el departamento Cochinoca (Jujuy), una comunidad de 25 familias kollas que tienen la posesión precaria de las tierras que habitan presentó el 15 de noviembre ante la Dirección Provincial de Minería un documento en rechazo a los emprendimientos mineros en su territorio. Entrevista a Matías Quispe (25), vocero de la comisión directiva de la comunidad Santa Ana de la Puna.

Por Raquel Schrott y Ezequiel Miodownik para la Agencia de Noticias Biodiversidadla*

P: Habían fijado un plazo de diez días antes de tomar otro tipo de medidas. ¿Qué respuestas obtuvieron?

R: Fue el jefe de la policía minera, que es la que realiza los controles, y se comprometió a hacer una inspección ocular, la cual se realizó la semana pasada; fueron convocados varios testigos de la comunidad para ir al lugar donde se están haciendo las perforaciones. En el momento que nosotros notamos estas perforaciones ellos no tenían autorización. Fuimos a la jueza de Minas y vimos los expedientes de los cateos que ellos quieren realizar; todavía están en trámite. Entonces, nosotros le preguntamos a la jueza: “¿Mientras están en trámite se pueden realizar las perforaciones?”. Y la jueza nos dijo: “No se puede realizar ninguna perforación hasta que esté autorizado”.

P: En el documento mencionan la realización de trabajos sobre los que no fueron consultados los vecinos.

R: Exactamente, eso es lo que más molesta a los vecinos. Ellos, de un día para el otro, vieron camionetas… Un campesino informó a otro: “Vi una camioneta blanca en tal sector; en otro sector…”. Esto generó la preocupación. Y en los pozos de sus territorios vieron falta de agua.

P: ¿Hay concesiones mineras ya otorgadas sobre las tierras de la comunidad?

R: Aparentemente sí. Es el método de extracción lo que nos saca de lugar… Cuando vamos allá, los cuatro testigos acompañados por el resto de la comunidad, nos encontramos con el jefe de la policía minera, que apareció junto al ingeniero encargado de la mina y un señor de Gestión Ambiental. Los tres vienen juntos, dan a entender que ya tenían hablado algo previamente y van al mismo lugar donde nosotros habíamos estado días antes. Nos manifiestan que se trata solamente de pozos de agua de 3 metros de profundidad. Nosotros hacemos observaciones de que hay un orificio con unas mechas metidas, de una longitud de 6 metros; aproximadamente, en el lugar había unas 50 mechas.

P: Entonces, ¿cuáles son las tareas que se están ejecutando?

R: Lo que yo estuve averiguando por mi parte es que se trata de la extracción de salmueras, que son aguas con alta concentración de sal; la verdad, no se a qué profundidad se sacan… Según nos dijo el ingeniero que estaba ahí, a más de 100 metros de profundidad. Se extrae la salmuera, se la expone en forma de pileta y ahí se produce la evaporización del agua.

P: Dicen que rechazarán cualquier oferta y, al mismo tiempo, exigen la nulidad de todo proyecto minero. ¿A qué se debe esa posición?

R: Así es. Se debe a que la comunidad se dedica ancestralmente a la ganadería (llamas, vicuñas, ovejas, chivos, cabras) y en menor medida a la agricultura (papa andina, porotos, habas, tunas). Ellos no quieren cambiar su método de vida por la minería. Acá la gente ya tiene experiencia: trabajó en Mina Pirquita y Mina Aguilar. La gente fue explotada desde tiempos inmemoriales. Ellos dicen que la minería es progreso… En Jujuy, usted mira la Puna y no hay ningún pueblo ejemplar que la minería haya sacado adelante. La gente sabe que es una mentira y que se deja un daño ambiental irreparable. Por su filosofía, las comunidades indígenas viven en paz con la naturaleza, sin dañarla.

P: ¿Cuál es la experiencia de las comunidades vecinas con emprendimientos extractivos a la que hacen referencia?

R: La única que hay es en el Salar del Hombre Muerto (Catamarca-Salta). Es una explotación reciente que comenzó hace uno o dos años. Creo que todavía no son explotaciones a un nivel más intensivo, sino sobre todo para muestras. Es lo que escuchamos, porque no tuvimos contacto con esa comunidad. Justamente, en Jujuy no han logrado instalarse por la oposición de varias comunidades aborígenes. Ahora el conjunto de comunidades se está reuniendo más seguido para tratar de frenar esto.

P: Se habla de cientos de millones de pesos que las empresas mineras, asociadas a las fabricantes de automóviles más importantes del mundo, estarían dispuestas a invertir para explotar el litio en la provincia. ¿Qué expectativas tienen al respecto?

R: Nosotros sabemos de las inversiones fuertes, sabemos hacia donde se dirige el mundo, el desarrollo tecnólogico, y sabemos que al intentar frenar esto nos sentimos como queriendo tapar el sol con un dedo: es algo imposible… Pero mientras nosotros seamos amparados por la ley y nuestros derechos, derechos que tiene toda comunidad aborigen sobre sus tierras, los vamos a hacer respetar hasta lo último. Extender los plazos, tratar de que no se hagan. Sabemos que en Bolivia, en el Salar de Uyuni, están haciendo explotaciones. Es la primera vez que se hacen este tipo de explotaciones en forma intensiva y se van a ver los impactos ambientales en… diez o veinte años.

P: La agricultura y la ganadería, ¿son incompatibles con las operaciones mineras?

R: La falta de información, que en Internet no la pudimos conseguir, no nos permite decir si son compatibles o no. Lo que sí sabemos, lo que ya notó la gente ganadera, es la falta de agua en los pozos. Por acá no hay agua de ríos: el agua no está en la superficie y es necesario perforar. La gente cada vez tiene que cavar más; necesitan otro tipo de bombas para extraer el agua. El mismo geólogo nos dijo que en el proyecto la idea es hacer más pozos, más perforaciones. Si uno ya está afectando, imagínense si hacen diez, veinte o treinta. Por la magnitud de la explotación que quieren hacer va a mermar el agua. Buscamos asesores ambientales, pero todos cobran y la verdad que la comunidad no tiene el dinero para afrontar esa investigación. Los únicos que nos dan los informes de impacto ambiental son las mismas empresas mineras que, por supuesto, nos van a pintar todo color rosa. Y nos van a vender espejitos de colores para que la explotación siga adelante.

[*Raquel Schrott y Ezequiel Miodownik estudian el desarrollo de conflictos por los bienes naturales en Argentina y el potencial de Internet para la distribución de información dedicada].

* Agencia de Noticias Biodiversidad Latinoamericaa


Cables secretos sobre mapuches en WikiLeaks provocan revuelo político en Chile

Diciembre, 16., 2010

En 2008, a poco de asumir su cargo, el ex ministro del Interior Edmundo Pérez Yoma solicitó apoyo de inteligencia a EE.UU para hacer frente a las movilizaciones del pueblo mapuche. Vocero de Alianza Territorial Mapuche declaró no estar sorprendido con las revelaciones de Wikileaks. En tanto, senador Alberto Espina rechazó el actuar de la Concertación en la materia.

Reacciones desde el mundo político provocaron los cables filtrados por WikiLeaks a través del diario El País de España, donde se asegura que Chile solicitó apoyo de inteligencia a Estados Unidos para hacer frente a las movilizaciones del pueblo mapuche. Según los documentos, los objetivos que llevaron a la anterior administración a recurrir al organismo estadounidense, eran vigilar una posible radicalización de los comuneros, establecer sus contactos con grupos extremistas extranjeros como las FARC y ETA y conocer sus vías de financiamiento.

En Temuko, la Alianza Territorial Mapuche aseguró hoy no estar sorprendida por las nuevas revelaciones de los cables diplomáticos. Mijael Carbone Queipul (en la Foto), uno de los líderes de la organización que es integrada por cerca de 100 comunidades, señaló que las filtraciones sólo confirman sus antiguas sospechas de que el pueblo mapuche era espiado por agencias de inteligencia estatales y extranjeras.

“Nosotros teníamos conocimiento del trabajo del FBI con los fiscales Mario Elgueta y Miguel Velásquez (ambos investigaron a comuneros en Wallmapu)”, dijo el vocero. “Teníamos nuestras informaciones. Nosotros lo dimos a conocer en su momento, pero nadie dijo absolutamente nada. El gobierno lo ocultó. Nosotros sabemos que hay un satélite espiando al pueblo mapuche. Sabemos que es de los Estados Unidos y eso no nos lo va a sacar absolutamente nadie de la cabeza”, agregó.

Según los documentos filtrados, el primer contacto con EE.UU. fue realizado en febrero de 2008 por el entonces ministro del Interior, Edmundo Pérez Yoma, en momentos en que el conflicto en el País Mapuche parecía recrudecer y se sucedían los disturbios protagonizados por las comunidades más radicalizadas. Un mes después, la autoridad estadounidense le señaló a Pérez Yoma que el FBI ya estaba coordinado con los Carabineros para ayudarles a localizar la llegada de posibles contactos de los mapuches desde el exterior.

Ante ello, el ministro instó al ex embajador Paul Simons a que en lo posible, se informara a su cartera sobre la naturaleza y alcance de los programas ofrecidos a Carabineros y la PDI para garantizar una “mejor coordinación”. Tras la cita de Pérez Yoma con Simons se sucedieron una serie de visitas de diplomáticos norteamericanos a la zona mapuche. Pero sus conclusiones -de acuerdo a los cables liberados- desestimaron los temores instalados en La Moneda, descartando de plano la existencia de “terrorismo mapuche” en el sur del país.

Al respecto, Carbone sostuvo que “más que una decepción del Estado chileno” por su desconfianza hacia el pueblo mapuche, se “abre un pie para enfrentar el tipo de mentira que imparte el gobierno”, ya que “nos da mucho coraje que se mantenga oculta durante tanto tiempo una guerra de baja intensidad hacia nosotros”. “No somos un peligro para la sociedad, buscamos una aleación con el pueblo chileno, no buscamos dañar a ninguna persona civil”, señaló Carbone, agregando que “el gobierno (de Bachelet) quiso interpretar las movilizaciones del pueblo mapuche como terrorismo para proteger los intereses de las trasnacionales y los terratenientes”.

Finalmente, el vocero advirtió que la agrupación plantea retomar con más intensidad las movilizaciones que ya habían intensificado en los últimos meses del Gobierno de Bachelet. “Estos 4 años van a ser los más complicados que nos tocará haber vivido en el último tiempo”, enfatizó.

Contradicciones de unos y otros

Para el senador RN Alberto Espina, uno de los principales artífices de la persecución de comuneros bajo la calificación de “terroristas”, la petición del entonces ministro del Interior Edmundo Pérez Yoma, “no corresponde” ya que “Chile tiene los mecanismos para determinar un vínculo de esa naturaleza”. En cambio, el ex ministro José Antonio Viera Gallo señaló que las revelaciones de WikiLeaks en este caso no tienen “ninguna importancia”, pero dejan en claro que “no existen vínculos entre el terrorismo internacional y el pueblo mapuche”.

El senador Espina avaló la critica de Simons a la política indígena chilena, señalando que “es un juicio político que se emite y que representa lo poco y nada que se hizo en el gobierno anterior respecto a las comunidades mapuches”. “Las políticas de la Concertación en esta materia fueron lamentablemente muy negativas”, prosiguió el parlamentario en entrevista con Radio Agricultura, puntualizando que dicha política de los gobiernos anteriores se ha reflejado “en el largo distanciamiento que la Araucanía ha tenido en las elecciones presidenciales con los gobiernos de la Concertación”.

Respecto a la eventual ayuda solicitada a la Casa Blanca, el ex ministro del Interior, Francisco Vidal, señaló a La Tercera que “desconozco absolutamente esa información. Ahora, de haber ocurrido, era innecesario, considerando que la información que tiene el Gobierno de Chile, a través de Carabineros, la PDI y la Agencia Nacional de Inteligencia (ANI) es suficiente”. Vidal recalcó que “nunca yo tuve conocimiento de alguna asesoría extranjera sobre estos temas. Desconocía absolutamente ese hecho, y de haber sido como señala el cable, fue un error”.

Por su parte, como “curiosa” consideró el diputado socialista Sergio Aguiló la información de la diplomacia estadounidense desclasificada por Wikileaks. En declaraciones que fueron publicadas esta tarde por el vespertino La Segunda, el parlamentario opositor consideró particularmente llamativo que las autoridades de la época hayan recurrido precisamente a los aparatos de seguridad de Estados Unidos, los mismos que propiciaron el golpe militar del 11 de septiembre de 1973.

“Es un tema bien curioso que un gobierno de centro-izquierda pida ayuda a los organismos que participaron en derrocar al gobierno de Salvador Allende”, dijo el parlamentario, a quien también llamó la atención el hecho que los cables responsabilicen a los grandes medios de comunicación nacionales de “crear un clima de violencia que realmente no existía en la zona mapuche”.

El diputado PPD y ex subsecretario del Interior, Felipe Harboe, subrayó que los cables revelados por Wikileaks confirman la tesis que manejaba el gobierno de Michelle Bachelet. “El embajador (Paul Simons) critica el manejo del tema y los vínculos operativos entre comunidades mapuches y grupos terroristas. Esto confirma lo que dijimos, a propósito de un viaje de Sebastián Piñera con el actual senador (Alberto) Espina, donde mostraron un dossier con supuestos vínculos operativos y nada de ello era comprobable”, dijo en Radio Agricultura.

“Creo que la información que ha sido publicada revela que estábamos en lo correcto y que en aquella oportunidad no había indicios de algún tipo de vinculación de esa naturaleza para resguardar la seguridad del país”, agregó. En esa línea, el diputado Harboe aseguró que “parece increíble que el senador Espina diga que es ridículo una vinculación entre las comunidades mapuches y las FARC cosa que fue él mismo quien lo sustento durante mucho tiempo. Es cosa de revisar las declaraciones y prensa de aquella época”.

“Aquí se habló abiertamente por parte de un grupo político de este país de que la comunidad mapuche tenía vínculos operativos con las FARC, eso fue lo que dijeron… hoy se establece una opinión respecto de una embajada importante para nuestro país que dice que no habría este tipo de vínculos”, indicó el parlamentario. “Quienes están en el gobierno se dan cuenta de lo difícil que es gestionar los temas de seguridad con la debida prudencia y con la información adecuada, para no cometer errores. Cuando se llegó a plantear así dije que no era prudente”, concluyó.


Huilcamán y Wikileaks: “Bachelet tiene que dar explicaciones al país”

Huilcamán sostuvo que los cables de la embajada de Estados Unidos dejan en evidencia una serie de errores que cometió la Concertación en el manejo del conflicto. Además, puntualizó que se confirma que la comunidad mundial no cree que el pueblo mapuche cometa actos terroristas ni que este infiltrado por extranjeros.

POR AZKINTUWE – TEMUKO, WALLMAPU – 15 / 12 / 10

Luego que se dieran a conocer nuevos cables filtrados por Wikileaks, con información de la embajada de Estados Unidos en Chile, en la que se cuestiona la labor de la Concertación y la Alianza frente al tema mapuche, y donde incluso se informa que el anterior gobierno pidió ayuda al FBI por el conflicto, el werkén del Consejo de Todas las Tierras, Aucan Huilcamán, sostuvo que la ex Presidenta Michelle Bachelet tiene que dar una explicación al país porque puso en riesgo la seguridad y soberanía del país.

“La Concertación, particularmente el gobierno y la señora Bachelet cometieron un gran error y creo que el país merece una explicación porque al recurrir al FBI, no tan sólo está demostrando incapacidad política para resolver los problemas internos del país, sino que también está poniendo en riesgo al país, su seguridad y soberanía”, señaló el representante mapuche.

Asimismo, Huilcamán sostuvo que los cables de la embajada de Estados Unidos dejan en evidencia una serie de errores que cometió la Concertación en el manejo del conflicto. Además, puntualizó que se confirma que la comunidad mundial no cree que el pueblo mapuche cometa actos terroristas ni que este infiltrado por extranjeros.

“Vínculos supuestamente terroristas queda demostrado que no hay, y esto es totalmente coincidente con la opinión que tienen los órganos internacionales de Derechos Humanos. La comunidad internacional no cree en absoluto que haya terrorismo en el sur… Esto es un gran tapaboca a todos quienes han intentado enlodar o ensuciar la causa indígena vinculándolo a supuestos actos de terrorismo”, recalcó werkén.

Pese a que tanto el ex ministro del Interior, Edmundo Pérez Yoma, y el ex titular de la Segepres, José Antonio Viera-Gallo, negaron haber tomado contacto con el embajador de EE.UU. en Chile, para Huilcamán ambos ex secretarios de Estado también deben asumir su responsabilidad por no poder superar el conflicto en el País Mapuche. “Pérez Yoma y Viera-Gallo tienen que darle un respuesta a los pueblos indígenas y al país porque los dos tuvieron una versión y lo que hizo el ministro Viera-Gallo en el sur fue simplemente un show, estaba falseando la realidad aparentado un diálogo que nunca fue sincero”, puntualizó.

Finalmente, el representante mapuche señaló que la Alianza tampoco ha mostrado reales intenciones por superar la problemática mapuche y pronosticó que el actual gobierno no logrará superar el conflicto. “La actual administración de Sebastián Piñera está en la misma lógica, lo que da cuenta que este conflicto indígena se va a prolongar al próximo gobierno. Wikileaks ha puesto de relieve toda la enfermedad que padece Chile en particular con los pueblos indígenas”, sentenció.

Identidad Lafkenche

Por su parte, desde el territorio mapuche de la costa, la organización Identidad Territorial Lafkenche, subrayó que la revelación de que los mapuche no son terroristas “es concordante con los informes que una serie de organismos y personalidades internacionales, como el Relator de las Naciones Unidas para los Pueblos Indígenas, James Anaya”. A juicio de la organización, “el Estado de chile en su conjunto, en complicidad con todos los partidos políticos y canales de televisión a desoído, tergiversado y manipulado para hacer creer a todo el mundo que estamos a punto de una guerra civil y que la única forma de parar un baño de sangre era la mano dura y la aplicación de leyes de excepción”.

La ITL solicitó al gobierno y a los tribunales que sean “anulados todos los juicios que invoquen causales terrorista o de seguridad interior del estado, en especial aquellos que se basan en testigos extranjeros”. Demanda además que “sean destituidos los fiscales, generales de Carabineros y jefaturas de la PDI que estén vinculados a estos casos y que se encausen a los testigos sin rostro que participan de estos montajes”. De la misma forma, demandan que las autoridades del antiguo gobierno como del actual, incluido el presidente de la República, Sebastián Piñera, “pidan disculpa públicas y que se comprometan a no perseverar en descalificar a los mapuches”.


Cables secretos sobre mapuches en Wikileaks provocan revuelo político en Chile

Luego que se dieran a conocer nuevos cables filtrados por Wikileaks, con información de la embajada de Estados Unidos en Chile, en la que se cuestiona la labor de la Concertación y la Alianza frente al tema mapuche, y donde incluso se informa que el anterior gobierno pidió ayuda al FBI por el conflicto, el werkén del Consejo de Todas las Tierras, Aucan Huilcamán, sostuvo que la ex Presidenta Michelle Bachelet tiene que dar una explicación al país porque puso en riesgo la seguridad y soberanía del país.

“La Concertación, particularmente el gobierno y la señora Bachelet cometieron un gran error y creo que el país merece una explicación porque al recurrir al FBI, no tan sólo está demostrando incapacidad política para resolver los problemas internos del país, sino que también está poniendo en riesgo al país, su seguridad y soberanía”, señaló el representante mapuche.

Asimismo, Huilcamán sostuvo que los cables de la embajada de Estados Unidos dejan en evidencia una serie de errores que cometió la Concertación en el manejo del conflicto. Además, puntualizó que se confirma que la comunidad mundial no cree que el pueblo mapuche cometa actos terroristas ni que este infiltrado por extranjeros.

“Vínculos supuestamente terroristas queda demostrado que no hay, y esto es totalmente coincidente con la opinión que tienen los órganos internacionales de Derechos Humanos. La comunidad internacional no cree en absoluto que haya terrorismo en el sur… Esto es un gran tapaboca a todos quienes han intentado enlodar o ensuciar la causa indígena vinculándolo a supuestos actos de terrorismo”, recalcó werkén.

Pese a que tanto el ex ministro del Interior, Edmundo Pérez Yoma, y el ex titular de la Segepres, José Antonio Viera-Gallo, negaron haber tomado contacto con el embajador de EE.UU. en Chile, para Huilcamán ambos ex secretarios de Estado también deben asumir su responsabilidad por no poder superar el conflicto en el País Mapuche. “Pérez Yoma y Viera-Gallo tienen que darle un respuesta a los pueblos indígenas y al país porque los dos tuvieron una versión y lo que hizo el ministro Viera-Gallo en el sur fue simplemente un show, estaba falseando la realidad aparentado un diálogo que nunca fue sincero”, puntualizó.

Finalmente, el representante mapuche señaló que la Alianza tampoco ha mostrado reales intenciones por superar la problemática mapuche y pronosticó que el actual gobierno no logrará superar el conflicto. “La actual administración de Sebastián Piñera está en la misma lógica, lo que da cuenta que este conflicto indígena se va a prolongar al próximo gobierno. Wikileaks ha puesto de relieve toda la enfermedad que padece Chile en particular con los pueblos indígenas”, sentenció.

Identidad Lafkenche

Por su parte, desde el territorio mapuche de la costa, la organización Identidad Territorial Lafkenche, subrayó que la revelación de que los mapuche no son terroristas “es concordante con los informes que una serie de organismos y personalidades internacionales, como el Relator de las Naciones Unidas para los Pueblos Indígenas, James Anaya”. A juicio de la organización, “el Estado de chile en su conjunto, en complicidad con todos los partidos políticos y canales de televisión a desoído, tergiversado y manipulado para hacer creer a todo el mundo que estamos a punto de una guerra civil y que la única forma de parar un baño de sangre era la mano dura y la aplicación de leyes de excepción”.

La ITL solicitó al gobierno y a los tribunales que sean “anulados todos los juicios que invoquen causales terrorista o de seguridad interior del estado, en especial aquellos que se basan en testigos extranjeros”. Demanda además que “sean destituidos los fiscales, generales de Carabineros y jefaturas de la PDI que estén vinculados a estos casos y que se encausen a los testigos sin rostro que participan de estos montajes”. De la misma forma, demandan que las autoridades del antiguo gobierno como del actual, incluido el presidente de la República, Sebastián Piñera, “pidan disculpa públicas y que se comprometan a no perseverar en descalificar a los mapuches”.

Comunicado pùblico.

En Temuco, territorio Mapuche, a 13 de diciembre de 2010, se ha reunido la comisión coordinadora del Wallmapu Fuxa Trawun, confirmada en la reunión realizada en el cerro Ñielol, durante los días 26, 27 y 28 de noviembre del presente año

Continuando con nuestra movilización, en esta reunión hemos evaluado los acuerdos y conclusiones del primer Trawun con miras a seguir trabajando en su ejecución a corto, mediano y largo plazo.

Al mismo tiempo podemos informar al pueblo nación Mapuche que hemos tomado las medidas y acciones para asegurar la realización del segundo Fuxa Trawun que se llevara a cabo los días 7 y 8 de enero de 2011 en Tirúa, Lafkènmapu.

Por lo anterior, convocamos a cada uno de nuestros hermanos y hermanas, autoridades y dirigentes de nuestro pueblo Nación Mapuche a participar activamente en este gran encuentro, cuyo objetivo principal es la reconstrucción de nuestro territorio y todas las formas de vida que allì viven (Itrofilmongèn).

El Fuxa Trawun a realizarse en Tirúa, se enmarca en un espíritu de unidad y proyección histórica dentro de la conmemoración de los 370 años en que nuestros antepasados estratégicamente realizaron el 6 de enero de 1641, el Pacto de Quilín con la corona española para defender nuestros territorios. Este hito histórico define el territorio de nuestra nación desde el río Bíobío al sur.

Finalmente llamamos a nuestras hermanas, hermanos, autoridades y dirigentes a coordinarse con sus comunidades y organizaciones para asistir a este importante Trawun.

Firman este comunicado:

Antonio Cadin : Werkén Comunidad Juan Paillalef
Nelson Painemal :Coordinación de comunidades de Cholchol
Juana Calfunao : Lonko Comunidad Juan Paillalef
Domingo Marileo :Asamblea Nacional Mapuche de Izquierda
Adolfo Millabur : Entidad Lafkenche
José Santo Millao :Asociación Nacional Mapuche Ad- Mapu
Mario Mila :Comunal Loncoche
Manuel Painequeo :Alcalde de Lumaco
Eduardo Cayupi :Unión de comunidades de Lumaco
Leonardo Calfuleo :Lonko de la región lago Budi
Ronier Pailahueque :Comunal Victoria
Humberto Paillaleo :Comunal Purén
Luís Aillapan : Lonko comunidad Juan Calfukura del LafkenMapu
Antonio Vidal Painen: Werken comunidad Malalwe


Comunicado Público Mapuche.

Las autoridades y dirigentes que participamos del Wallmapu Futa Trawun nos dirigimos a la opinión pública nacional e internacional con motivo de celebrarse el día internacional de los Derechos Humanos proclamado por la ONU para expresar lo siguiente.

1.- Como parte de nuestra milenaria nación Mapuche podemos decir que no hay mucho que celebrar en este día dado el continuo atropello a nuestros derechos como nación ancestral en este lugar de la madre tierra, por parte del colonialismo argentino- chileno, herederos de la invasión española-europea a nuestros territorios.
El genocidio perpetrado a través de sus legislaciones, iglesias, parlamentos, educación, medios de comunicación y ejércitos lo tenemos muy claro y nos da la fuerza para seguir en nuestro proceso de reconstrucción como nación milenaria de este continente.

2.- Valoramos la visita de observadores internacionales en nuestro territorio para informarse en terreno sobre lo que ocurre entre nuestra sociedad Mapuche y el estado chileno. Instamos a no perder de vista esta situación y en el futuro esperamos tener un trabajo participativo con los actores afectados en forma directa.

3.- Lamentamos que no se hayan reunido con más autoridades de nuestra nación Mapuche. El estado chileno manipuló una vez más la visión de los observadores.

Los partidos políticos, las ong`s, las iglesias, el intendente no nos representan y no son nuestros voceros.
La mesa de diálogo pagada por el estado con el dinero del pueblo y en la cual participa alguna gente mapuche sin representatividad es ilegal y terrorista.

Los dineros ofrecidos por la delegación europea serán para el estado chileno y su burocracia y para ong`s que se lucran y viven del sufrimiento de nuestra nación Mapuche.

4.- Repudiamos la represión realizada por el estado chileno y su actual gobierno en contra de nuestros hermanos y hermanas de la nación Rapanui con el saldo de mucha gente baleada, herida y apresada por la policía del estado.
Ese accionar ha sido una constante en los territorios ancestrales de los pueblos y naciones originarias desde la creación de los estados hace aproximadamente 200 años.

Los Mapuche tenemos más de 300 secuestrados en las cárceles chilenas y argentinas como producto de la política genocida de la dirigencia de estos estados.

5- Apoyamos el posicionamiento político de los organismos de pueblos y naciones indígenas participantes en la cumbre sobre cambio climático que se realiza en Cancún, México (COP16) y que se enmarca en tres pilares fundamentales:

– Respeto pleno a nuestros derechos, incluyendo aquellos contenidos en la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas.

– Respeto a nuestro derecho al Consentimiento Libre, Previo e Informado.
– Reconocimiento y protección para el Conocimiento tradicional de los pueblos indígenas como base para la generación de soluciones efectivas al cambio climático. Nuestras estrategias y soluciones locales basadas en el conocimiento tradicional pueden constituir soluciones reales al cambio climático.

Las soluciones deben reconocer que la Madre Tierra es sagrada.

Lamentamos la manipulación de los países depredadores sobre las conclusiones de esta cumbre y no estamos de acuerdo con que la lógica de la ganancia esté por encima de la vida del planeta.

6.- Lamentamos las víctimas fatales ocurridas en la cárcel de San Miguel en Santiago y solidarizamos totalmente con sus familiares y amigos.

Pensamos que la cárcel no es la solución a un problema de injusticia social que es la razón de fondo de las cárceles.
El territorio que hoy le llaman Chile pertenece desde miles de años a las naciones y pueblos originarios y nosotros, la descendencia de esas naciones y pueblos originarios podemos decir que cada ser que nazca aquí tiene derecho a vivir dignamente en el, sin tener que comprarlo ni provocar tanto sufrimiento para una vida feliz.

El estado a través de su gobierno intentara hacer de esta tragedia un show mediático lo que debe ser repudiado por toda la ciudadanía consciente.

7.- Los sectores oprimidos necesitan soluciones reales a los múltiples problemas.
El actual sistema político no representa al pueblo y debe cambiarse. Pensamos que el llamamiento a una Asamblea Constituyente que reforme totalmente la constitución es una alternativa positiva.

Llamamos a la nación Mapuche, naciones originarias, pueblo chileno y argentino a realizar alianzas con el propósito de cambiar esta situación. Nos encontramos invadidos por el pensamiento foráneo de una dirigencia antinaturaleza, antipatriótica, racista y genocida.

8.- Instamos a todos los organismos Mapuche y no Mapuche a continuar reuniéndose en sus propios espacios de influencia, en sus regiones, poblaciones, rehue y sus alianzas de rehue. La punta de flecha nos lleva al mismo objetivo.

Las autoridades del Wallmapu Futa Trawun continuarán observando con mucha atención los pasos que la dirigencia chilena y argentina den como una manera de contribuir al bienestar común de todas las formas de vida sobre nuestra Madre Tierra.

Firma.

Antonio Candín
Werkén Wallmapu Futa Trawun y Comunidad Juan Paillalef

Autoridades del Wallmapu Futa Trawun.

Temuko, Wallmapu, 10 de diciembre de 2010.

Reconstruyendo nuestra nación, recuperando nuestro territorio, cuidando las formas de vida en nuestra Madre Tierra.

ZUYITUAIN KUIFIKE KIMÜN

WALLMAPU FUTA TRAWUN

RECOGIENDO NUESTRO CONOCIMIENTO ANCESTRAL


“Un muerto no ayudaría en nada a la causa mapuche”

por Ana María Sanhueza (Concepción, Wallmapu – Chile)
jueves, 28 de octubre de 2010

Cuando tenía 14 años, Natividad Llanquileo Pilquimán (26) vio por primera vez a Héctor Llaitul (42). Por ese entonces, el líder de la Coordinadora Arauco-Malleco (CAM) había llegado a Tirúa junto a sus hijos y fue presentado a su familia como un “amigo y socio” de su hermano, Ramón Llanquileo (29). “Mi primera impresión de él fue que era alguien a quien había que mirarlo de lejos. Porque para nosotros a la gente más mayor uno tiene que mantenerle cierto respeto y distancia”, recuerda.

Doce años después, en agosto pasado y cuando estaba a un semestre de egresar de Derecho en la Universidad Bolivariana, Natividad fue llamada para oficiar como vocera de cinco de los 34 presos mapuches que se mantuvieron en huelga de hambre durante más de dos meses. Entre ellos, Llaitul y Ramón Llanquileo -sindicado como el segundo hombre de la CAM-, ambos detenidos en Concepción. Víctor (33), el mayor de los Llanquileo, privado de libertad en Angol, hasta hace pocos días mantenía el ayuno junto a otros nueve detenidos: fue parte del grupo que no aceptó la oferta del gobierno de retirar las querellas por ley antiterrorista.

Hasta antes de asumir como vocera, Natividad sufría de pánico escénico. Y hoy son pocos los que creen que se ruborizaba cada vez que tenía que hablar en público o daba una prueba oral en su carrera, la que congelará a causa de la huelga de hambre. “Pero de un día para otro se me acabó la timidez”, confiesa. Esto, luego de que se vio enfrentada a participar en foros, vociferar con megáfono en diversas marchas, dar entrevistas y negociar de igual a igual con ministros y subsecretarios.

Los Llanquileo Pilquimán son seis hermanos. Su padre, Juan Luis Llanquileo Yevilao (murió en 2007, a los 52 años, de un paro cardiaco), era un obrero forestal que participó en varios procesos de “recuperación de tierras” en fundos de la zona y estuvo clandestino y detenido. La madre, Emilia Pilquimán, es una dueña de casa que tejía a telar para ayudar a costear los estudios de sus hijos y alguien que ha apoyado irrestrictamente la huelga de hambre: fue de las pocas madres mapuches que no marcharon a La Moneda para hablar con el ministro Rodrigo Hinzpeter. “Si mi papá hubiese estado vivo, también habría estado en la cárcel”, asegura Natividad.

“En una reunión, la primera, al ministro Larroulet lo apunté con el dedo y le dije fuerte: ‘Usted dijo que nosotros somos terroristas y ahora dice que no. Entonces ¿qué es lo que está pasando?’. En ese sentido, no porque sea ministro hay que tratarlo de otro forma, porque yo soy igual con todos”.Los únicos hombres de los Llanquileo Pilquimán -Víctor y Ramón- son sindicados como miembros del grupo que atentó contra la comitiva del fiscal Mario Elgueta, en Tirúa, en octubre de 2008.

Natividad es una de las hijas menores, y una de las pocas de su comunidad “Esteban Yevilao”, en Puerto Choque, Tirúa, que llegaron a la universidad. El sector donde viven está cercado por dos forestales: Mininco y Voltaire. “Mi comunidad es una cosa chiquitita, porque si uno se para en un cerro, se da cuenta de que es muy pequeña. Por un lado hay una vertiente que ya no tiene casi nada de agua y por el otro, está el lago Lleu-Lleu. Todo lo demás son forestales. Somos un lunar en medio de ellas”, dice.

De sus cuatro hermanas, y según dice casi sin pretenderlo, Natividad ha resultado ser la más política: durante 80 días ofició de vocera de los presos de Concepción y tuvo un rol protagónico en las conversaciones con el gobierno junto al obispo Ricardo Ezzati. Junto a ellos trabajó varias veces hasta la madrugada en consensuar el petitorio de los presos, quienes lograron tres de los 10 puntos que exigían.

– Los mapuches tienen una visión horizontal de la gente. En ese sentido ¿qué le provocó sentarse a negociar con las autoridades?

Las veo como personas a las que si tengo que decirles algo, no tendré ningún problema en hacerlo.

– ¿Y lo hizo?

Sí. En una reunión, la primera, al ministro Larroulet lo apunté con el dedo y le dije fuerte: “Usted dijo que nosotros somos terroristas y ahora dice que no. Entonces ¿qué es lo que está pasando?”. En ese sentido, no porque sea ministro hay que tratarlo de otra forma, porque yo soy igual con todos. A quien veo con mucho respeto es al obispo Ezzati. Su rol en este tema ha sido muy importante. Si no hubiese sido por él, tal vez el gobierno hasta ahora no se hubiese sentado a conversar con nosotros. Además, para negociar con el gobierno, debíamos tener un facilitador, que a la vez es un garante, porque si no, no era negociación. Porque ¿quién nos asegura que el gobierno firme o no firme los papeles? Sin garante, una negociación no sirve.

-¿ Para qué sirvió la huelga?

Más que en términos concretos, sirvió en el tema moral. Se dijo “aquí está el mapuche, está vivo todavía, reclamando por sus derechos”. Y se empezó a hablar de la ley antiterrorista y de la justicia militar, porque sin esta huelga de hambre eso no habría sido posible. Eso nos beneficia a todos, tanto a los mapuches como a los chilenos. También, el apoyo de las comunidades fue muy importante, porque algunas que estaban prácticamente muertas, reaparecieron. Otro logro es que los presos mapuches fueron tema nacional e internacional, en el que algunos estuvieron a favor y otros en contra, pero todos tuvieron que hablar y referirse a esta situación. Quisieran o no, porque es un tema país.

– ¿Qué le pareció que un grupo de diputados se sumara a la huelga?

En vez de ayudar, entorpecieron. Debieron haber hecho el trabajo político, que era el cambio a la ley antiterrorista, porque son muy insuficientes las modificaciones que le hicieron. Fueron puras promesas políticas a las que algunos trataron de sacarle provecho y otros lo hicieron de muy buena fe. Pero, en realidad, su huelga no sirvió para nada. No era necesaria. Hubiese sido mejor que se concentraran en su trabajo e hicieran su pega. Porque ésta era una huelga mapuche, de presos. Personalmente, debieron haberse quedado en el Parlamento y hacer su pega.

– ¿Cómo explica que Concepción, Lebu y Temuco terminaran con la huelga y Angol, donde está preso su hermano Víctor, no?

Porque son formas distintas de llevar este proceso. Al estar allá, mi hermano debe asumir lo que decida la mayoría. Él comparte muchas más ideas con la gente de Angol que con la de Concepción. Por eso está allá.

– ¿Y por qué Angol no se suma, si se dice que realmente los más “duros” son los de Concepción, los miembros de la CAM? ¿La CAM es más política?

Se podría decir que están “más insertos” en este mundo… O conociendo el contexto político y jurídico en el que nos encontramos, es muy difícil cambiar lo demás, porque tenemos muchas trabas. Entonces, ellos (los de Concepción) entienden que si el gobierno le pidiera al Ministerio Público que dejara de querellarse por la ley antiterrorista, sería inconstitucional, pero los otros -los de Angol- no lo entienden. Ellos están por el lado más bien mapuche, en cuanto a que “eso es lo que queremos y si no es eso, no se baja la huelga”.

– Usted conoce a su hermano ¿eso de no bajar la huelga significa verdaderamente que están dispuestos a morir?
Sí, claro. No hay ninguna duda de que ellos están dispuestos a morir. De la forma en que lo dicen y al llevar esta cantidad de días sin comer, no hay ninguna duda de que eso pudiese pasar.

– ¿Y cómo lo toma su madre? ¿Ella intervino para que sus hermanos bajaran la huelga?
Mi mamá ha estado más cerca de Víctor, que está en Angol, y yo más cerca de Ramón, en Concepción. Yo no creo que mi mamá le pida a Víctor que deje la huelga, porque ella es súper respetuosa de las decisiones personales. Le pueden doler mucho las cosas, pero no creo que le pida algo así.

– ¿Por la causa mapuche?

Porque respeta las decisiones y también por la misma causa mapuche. Ella ha sido de las mamás que mejor han entendido este tema. Siempre ha estado inmersa en este tema y ha apoyado a sus hijos en todas. Nunca le estaría diciendo a un hijo “bájate de la huelga”. Ni menos lloriqueando para que no haga esto o lo otro, como sí uno ve a otras mamás diciendo “hijo, por qué no te bajas…”. Igual eso es entendible, pero son decisiones que mis hermanos han tomado. A lo mejor lo hace debido a las circunstancias en que estamos, porque hoy vivimos un tema complejo.

– ¿Y Ud. qué habría hecho?

Yo, si los viera muy mal, a lo mejor les diría que dejaran la huelga. No me habrían hecho caso, pero se los habría hecho saber.

– ¿Cree que la muerte de algún huelguista ayudaría a la causa mapuche?

Una muerte no ayudaría en nada (a la causa mapuche). Sería una pérdida muy importante porque la gente sirve más viva que muerta. Y en términos concretos, creo que se conseguiría muy poco, la nada misma. Hacer un sacrificio tan grande por eso, sería doloroso. Porque independientemente de que sea nuestra familia o no, cuando mataron a Matías Catrileo, a Álex Lemún o a Jaime Mendoza Collío, a uno le dolió. El sólo escuchar que alguien se murió en el contexto de esta causa mapuche, es doloroso. Espero que no ocurra, porque sería una pérdida importante para el proceso.

-Como mapuche ¿Qué visión tiene de los chilenos?

– El chileno es muy individualista, no solamente con los mapuches, sino también con sus mismos pares. Si está bien, le da lo mismo lo que pase con el otro. Ésa es su vida. Cuando llegué de mi comunidad a Santiago, el cambio fue muy grande. No ubicaba nada, no tenía plata, de repente lloraba porque no encontraba a nadie, porque en otros lados uno pide ayuda y la encuentra, pero acá no. Aquí es sálvese quien pueda. En cambio, en las comunidades es distinto, allá siempre uno tiene a quien recurrir, siempre habrá alguien que le tenderá la mano. Pero en Santiago si una está perdida y a las tres de la mañana toca a una puerta para pedir ayuda, nadie querrá abrirle.

-¿No es ésa una imagen algo bucólica del campo y de los mapuches?

No, es verdad. Hasta ahora, la gente que llega a las comunidades siempre es bienvenida. Por lo menos, nunca vi que mi mamá le haya cerrado la puerta a alguien.

– ¿Cómo fue cuando llegó a estudiar?

Fue muy difícil el primer año. Uno tiene que hacer un esfuerzo mayor para entender algo que nunca ha visto.
– ¿Cómo empezó a armarse?

Leyendo, estudiando, escuchando… tratando de entender. Esforzándose. Porque yo no considero que los mapuches seamos gente floja. Nos hemos sacado la cresta toda la vida, desde muy chicos. Hemos luchado, nos levantamos temprano pese a que trabajamos hasta tarde. Y sin embargo, ahí estamos. No es la idea volvernos millonarios, porque trabajamos en lo que se puede dentro de nuestros recursos naturales y económicos. Ahí nos movemos. Pero no es que queramos todo listo, porque si eso fuera así sería todo muy cómodo…Me siento a esperar a que llegue la gente y nos diga: “aquí tienen todo listo”. A mí no me gustan las políticas asistencialistas.

– ¿Cuál es su idea?

Que se nos permitiera a nosotros hacer las cosas. Por ejemplo, que me dieran un par de clavos y que a nosotros de alguna manera nos cruja qué haremos con ellos. Que no nos digan cómo tenemos que armar las cosas. Es decir, que haya un apoyo, pero que sea lo justo y lo necesario.

– ¿Y cómo ve a futuro a los mapuches con los chilenos? ¿A un lado y a otro?

Le diré a modo personal: yo no tengo ningún problema en compartir con ustedes, pero siempre y cuando sea en base al respeto. Es decir, yo puedo comprender lo que usted hace, pero también entiéndame a mí. Eso es como lo más cercano, porque viendo la realidad es difícil pensar a los mapuches separados de los chilenos. Pero a corto plazo es “juntos pero no revueltos”.

– ¿En qué consistían los procesos en que participaron sus padres?

Uno no las llama tomas, sino recuperación de tierras ancestrales y que consideramos que son nuestras. Hay muchas riquezas ahí, y no son compartidas. Porque nosotros vemos cómo los camiones van sacando todas las riquezas de nuestras tierras, mientras nosotros nos vamos empobreciendo mucho más.

– ¿Cómo es la vida en las comunidades mapuche?

De niña recuerdo que nos pasó algo bueno: nunca pasamos hambre. Sí anduvimos sin zapatos y no teníamos ropa, sólo una muda. De repente nos regalaban, pero era ropa grande, que no era de niña, sino de adulto. Parecíamos payasos, era chistoso vernos… Eso era el común de la comunidad. Tampoco teníamos juguetes.

– A diferencia de la mayoría de su comunidad, varios de sus hermanos han ido a la universidad, ¿hay algo que diferenciara a su familia de las demás?

La diferencia está en que a nosotros siempre se nos enseñó a no sentirnos menos. Y a que nuestros padres eran más bien “mapuches políticos”. Yo siempre me reía de las cosas que decía mi papá, como cuando hablaba de los “malditos burgueses capitalistas” o de “esos fascistas”. Esos eran conceptos que usaba siempre, y así nos fue metiendo en el tema. Mi papá trabajaba en el campo y también estuvo mucho tiempo en una forestal. A veces se iba por meses y vivía en un campamento. Lo pasaba mal, porque se mojaba mucho en el invierno. Eso nos mantuvo alejados de él. Y mientras mi mamá trabajaba tejiendo a telar, nosotros teníamos que hacer las cosas de la casa, como la agricultura. Teníamos que rastrear, arar, cocinar o lavar. Éramos niñitos chicos haciendo las cosas de la casa. De eso se reía Héctor Llaitul.

– ¿Por qué?

A nosotros se nos enseñó a hacer de todo, tanto a los hombres como a las mujeres. En otros lados no se crían iguales, son más machistas o feministas, pero en mi casa, no. Allá todos sabemos cocinar, lavar, trabajar en la tierra, hacer un cerco, cortar trigo. El otro día Héctor (Llaitul) se reía cuando se acordaba cuando nos veía a mí y a mis hermanas cortando trigo y que les ganábamos a todos los hombres que llegaban a la casa. Eso era lo llamativo que teníamos. Él nos conoció así.

– ¿Cómo conoció a Llaitul?

A través de mi hermano Ramón. Creo que ellos se conocieron en algún proceso de recuperación de tierras, se encontraron y no se separaron más. A veces, cuando uno se lleva bien con alguien, logra tener esa comunicación cuando se comparten ideas. Ellos se pusieron a trabajar la tierra, sembraban juntos, es una vida de amigos. Pero yo conozco más a la persona que al personaje.

– ¿Cuál fue su primera impresión de él?

Yo siempre, hasta ahora, lo veo con sus hijos. A él se le sindica como terrorista, pero cuando está con ellos los besa, abraza y se tira en el pasto. Hace todas las cosas que hace cualquier papá, y sus hijos lo quieren mucho.

– ¿Cuándo se enteró de que su hermano Ramón es de la CAM?

De la historia de la CAM, no entiendo mucho, pero cuando él dijo: “Sí, yo soy de la CAM”, fue cuando cayó preso. Pero más allá de eso, él siempre anduvo en procesos de recuperación de tierras entre la Vlll y lX Región. No estaba mucho en la casa y siempre supimos que cualquier cosa que le pasara, iban a llegar a allanar la casa, porque siempre lo hacían. Ya ni me acuerdo cuántas veces pasó eso por mi hermano.

– ¿Qué piensa de la CAM?

No sé qué puedo decir, porque como organización no sé de ella. Yo a ellos (los presos de Concepción) los conozco como personas. Pero lo único que sé es que es una organización mapuche autónoma, y así como ella hay un sinnúmero de organizaciones.

– ¿Qué le parece el camino que eligió su hermano en la CAM? Vivió en la clandestinidad y está acusado de hechos violentos…

Lo que comparto con él es defender nuestros derechos. A lo mejor, los métodos no son los mismos, pero los objetivos van por ahí: la defensa de la tierra y de nuestra gente; el estar ahí cuando pasan las cosas. Para ser bien sincera, nunca he visto haciendo nada malo a Ramón y nunca lo he escuchado planificando algo. A ninguno de ellos. Yo creo que su tema es más bien intelectual, en el sentido de enseñarle a la gente cuáles son sus derechos, porque si no los defiendes, te van a pisotear, tal como lo han hecho con todos nuestros abuelos y bisabuelos. Es eso, pero decir cosas que no comparto con ellos, no podría.

– ¿Pero qué opina de la vía violenta para conseguir objetivos? A varios mapuches, entre ellos Llaitul y sus hermanos, se les acusa de eso.

-La violencia no nos gusta, pero en este caso la violencia viene desde el Estado hacia abajo. Y en cómo llega, a través de los carabineros, hacia las comunidades. No sé si sea violencia lo de nosotros, porque los instrumentos con que se defienden son muy básicos: piedras, hondas, palos. Entonces, no hay mucha comparación como para que llegue un carabinero -que anda protegido con su arma y su escudo- y después diga “me atacaron” o “me atacó alguien con una piedra”. No le encuentro mucho sentido. Es una exageración.

– En noviembre, viene el juicio por el atentado al fiscal Elgueta.

Sí. Y ahí vamos a saber de qué nos estamos agarrando y los jueces verán si fue o no un ataque o surgieron otros delitos. Pero considerando que no es un delito común, sino que está dentro del contexto de una lucha social mapuche. Si hubiera un mapuche que violara o matara a alguien, yo no lo estaría defendiendo. Pero esto va mucho más allá: es algo de pueblo, no una cosa individual. Y eso es lo que me llama a estar con ellos. No podría dejarlos sabiendo de todas las injusticias que están en su contra.

– ¿Hay algo que los mapuche asumen o atribuyen todo a montajes?

Casos grandes, creo que no. Es decir, no puedo negar un enfrentamiento con carabineros, que fue lo que pasó ese día con la supuesta emboscada al fiscal, porque hubo varios enfrentamientos dentro de las comunidades. Pero lo único que se encontró -y los allanamientos se hicieron todo ese día- fueron boleadoraes, hondas y palos. Nada más. Entonces, hechos de carácter terrorista no creo que pasen dentro de las comunidades mapuches. Y voy mucho más allá: pienso que en Chile no hay terrorismo. Porque si hubiera, no estaríamos ahora tomando un café y las personas no podrían andar tranquilas en el Metro, porque estarían pensando que en cualquier momento habrá un ataque.
– ¿Y en el sur? Allá se indaga un atentado a un bus Tur Bus.

Para ser franca, no conozco bien ese caso, pero hechos que tengan que ver con ataques a la vida, un mapuche no lo haría. Un mapuche es el principal defensor de la vida y yo muchas veces escuché, en el contexto de la huelga, la frase “estamos defendiendo la vida con nuestra propia vida”. Entonces, atacar a la vida para ellos no está dentro de su lucha.

18 / 10 / 10
*Fuente: Azkintuwe


Aclaración de Presos Politicos Mapuche y Comunidades por el término de la huelga de hambre

Angol. Octubre, 2010

Aclaración Pública: Ante término de la huelga de hambre

Los prisioneros Políticos Mapuche de la Cárcel de Angol, Hospital de Victoria y CERECO Cholchol, junto a las Autoridades Tradicionales del Pueblo Nación Mapuche, comunicamos a las Organizaciones y Comunidades Mapuche, opinión pública local, nacional e internacional lo siguiente:

1. El término de la huelga de hambre de los Prisioneros Políticos Mapuche de la Cárcel de Angol, Hospital de Victoria y CERECO Cholchol, responde a peticiones de las autoridades tradicionales y sus familias quienes, ante las críticas condiciones de salud en que se encontraban, previeron la posibilidad de un desenlace fatal de algunos de ellos; por tanto la decisión de deponer la huelga de hambre obedece única y exclusivamente a razones humanitarias.

2. Manifestamos categóricamente que no estamos conformes con las propuestas ofrecidas por el Gobierno Chileno, puesto que no responden a ninguna de nuestras demandas, que dicen relación con la no la aplicación Ley Antiterrorista al Pueblo Nación Mapuche, eliminación de los testigos protegidos o sin rostro de esa Ley y el doble juzgamiento por la justicia ordinaria y militar.

3. En cuanto a la utilización de testigos protegidos o sin rostro en las investigaciones que lleva adelante el Ministerio Público en contra de nuestra gente y en vista a que esta figura no fue eliminada por el estado y la justicia chilena, las autoridades tradicionales Mapuche de diferentes lof que han llevado procesos de lucha en distintas zonas del Wallmapu, han tomado la decisión de aplicar la justicia mapuche expulsándolo de las comunidades a estas personas, en orden a aplicar una sanción severa a quienes traicionen la lucha del Pueblo Nación Mapuche. De esta manera, nuestras autoridades tradicionales están ejerciendo el derecho de autodeterminación, en el sentido de que están mirando hacia la reconstrucción de nuestro Pueblo Nación y es necesario que tomen decisiones que nos dirijan hacia ese fin último, por tanto debemos respetarlas, ya sea dentro de nuestros lof o a nivel nacional en el Wallmapu.

4. A la luz de las negociaciones llevadas a cabo por el mediador eclesiástico, Ricardo Ezzati, las autoridades tradicionales que suscriben han decidido liberarle de tal responsabilidad y asumir como garantes del acuerdo suscrito por el gobierno, por razones de cercanía y compromiso con los prisioneros políticos mapuche en huelga. Para el mapuche la palabra empeñada vale, así que de no cumplir el gobierno los compromisos suscritos con ellos, las comunidades comenzarán un nuevo proceso de lucha para reivindicar tanto los puntos contenidos en las demandas de los huelguistas, como otros que son propios de los lof que reivindican derechos ancestrales territoriales, culturales y políticos.

5. Por último, hacemos un llamado a todas las comunidades a asumir esta decisión que afecta a todos los hermanos que actualmente se encuentran condenados y procesados por distintas causas que dicen relación con la lucha mapuche en el Wallmapu, perturbando de este modo la convivencia al interior de las comunidades. Con esta decisión, que hoy respaldan las comunidades que a continuación firman, dejamos de manifiesto que habrá justicia mapuche con un pensamiento propio e independiente, en razón de que reivindicamos también nuestro derecho ancestral de hacer justicia.

LIBERTAD A TODOS LOS PRISIONEROS POLÍTICOS MAPUCHE

FUERA LOS YANAKONA DE NUESTRO WALL MAPU

AVANZANDO HACIA LA INDEPENDENCIA DE LA NACIÓN MAPUCHE

Firman:

Víctor Queipul Huaiquil, Lonko Comunidad Temucuicui Autónoma. (Ercilla, Malleco)

José Cariqueo Saravia, Lonko, Comunidad Cacique José Guiñon (Ercilla, Malleco)

Rodrigo Curipan Levipan, Werken Comunidad Rankilko. (Ercilla, Malleco)

Jorge Huenchullan Cayul, Werken Comunidad Temucuicui Autónoma. (Ercilla, Malleco)

María Luisa Mendoza Collio, Werken Comunidad Requem Pillan (Ercilla, Malleco)

Jose Llanca Ailla, Werken Comunidad Juan Ailla Varela, sector Caillín (Collipulli, Malleco)

Daniel Melinao, Werken Comunidad Wente Winkul Mapu de Chekenco (Ercilla, Malleco)

Julio Huenchumil, Werken Comunidad Rayen Mapu de Chekenco (Ercilla, Malleco)

Marcelo Villanueva Nahuel, Werken Comunidad Coñomil Epoleo (Collico, Malleco)

Victor Marilao Mariqueo, Lonko Comunidad Autónoma Juan Quintremil

Juan Andrés Millanao, Lonko Comunidad Pascual Coña (Lleu Lleu, Arauco)

José Huenchunao Llempi, Lonko Comunidad Nicolás Calbullanca (Lleu Lleu, Arauco)

Benedicto Antileo, Lonko Comunidad Millanao Ancaten (Tirúa Sur, Arauco)

José Llanquileo, Werken Comunidad Juana Millahual, sector Rucañanko de Lleu Lleu (Contulmo, Arauco)

José Ñancupil Poblete, Lonko Comunidad Lorenzo Tranamil (Nancahue, Cautín)

Paulina Morales Cheuquelaf, Werken Pitrunco (Comuna Dalcahue)

Iris Manosalvas, Werken Territorio Trailafken

Marcia Curiqueo, Werken Comunidad Lorenzo Chilmi (comuna de Perquenco)

Hugo Roberto Trainahuel, Lonco Comunidad Trafu

Cristina Chicolef, Werken Comunidad Ramón Chicolef

José Victoriano Polo Queipul, Werken Comunidad Antonio Milla Tokiwe (Victoria)

Antonio Cadin Huentelao, Werken Comunidad Juan Paillalef (Cunco)

Coordinador de DAM (Defensor Autónomo Mapuche)

Nelson Miranda Urrutia, Abogado defensor de mapuche.

Raúl Fuentes, Presidente Provincial de Exonerados Políticos

Hugo Marillán, Pastoral de acompañamiento P.P.M

Wall-Mapu: Angol, 11, octubre, 2010

Agradecimientos de los PPM que se mantuvieron en huelga de hambre en Angol y hospital de Victoria

Los Prisioneros Políticos Mapuche que mantuvimos la huelga de hambre en la cárcel de Angol, el Hospital de Victoria, comunicamos a la opinión pública local, nacional e internacional lo siguiente:

Que con fecha 8 de Octubre de 2010 hemos puesto fin a la huelga de hambre iniciada el 26 de Julio de este año en virtud de las negociaciones que llevaron adelante nuestros pu Werken y que se darán a conocer próximamente.

A través de este comunicado queremos agradecer a todas las personas que nos apoyaron en esta huelga, las organizaciones Sociales, colectivos, agrupaciones de Derechos Humanos, Estudiantes, redes de apoyos, organizaciones y comunidades Mapuche, personas anónimas, ya sea mediante visitas, actos de solidaridad o bien en las movilizaciones que se llevaron a cabo en las distintas ciudades tanto del territorio mapuche como en otros países y a todos quienes manifestaron su respaldo y preocupación incondicional a la movilización.

Queremos dar un agradecimiento especial al Lonko Eric Vargas Quinchaman, el peñi Diego Montiel Paillan y el profesor Jaime Contreras de Puerto Montt y Valparaíso, así como también a las personas del extranjero quienes estuvieron en huelga de hambre en apoyo a nuestras justas causa, transformándose para nosotros personas valiosas y respetada por nuestro Pueblo Nación Mapuche.

Por último, hacemos un amplio llamado a todos quienes participaron de las distintas movilizaciones locales, nacional e internacional a estar atento a lo que pueda ocurrir con el cumplimiento de los acuerdo tomado con el Gobierno.

RRUME MAÑUM KOM PU PEÑI LAMMIEN (muy agradecido de todo Ustedes hermanos y hermanas).

MARRICHIWEU


LIBERTAD DE LOS PRISIONEROS POLITICOS MAPUCHE.

Prisioneros Políticos Mapuche cárcel de Angol y hospital de Victoria.

Wallmapuche, PEWUN KUÑEN, sábado 09 de Octubre de 2010


ALERTA: Piñera pone urgencia a proyecto inconsulto de “reconocimiento constitucional” que niega derechos de los pueblos indigena

by Lucas Zahiri on Saturday, October 9, 2010 at 12:39pm

Un verdadero “asalto constitucional” ha puesto en marcha La Moneda, asignado urgencia de “discusión inmediata” de 3 dias para despachar el fraudulento proyecto de “reconocimiento constitucional”. Se trata del texto pactado entre el Senador Espina y Viera Gallo, para poner un candado constitucional a los derechos de los pueblos indigenas.
Asignar urgencia de “discusión inmediata” a un proyecto inconsulto es un acto de mala fe que viola el Convenio 169 y los derechos de los pueblos indígenas.

El Viernes 8 de Octubre, en Purén, Piñera anunció que pusó urgencia de “discusión inmediata”, es decir un plazo de 3 dias, para despachar el proyecto de falso “reconocimiento”.

Cínicamente declaró “yo creo que ya ha demorado demasiado tiempo, por eso quiero anunciar aquí que hemos decidido poner discusión inmediata a la reforma constitucional que significa el reconocimiento constitucional a nuestros pueblos originarios”.

EL TEXTO DEL CANDADO CONSTITUCIONAL

El texto de reforma constitucional pactado en el 2009 entre Viera Gallo y Espina es el siguiente:

1) Reemplázase el artículo 4° por el siguiente:

“Artículo 4°.- El Estado reconoce la existencia de los pueblos indígenas que habitan su territorio y el derecho de éstos a conservar, fortalecer y desarrollar su identidad, cultura, idiomas, instituciones y tradiciones y a participar en la vida económica, social, política y cultural del país en la forma que establece el orden jurídico nacional, derecho que será ejercido por las comunidades, organizaciones e integrantes de dichos pueblos.

Los pueblos indígenas podrán organizar su vida de acuerdo a sus costumbres, en conformidad a la Constitución y las leyes.”.”.

2) Intercálase en el artículo 5º el siguiente inciso primero, nuevo

“Artículo 5º. Chile es una república democrática.”

3) Intercálase, en el párrafo primero del numero 2º del artículo 19, entre las palabras “mujeres” y “son”, la siguiente frase, entre comas:“cualquiera sea su origen étnico o racial”.

4) Agrégase al número 24º del artículo 19 el siguiente párrafo final, nuevo:

“La ley protege la propiedad sobre las tierras de las personas y comunidades indígenas y sus derechos de aprovechamiento de aguas conforme lo establecido en la Constitución y las leyes”.

IMPLICANCIAS DEL TEXTO

De acuerdo a diversos análisis disponibles el texto de la reforma tal como está tiene graves implicancias para los pueblos indigenas:

– Se hace un “reconocimiento” nominal a los pueblos indigenas,

– Se limitan los derechos: solo se reconocen derechos culturales. Los derechos de participación no son los que establecen las normas internacionales.

– Eseguida se establece que los sujetos de derecho – los que ejerceran los limitados derechos reconocidos- son las comunidades e individuos indigenas, no los pueblos.

En la práctica se niega la condición de los pueblos como sujetos de derechos, tal como expresamente postuló Viera Gallo en los debates del senado en 2009.

– Se omite a las normas internacionales como fuente de los derechos de los pueblos indigenas. Todo queda sometido a las leyes chilenas.

– Se suprime el régimen especial de protección de los derechos de aguas aymaras y atacameñas, asimilando todas las aguas indigenas al regimen general

UN PROYECTO INCONSULTO

El proyecto de reforma constitucional NO ha sido consultado de acuerdo a las normas del Convenio 169.

Entre enero a marzo de 2009 el tristemente célebre “Comisionado” Rodrigo Egaña hizo un simulacro de consulta. Una farsa y un fraude que ha sido denunciado ante la OIT.

Durante su visita a Chile en abril de 2009 y en su Informe de Recomendaciones a Chile, el Relator Anay, llamó a Gobierno y al Congreso a realizar un proceso de consulta de acuerdo a las normas del Convenio 169.

LA OBLIGACION DE CONSULTAR

La urgencia de “discusión inmediata” transgrede al Convenio 169 porque hace imposible un proceso de consulta previa, a que está obligado el Congreso Nacional.

De insistir en aprobar entre gallos y medianoche el “reconocimiento constitucional” el Gobierno de Piñera dará muestras de su voluntad de arrasar con los derechos de los pueblos indigenas, y se colocará al margen del estado de derecho al violar el Convenio 169.

There are some people who grow indignant at the suggestion that their political leaders lie to them, especially in regard to foreign policy. To suggest as much is to indulge in “conspiracy theories,” they maintain. — M. Parenti

If you’re not careful, the newspapers will have you hating the people who are being oppressed, and loving the people who are doing the oppressing. —Malcolm X


VOCERA DE LOS HUELGUISTAS: “LA MESA DE DIÁLOGO ES UNA ESTRATEGIA DE PIÑERA PARA LIMPIAR SU IMAGEN ANTE LA ONU”

Con un discurso que estuvo marcado por el empuje de los chilenos ante las adversidades como el terremoto y maremoto de febrero y las celebraciones del Bicentenario, el Presidente Sebastián Piñera se presentó ante la Asamblea General de Naciones Unidas.

Como desafío, el mandatario debía intervenir con la misión de convencer al pleno de la ONU para que Chile se mantenga dentro de los países miembros del Consejo de Derechos Humanos.

En uno de los puntos más esperados de su intervención, el Jefe de Estado reiteró que el Gobierno busca un acercamiento con el pueblo mapuche mientras se desarrolla la huelga de hambre de los 35 presos políticos.
“Nos sentimos muy orgullosos de ser una nación multicultural, pero reconocemos que por siglos no hemos dado a nuestros pueblos originarios las verdaderas oportunidades que merecen y que necesitan. Por ello, estamos promoviendo en nuestro país el reconocimiento constitucional de todos nuestros pueblos originarios, dejando atrás la estrategia de la asimilación para seguir la de la integración. Hemos constituido una mesa de diálogo donde participa el Gobierno, las iglesias, la sociedad civil y particularmente el pueblo mapuche”, aseguró el mandatario.

El jefe de Estado indicó que esa estrategia de integración, implica respetar, valorar, y proteger el idioma, cultura y tradiciones de los pueblos originarios a través de iniciativas como el Plan Araucanía.

Asimismo Piñera contrastó la situación de los huelguistas con la de los 33 mineros atrapados en la mina San José. “Creo que es una paradoja que hayamos luchado tanto por salvar las vidas de 33 mineros y tengamos simultáneamente 34 comuneros mapuche que atentan contra sus propias vidas a través de una huelga de hambre”, indicó.

Sin embargo, las palabras del Presidente Piñera encontraron fuertes críticas desde las comunidades mapuche.
María Tralcal, vocera de los huelguistas, manifestó en el programa Radio-Análisis de nuestra emisora que al no ser capaz de resolver las demandas de los presos políticos mapuche, Sebastián Piñera no tiene capacidad moral para pedir que Chile se mantenga dentro del Consejo de Derechos Humanos de la ONU.

“Esto es solamente una forma de limpiar su imagen pública porque no resuelve las demandas de base de los presos políticos mapuche que se relacionan con un juicio justo”, sentenció Tralcal.
Según la portavoz de los comuneros que mantienen esta medida de presión el discurso del Presidente sería una “estrategia para desvirtuar el tema y poder plantearse frente a la ONU dando a entender que sí se quiere dialogar” y afirmó que “desde que se inició la huelga de hambre hemos pedido una mesa de negociación directa con el Ejecutivo y hasta el momento no hemos recibido una respuesta clara”.

CHILE HACIA EL DESARROLLO

En otros puntos de su alocución, Sebastián Piñera también aseguró que Chile mantiene principios como “el respeto irrestricto al derecho internacional, la inviolabilidad de los tratados, la igualdad jurídica de los estados y la solución pacífica de las controversias” para mantener el orden regional.
“Hay que recordar la promoción de la democracia y el respeto a los derechos humanos en todo tiempo, lugar y circunstancia como nuestro compromiso con el multilateralismo y el regionalismo abierto en nuestro continente, de forma tal de promover una economía más constructiva y de mayor colaboración entre todos los países. Chile no va a renunciar nunca a alzar su voz en todas las instancias y foros cuando estos principios se vean afectados”, afirmó Piñera

El mandatario destacó además, el desafío que representa para Chile y el mundo el fortalecimiento del capital humano a través de políticas de innovación y emprendimiento con énfasis en el desarrollo de mejor ciencia y tecnología para hacer frente a los cambios del sistema económico.

En ese sentido, Piñera indicó que trabajará para que Chile llegue al mundo desarrollado “antes que termine esta década”.

Para esto, el Jefe de Estado destacó la necesidad de que organismos internacionales como la misma ONU, el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional sean modernizados para adaptarse a los nuevos tiempos del siglo XXI si quieren cumplir un rol protagónico.

Por último, el Presidente Piñera reiteró las felicitaciones a la ex Presidenta Michelle Bachelet en su nuevo rol a cargo de la ONU Mujer.



1810-2010: Nada que celebrar, mucho que organizar.

Rafael Agacino[1]

Compañeros que llevan adelante una iniciativa de prensa independiente en Concepción, Resumen? (www.rsumen.cl), me solicitaron hace unos días respondiera a la siguiente pregunta: ?¿Qué tan independiente es Chile hoy?? Esta y sus respuestas están comprendidas en un esfuerzo por reunir y difundir opiniones alternativas frente a la abrumadora maquinaria ideológica que ha puesto en marcha el bloque en el poder, que además en esta coyuntura histórica, cuenta a este respecto con la anuencia de fuerzas supuestamente críticas, pero que añoran ser reconocidas como parte de la República y sus instituciones. Intento en lo que sigue ensayar una respuesta que satisfaga la intención mencionada y contribuya a develar las sutiles trampas de la iconografía de la dominación.

En primer lugar tiene sentido preguntarse ¿quiénes somos ese “nosotros” implícito en la pregunta? En el siglo XIX habitaron este “trozo colonial”, por arriba, la oligarquía criolla -mezcla de rentistas, capitalistas del comercio, del transporte y la extracción, y la burocracia religiosa y cívico-militar- y por abajo, el artesanado, el peonaje, y pueblos indígenas aún en franca resistencia e insumisos. El proceso de independencia, sabemos, no fue una obra de ese “nosotros” sino solo de una fracción de los de arriba, por más que segmentos populares e indígenas constituyeran una fuerza social de apoyo imprescindible. De los de abajo, muchos ni siquiera comprendieron el significado de la ruptura y otros tantos aprovecharon el desenlace para pasar a otra fase de la larga guerra contra el invasor.

Sabemos que aquí la independencia fue impulsada y organizada por los de arriba, que a diferencia de Haití o de otros territorios como la Gran Colombia o la mayor de las Antillas, la presencia “política” de los dominados fue subordinada, que su contenido descolonizador y popular, siempre subalterno, fue utilizado por una reconfigurada clase dominante para sus propios fines. En efecto, los colonialistas ahora devenidos “independentistas”, “patriotas”, “chilenos”, tuvieron que hacer lo que toda elite de poder debe hacer para constituirse y legitimarse: proveerse de una identidad política-ideológica, de una iconografía, de una institucionalidad y de normas, todas condiciones necesarias para inventar, sobre un territorio originariamente robado, una nación, un Estado y un país a su imagen y semejanza. Y este invento histórico, como antes la conquista y la colonización, se fundó en un acto de fuerza, fuerza ejercida ahora contra los realistas y sus aliados pero sobre todo contra los de abajo, fueran éstos los integrados al nuevo modelo de acumulación (los explotados), o bien, los “extranjeros internos?, los pueblos indígenas resistentes (los oprimidos). Por ello, este invento acaecido en la periferia de la economía mundial, nació doblemente fracturado: el “nosotros” incluía en calidad de explotados a las masas trabajadoras destinadas a generar excedentes (primera fractura), y excluía, en calidad de oprimidos aunque no explotados, a los que había que desplazar o exterminar para continuar la ocupación y apropiación de tierras y demás recursos (segunda fractura). Estas fracturas serán el trasfondo estructural de la lucha de clases entre capital y trabajo y entre opresor y oprimido que recorrerá toda la historia de este invento llamado Chile. Toda la política, todas las estrategias y todas las tácticas, de los de arriba y de los de abajo, tendrán ese telón de fondo; desde el lejano pasado hasta este mismo instante cuando, en el norte, 33 mineros, enterrados a más de 700 metros, sufren la impudicia del capital y en el sur, 32 presos políticos mapuche, enfrentan esa misma impudicia del mismo capital, apelando al dramático recurso de la huelga de hambre.

En segundo lugar, debemos insistir en que el proceso de consolidación del capitalismo chileno ha requerido disciplinar social e ideológicamente a los explotados incluidos y a los oprimidos excluidos. La estrategia de disciplinamiento social y económico combinó garrote e imposición de la escasez. Las leyes contra el bandolerismo y el vagabundaje para forzar al trabajo asalariado, las guerras de pacificación para someter, desplazar y “liberar” tierras y recursos, y las múltiples formas de represión, dejaron una estela de lodo y sangre, fue la huella del capital obligando a grandes masas a emplearse para hacerse de las mercancías para vivir, y a otras, al éxodo hacia las profundidades o hacia los bordes del territorio para sobrevivir a la constitución de la Patria, de la República. El disciplinamiento ideológico, buscando legitimidad y consentimiento, apeló al nacionalismo y al racismo. Al nacionalismo, porque se afanó por absorber lo popular en el “ser chileno”, ora enalteciendo la imagen del “roto”, el valiente y aguerrido defensor de la patria, ora apelando a la “chusma” cuando éstos, los incluidos súper explotados, maduraban en conciencia de clase. Y al racismo que, luego de la “pacificación”, se transformaría lentamente en el sutil expediente que hasta hoy hace iguales a empleado y patrón frente “los otros”, los “indios”, la masa excedente del territorio a la cual hay que negar. A estos, los “extranjeros del interior”, sólo les queda el sometimiento, el silencio, la ausencia como pueblo, como cultura, como nación.

No son de extrañar entonces los ce-hache-í-ele-é, las banderas chilenas en el fondo del socavón, la valentía “del chileno”, alentada y difundida por toda la prensa del poder, mientras el silencio, la negación, se reservan para las vidas que hora a hora continúan consumiéndose en las celdas de las chilenas cárceles del sur. Solo las franjas más conscientes de los explotados y los oprimidos, solo los espíritus más sensibles, los luchadores a toda prueba, han sacado la voz denunciando la trampa ideológica y el cerco informativo del poder, un poder que ha colonizado nuestras mentes con su Patria y su “Raza”.

Y en tercer lugar, no está demás recordar que la clase dominante reconfigurada al ritmo de la independencia, por más que apelara al nacionalismo frente a las masas, no asumió nunca un carácter “nacional” con intereses estructuralmente opuestos al orden mundial. Por el contrario, desde siempre ligó su ideología e intereses al centro. Y que no nos llamen a confusión las múltiples contradicciones fraccionales que la han acompañado, pues desde carreristas y o´higginistas a neoliberales y republicanos, pasando por liberales y conservadores, éstas se relacionaron más con las vicisitudes del propio centro metropolitano que con la emergencia de proyectos genuinamente “nacionales” con propósitos contrapuestos al capital mundial. La economía chilena, desde el boom del trigo, del guano, del salitre, del cobre, o de los recursos naturales no cupríferos de nuestros días, así como la propia “sociedad chilena”, ha sido en general una sociedad extravertida y dependiente. Por ello en el origen de la independencia, la disputa entre pro yanquis y pro ingleses; por ello ahora, después de casi un siglo de hegemonía estadounidense, la recolonización del territorio y sus riquezas por el imperialismo europeo y en particular por el español. Casi pudiera decirse, rememorando a Luis Vitale, que las clases dominantes inventaron Chile para venderlo, que inventaron este artificio jurídico-político, este Estado, para expropiar a los originarios y para explotar a los trabajadores haciéndolos titulares de una supuesta ciudadanía reconocida por ese truco llamado Chile que hoy cumple doscientos años.

Así las cosas, la independencia ha sido, por una parte, un largo proceso de apropiación y expropiación de las fuentes de riqueza de los originarios, y por otra, de apropiación y expoliación del talento productivo de los nacidos y criados como fuerza de trabajo. Se trata de una independencia del capital, de una independencia cuyo lado oscuro ha sido y es la sistemática y creciente guerra contra la autonomía, soberanía, y libertad sustantivas de los oprimidos y explotados, valores que reconocidos episódicamente en las constituciones y leyes, se niegan diariamente en las prácticas vitales. El capital ha construido su matrix patriótica, racista y capitalista y se dispone triunfante a celebrar su cumple siglo. Es tarea nuestra, al menos en esta vuelta, aguarle la fiesta; ya habrá ocasión para enfrentarle en toda la línea y disputarle radicalmente el presente y el futuro. Por ello entonces, nada que celebrar, mucho que organizar.

Santiago, 1 de septiembre,

Rafael Agacino,

Investigador Plataforma Nexos.


Consejos a Piñera. La Huelga mapuche es no-violencia activa, es un despropósito forzar a mapuches a dejar esa vía (RDintrans)

5 September, 2010

LA NO-VIOLENCIA EN PELIGRO

El presidente Piñera está a punto de desperfilarse. Sus aciertos mediáticos se irán al tacho si persiste en confundir a los 33 mineros sepultados con los 32 mapuches en huelga de hambre. Sería imperdonable obligar a comer a los que libremente han decidido no ingerir alimentos, sería imperdonable violentar a quienes están practicando la no violencia activa, aquella legítima forma de enfrentar a la violencia del poder, a la violencia del Estado, a la violencia del Imperio, y que patentó por lo demás, nada menos que Mahatma Gandhi.

Sobretodo si se dice que la causa de la desgracia de los mapuches en huelga de hambre, es precisamente el haber practicado la violencia, el terrorismo. Sería un despropósito privarlos de ejercer una conducta reivindicativa, no violenta.

Es ciertamente imperdonable e innecesario, Piñera nada tiene que ver en este entuerto, él jamás ha invocado la ley antiterrorista, él no es responsable de los atropellos a la razón, a los atropellos a los derechos humanos en que cayeron los gobiernos de la Concertación.

Frei, Lagos y Bachelet, son los que legitimaron a Pinochet al invocar esa ley innombrable.

Piñera no tiene más que mandar un proyecto de ley que elimine esa ley maldita, tal como tomó en sus manos el rescate de los mineros, tal como llegó en un bote a Punta de choros para ganarse el derecho de ser el guardián indiscutible del medio ambiente.

Si así lo hiciere, la aprobación unánime del Congreso batirá todos los records de velocidad en ser aprobada.

No queremos que se nos caiga el presidente, sin embargo su llamado a los partidos de oposición, y sobretodo a la Iglesia , para evitar que los mapuche sigan en su actitud no violenta, son el preludio de una decisión errónea.

Ni la Iglesia , ni la Concertación , son instancias pertinentes.

Presidente, derogue sin consultarle a nadie esa ley; la no violencia habrá triunfado, usted habrá triunfado, y los mapuche estarán vivos para celebrar el bicentenario.

Ojo con los mapuche que son capaces de paralizar el tiempo; sus ritos tienen el movimiento contrario a los punteros del reloj.

Ojo con los mapuche, sus puntos cardinales no son estáticos, comienzan con la salida del sol, y se sabe que el sol no siempre derrama su luz por los mismos cerros.

Ojo con los mapuche, ellos oponen dialécticamente lo humano a lo divino, no separan las aguas. Ellos no quieren evangelizar a nadie, más bien ocultan sus verdades.

Ojo con los mapuche, ellos oponen la honda milenaria de David en contra de la metralla del GOPE. A eso los huinca llaman terrorismo.

Ojo con los mapuche, fueron los únicos indígenas que resistieron al Imperio español, y lo hicieron por 200 años.

Ojo con los mapuche, que es lo único que realmente disponemos como propio. El mapuche está ubicado al centro de la tierra.

René Dintrans

erredintrans@yahoo.es

http://blogdintrans.blogspot.com/
© Mapuexpress – Informativo Mapuche
Se autoriza su reproducción citando la fuente.
http://www.mapuexpress.net

NO A LA LEY ANTITERRORISTA. FIN A LA MILITARIZACION DE LAS COMUNIDADES. NO A LOS PROCESOS MILITARES. LIBERTAD A TODOS LOS PP MAPUCHE. DEROGACION DEL SISTEMA DE DOBLES JUICIOS. LUCHAR POR LA RECUPERACION DE TERRITORIO HISTORICO.

Hay una estrategia de exterminación de nuestro pueblo

Maria Tralcal:

Los familiares “todavía no vimos ningún proyecto”, en relación al anuncio gubernamental de modificar la Ley Antiterrorista sostuvo María Tralcal, integrante de la Coordinacion de Familiares y vocera de los Presos Politicos Mapuche en huelga de hambre. Esposa de uno de los cautivos, María valoró el gesto del Poder Legislativo pero señaló que fué muy tarde y “ahora estamos en un momento crítico” para la vida de los Mapuche aclaró en conversación con Radio El Arka de Bariloche. En referencia a los menores Mapuche que se sumaron a la huelga sostuvo que “están dispuestos sacrificarse porque ellos tambien están siendo juzgados por la Ley Antiterrorista”.

Por Avkin Pivke Mapu-Komunikación MapuChe

Maria Tralcal (MT): -Claramente el escenario que teníamos una semana atrás al escenario que tenemos ahora ha cambiado drásticamente. Durante esta semana los familiares se reunieron en Valparaiso y en Santiago para hablar con el poder parlamentario en donde tuvimos bastante respaldo, y el respaldo que recibimos de ahí hizo que el Ministerio del Interior y el ejecutivo se pronunciaran.

Ahora debemos aclarar que el ejecutivo chileno se pronunció bastante tarde, se pronunció cuando los hermanos llevaban 51 (cincuenta y un) dias en huelga de hambre. Si bien consideramos el gesto que tienen, pero nos parece que fué muy tarde. Ahora nosotros siempre hemos dicho que estamos abiertos al dialogo porque estamos muy preocupados por el estado de salud de los huelguistas.

Lo que pasó ayer (miércoles 01 septiembre) con la manisfestación por lo menos en Santiago que fué la que fuimos todos los familiares nos dejó con mucho ánimo, con mucha fuerza porque los organizadores dicen que llegaron 3000 (tres mil) personas. Entonces nosotros entendemos que ya no es un tema de “una minoría” como siempre lo han dicho los diferentes estados chilenos, que nos califican de “minoría”, que no somos un tema “pais”. Entonces con la manifestación que pasó ayer nosotros entendemos que sí es un tema “país”, que no somos minoría y que tenemos el respaldo amplio del pueblo chileno.

Radio El Arka (REA): -Respecto de los anuncios del poder ejecutivo de modificar la Ley Antiterrorista y el régimen de la justicia militar. ¿Qué piensan, han podido analizarlo, qué tan profundo han sido esos cambios?

MT: -El gobierno solo hizo los anuncios. En la práctica no nos ha presentado ningún proyecto de midificación, ni tampoco ha hablado directamente con la “Coordinación de familiares…” entonces entendemos que ésto solo lo hace a través de la prensa, en la práctica aún no tenemos nada.

Nosotros estuvimos estudiando los diferentes proyectos de ley de la Ley Antiterrorista y la Ley Antiterrorista que hoy está vigente en Chile. Lo que nosotros resumimos de eso, es que el “acto terrorista” tanto internacional como nacional no tiene una definición clara, pero la ley que es más ambigua en este sentido es la legislación chilena porque deja pie a que cualquier acto se puede considerar como terrorista. Solamente pasa por el buen criterio que se ponga después, porque los mismos actos que son terroristas dentro de esta Ley, están considerados dentro de la ley civil corriente. Entonces es muy ambiguo, como te digo, cualquier persona puede ser catalogada como terrorista.

Quiero manifestar también que la huelga de hambre se inicia en petición de un juicio justo. Los hermanos no quieren ser liberados inmediatamente porque entienden que hay una serie de hechos que se deben investigar y que la responsabilidad del hecho lo tienen que determinar los jueces. Pero fuera del viciamiento de la Ley Antiterrorista que tiene el triple de las condenas, que tiene la presencia de testigos sin rostro, el secreto de investigación y por lo demás largas prisiones preventivas.

Los hermanos llevan más de un año y medio detenidos y todavía no hay fecha para los juicios. Entonces esta Ley (Antiterrorista) logra condenarlos antes de que los tribunales los inculpen. Sobre el tribunal militar, nosotros entendemos que éste debe ser competente solo en uniformados y en este momento está juzgando a civiles. Entonces no nos parece.

REA: María tenés ganas de contarnos tu caso personal. Sos familiar de quién y en que situación está??

MT: -Mi pareja está detenido. El estuvo aproximadamente 3 (tres) años en clandestinidad porque él nunca confío en la justicia chilena. El cuando cayó detenido, cayó por un incendio y el juicio del incendio ya se hizo y él salió en libertad porque ni siquiera se logró comprobar si acaso el incendio había sido intencionado o había sido accidental.

Después que él cae detenido le cargaron 4 (cuatro) causas más entonces en este momento sigue estando en la cárcel y sistemicamente la fiscalía ha hecho eso. Que detiene a uno de los dirigentes, va y le carga cualquier cosa, hechos de los que nadie ha sido responsable le cargan a los dirigentes y ésta es una forma de contener la movilización de nuestro Pueblo y paralizar a los dirigentes más visibles de las Comunidades. No es solamente con él, ha pasado con mucha gente.

Por ejemplo contarte el caso mío como mujer, yo en este momento no tengo hijos pero estábamos en proyecto de tener hijos. Entonces el proyecto familiar de nosotros se paralizó por esta situación. Pero tenemos hermanas que tienen 3 (tres), 4 (cuatro) hijos y que su compañero está preso, entonces la dinámica de vivir en el campo es diferente: Los hombres son los que cosechan, los hombres son los que cuidan los animales y nosotras somos las que criamos. Entonces la mujer ahora se vé enfrentada a hacer todas las tareas que tienen que ver con la agricultura, con los animales, a criar y a visitar a nuestros compañeros en la cárcel. Nosotros creemos que es un golpe a la integridad de las familias y a la constitución de nuestro Pueblo Mapuche.

Claramente nosotros sentimos que hay una estrategia de exterminación de nuestro pueblo. Ellos siempre nos han querido chilenizar e integrar a través de medidas paternalistas que nosotros siempre hemos dicho que no nos parece.

REA: -Cómo es el estado de salud de los presos en general??

MT: -Te puedo contar que la semana pasada nosotros evaluamos con los médicos externos y hasta el momento los huelguistas habían perdido entre 10 (diez) y 18 (dieciocho) kilos. Eso es aproximadamente el 20% (veinte porciento) de su peso inicial.

La doctora dice que en este momento los Mapuche entran en una etapa critica, durante este último tiempo hemos tenido 4 (cuatro) hermanos que se nos han desestabilizado, han tenido complicaciones cardíacas y han ido a parar a los hospitales regionales. En donde los procedimientos no lo sabemos, en donde sabemos que ahi se le ha intentado sacar muestras de sangre (a los huelguistas) sin su consentimiento y a alguno se le ha intentado alimentar vía intravenosa a lo que nosotros como familiares y ellos como huelguistas se oponen definitivamente porque entendemos que no se respeta su desición de mantener la huelga de hambre y entendemos que claramente esto es un método de tortura.

REA: -Cuál sería la próxima instancia de esta movilización. Por parte de la Coordinacion y de los sectores solidarios que aparece como próxima etapa, como próxima página??

MT: -Nosotros como Coordinación hemos definido que ahora estamos en un momento crítico porque los Mapuche se están agravando fisicamente. Manifestar que el ánimo de ellos no ha decaído, ellos siguen con la misma insistencia, ellos siguen con la misma convicción de mantener la huelga de hambre hasta las últimas consecuencias.

Necesitamos accionar varios espacios de discusion, nosotros hemos determinado que llamamos a movilización a nivel nacional e internacional todos los días miercoles hasta lograr que los hermanos logren deponer su huelga de hambre siempre y cuando se pongan las condiciones que ellos están solicitando.

Llamamos también allá por el PuelMapu (territorio al Este) a que la gente siga solidarizando, nos dicen que por allá hubieron manifestaciones tanto en Buenos Aires como en Bariloche y desde acá desde GuluMapu (territorio del Oeste) nuestro pueblo le agradece desde el corazón porque entendemos que ustedes entienden y solidarizan con nuestra causa y los invitamos a seguir apoyandonos.

Lo hemos dicho en alguna otra oportunidad: la lucha que estamos dando ahora como pueblo es una lucha para toda la humanidad, para todos los pueblos. Porque estamos luchando por mantener nuestro territorio, estamos luchando por mantener nuestros ríos, nuestros bosques nativos, nuestras faunas, entonces entendemos que en eso el pueblo argentino ha sido muy solidario tambien.

El pueblo Mapuche que nos separó ambos estados y que creemos que somos un mismo pueblo también sabemos que entienden porque también sentimos que ellos están arraigados a la tierra igual que nosotros y nosotros no consideramos que seamos un pueblo aparte. Aunque los estados nos hayan dividido y creemos que somos un mismo pueblo.

REA. -Este miercoles (01 Septiembre) nos informaron que habría otros 3 (tres) huelguistas. Es así Maria??

MT: -Hay 2 (dos) en la cárcel de menores de Chol-Chol. Al inicio había 3 (tres) menores, a uno de ellos la semana pasada le dieron medidas cautelares. Esto quiere decir libertad provisoria con arresto domiciliario.

En este momento hay dos menores que se sumaron a la huelga de hambre. Ellos se suman a la huelga de hambre adhiriendo a las demandas de los primeros huelguistas y en solidaridad con los hermanos que empezaron el 12 de julio la huelga de hambre, porque ellos dicen que si no hay una solución clara ellos están dispuestos a exponerse y a sacrificarse porque ellos tambien están siendo juzgados por la Ley Antiterrorista.

Son los primeros menores de edad en Latinoamerica que están siendo juzgados por esta ley (antiterrorista) y nos parece insolito que el gobierno no pueda resguardar los derechos del niño que son derechos mundiales que están enmarcados dentro de las constituciones y del derecho internacional. De velar por el derecho del niño a crecer, a estudiar, a estar con su familia. Los chicos llevan más de un año en prisión, entonces no entendemos la lógica de estos gobiernos.

REA: -Maria, muchas gracias por el contacto con Radio El Arka de Bariloche…

MT: -Reiterar el agradecimiento a ustedes. Entendemos que los medios han sido muy importantes en este momento y hacer la invitación nuevamente para todos los miercoles a manifestarse a través de las acciones que ustedes determinen conveniente.

En este momento necesitamos movilizarnos para evitar el deterioro mayor de salud de los hermanos y para poner de manifiesto que la Ley Antiterrorista es solo un instrumento que solamente busca contener la movilización social y el descontento de los diferentes sectores. Asi que gracias a ustedes y una invitacion a seguir apoyando.


Entrevista Héctor Llaitul en Càrcel El Manzano(Chile) en huelga de hambre

Osorno, Chile. Septiembre 2, 2010

“Nuestra fuerza –nehuen- nos alimenta y nos dará la libertad”

Habla Héctor Llaitul en huelga de hambre en la Cárcel El Manzano de Concepción

Por Lucía Sepúlveda Ruiz

A la entrada de la cárcel de El Manzano, una señora bajita espera con paciencia su ingreso al penal. Pronto será mediodía, pero ella llegó en la madrugada desde Osorno. En el Instituto Médico Legal, unos 250 metros más allá, un padre, también mapuche, inicia una larga y dolorosa espera por el cuerpo de su hijo de 19 años, Richard Ñegüey, que se suicidó tres días después de asistir a la apertura del juicio oral en Cañete, donde se les juzgaría a ambos, y a otros 20 comuneros. La señora mapuche no viene desde una comunidad porque ella, la madre de Héctor Llaitul, uno de los cinco presos políticos mapuche en huelga de hambre en ese penal, no tiene tierra y ha debido trabajar con su marido toda su vida en la ciudad. La fiscalía espera que Llaitul pase 103 años presos, eso es lo que demanda en la acusación al tribunal.

Antes de abrazar a su hijo cuando llega del control de peso que realiza gendarmería, la señora me dice: “Yo lo que más hago es darle mi apoyo y lo haré mientras pueda y mientras viva”. Héctor ha perdido más de 17 kilos en 52 días de ayuno, tomando sólo agua y mate. Un total de 34 presos políticos mapuche están en huelga al 2 de septiembre, y dos de ellos son menores. Todos demandan un juicio justo y el fin de la ley antiterrorista. El pasado 23 de agosto en El Manzano los cinco estaban animados con las visitas de familiares y ellos mismos cebaron el mate para las visitas. Héctor atendió a su madre y luego se dispuso a responder.

¿Qué pueden conseguir con esta acción, que puede verse desde fuera como desesperada? No conozco otros casos en que vayan a declarar en su mismo juicio presos políticos en huelga de hambre, como está ocurriendo aquí.

Pareciera contradictorio, pero nosotros buscamos oxigenación para seguir luchando. Nos alimentamos de nehuen, de fuerza. Nos gusta mucho que la gente – y no sólo los mapuche – se movilice. Además, uno no es imprescindible. La moral es fuerte y la consecuencia importa harto. Nos da mucha fuerza saber que nuestra gente nos reivindica como sus presos, como sus weichafe. Lo que no nos gusta es el inmovilismo, la falta de conciencia. Buscamos el fin de los procesamientos por ley antiterrorista, y dos huelguistas han salido libres desde el inicio de la huelga. Los jueces y el poder político se sienten presionados. Si no pasara nada, el poder no se enteraría de nada… Pueden tener mil presos en el país, y nada. Pero con la huelga de hambre, hay un efecto nacional e internacional . Estamos logrando algo, en el juicio esperamos tener más logros. Se van a desvirtuar las acusaciones. Va a quedar claro que sólo hay montajes, y la gente va a salir mejor parada, vamos a lograr libertad al máximo. Cuántas libertades logremos, dependerá de nuestra fuerza. Pero no vamos más todos a la prisión.

¿Qué analogía hacen respecto de la situación de los mineros?

Los mineros al principio, no tenían cómo salir del entierro en el socavón. Y nosotros, ¿cómo podemos salir del encierro si entramos con los dos procesos encima, por la justicia civil y la militar? ¿Quién podrá afirmar lo contrario, que no somos violentos, cuando existe una campaña mediática compacta y uniforme, como la que enfrentamos? La televisión es tendenciosa. Los fiscales dicen lo preciso y los medios les dan cobertura. El silencio que guardaron frente a la huelga, es porque no les conviene hablar de los presos. Los testigos sin rostro que declaran contra nosotros reciben un pago del Estado, del Ministerio público, para que haya menos cuestionamiento que cuando lo hacían directamente los propietarios de predios, por ejemplo.

Osvaldo Carvajal, en el sector del lago LleuLleu. Nos sentimos muy bien cuando la gente se moviliza a pesar de esa tremenda campaña. En el juicio en Temuco, van a tener como testigos protegidos hasta a policías colombianos, de la CIA, ya el juicio es a escala latinoamericana o global.

Familiares de PPM en huelga de hambre buscan apoyo parlamentario para
modificar Ley Antiterrorista

Enviado por Agrupación Mapuche Kilapan el martes, 31 agosto, 2010 a las 16:06

Etiquetas: NOTICIAS
Agrupación Mapuche Kilapan

Una delegación de familiares de los mapuches en huelga de hambre llegó hoy
nuevamente hasta el Congreso Nacional en búsqueda de apoyo legislativo.
Desde la Concertación los parlamentarios reconocieron su responsabilidad
en el caso y llamaron al Gobierno a buscar una pronta salida al conflicto.
En tanto, desde el Consejo de Todas las Tierras anunciaron una huelga
generalizada si no se aborda prontamente el tema.

Un grupo de familiares de presos políticos mapuche en huelga de hambre se
reunieron esta mañana con parlamentarios de la Araucanía para abordar las
posibles modificaciones a la Ley Antiterrorista.

Esta polémica legislación se ha invocado, por lo general, para tratar el
conflicto mapuche lo que implica que los procesados tengan que responder
tanto en la justicia civil como en la militar, lo que viola los acuerdos
internacionales suscritos por nuestro país.

María Tralcal, vocera de los presos políticos mapuche que están en huelga
en la cárcel de Temuco señaló que este es el momento para que la
Concertación pueda presionar políticamente y conseguir las reformas a esta
ley.

“Nuestros hermanos dijeron que la huelga de hambre iba a ser hasta las
últimas consecuencias. Como familiares respaldamos su decisión y
reafirmamos que esta medida no se retirará hasta que haya una señal clara
de que la Ley Antiterrorista se modifique”, sentenció Tralcal.

En este sentido, el presidente del Senado, el DC Jorge Pizarro reconoció
la responsabilidad que le compete en el tema a su coalición.

“No creo que sea razonable que frente a delitos similares se procese por
leyes distintas a compatriotas. Hay dos proyectos de ley que tienen que
ver con estas materias y nos parece que lo mejor es que en conjunto con el
Ejecutivo, todo el país y toda la comunidad chilena entienda que tiene que
haber una modificación a la Ley Antiterrorista y que además el tema
mapuche lo podamos analizar en toda su dimensión y profundidad”, sostuvo
el parlamentario.

Por su parte, el presidente del PS Osvaldo Andrade comentó que “hoy
estamos en la oposición por mandato ciudadano y desde ese punto de vista,
sin lugar a dudas, las circunstancias y la naturaleza de este problema
debiera convocarnos a un esfuerzo más sustantivo. Tal vez este es el
momento para que el Presidente adquiera un liderazgo más macizo” .

Las organizaciones que respaldan la situación de los comuneros mapuche
plantearon la idea de instituir una mesa de diálogo entre el Gobierno, el
Parlamento y los representantes de los mapuche para encontrar una solución
al problema.

Sin embargo, en el Congreso las señales apuntan hacia el lado contrario.
Se había presentado una solicitud para que la comisión de Derechos Humanos
de la Cámara pasara a ser investigadora por los supuestos abusos e
irregularidades que han marcado la huelga de hambre mapuche, pero con 44
votos en contra y una abstención se rechazó la posibilidad de que se
conformara la instancia.

Huelga de hambre generalizada

Por otro lado, el representante del Consejo de todas las tierras, Aucán
Huilcamán, entregó esta mañana una carta en la oficina de partes de La
Moneda, con el objetivo de que el Presidente Sebastián Piñera, inicie de
inmediato una mesa de trabajo entre personas de las comunidades indígenas
para tratar los temas de fondo en los que se considere la huelga de hambre
en las cárceles. De lo contrario advirtió que “no descarta que en los
próximos días pueda él mismo iniciar algún tipo de huelga de hambre”.

“Posiblemente voy a llamar a una huelga generalizada de hambre en el sur.
Esta es la primera actividad pública que hago y vengo a invitar al
Presidente en los mejores términos. Estos son presos políticos de la
Concertación porque quienes pidieron la aplicación de la Ley
Antiterrorista fueron ellos”, dijo Huilcamán.

En torno a los dichos de la ministra Vocera de Gobierno, Ena von Baer, de
que el gobierno “siempre ha mantenido un dialogo permanente y constante
con todas las comunidades mapuches”, y que existen autoridades
especialmente a cargo del tema indígena como el encargado presidencial
Sebastián Donoso y el ministro de Planificación Social, Felipe Kast, Aucan
Huilcaman afirmó que esos esfuerzos no son suficientes y que “se necesita
a alguien competente”.

“Hasta el momento lleva un año de vigencia el convenio 169 de la OIT y no
hay ninguna autoridad instalada, están omitiendo. Este es un problema
serio porque tiene que haber una autoridad asignada de alto nivel para el
tratamiento del tema”, señaló.

Finalmente Huilcaman dijo compartir todas las peticiones de los
denominados “presos políticos” porque aseguro que “sólo en nuestro país se
permite una doble sentencia, de la justicia ordinaria y la militar,
además de permitir a los testigos sin rostro, algo que según el mapuche
“es similar a lo que ocurrió en Perú con Fujimori”.

FUENTE: RADIO UNIVERSIDAD DE CHILE


COMUNIDAD CHILENA DE CALGARY (CANADA)

APOYA LAS DEMANDAS DE LOS PRESOS POLITICOS MAPUCHE EN HUELGA DE HAMBRE

La Comunidad Chilena de Calgary, Canada, siente el deber de expresar su profunda preocupación por los mapuche en huelga de hambre y la poca voluntad politica de las autoridades del gobierno de Chile, que aún no resuelven las reivindicaciones de los presos politicos mapuche que hoy llevan adelante una huelga de hambre en diferentes cárceles de Chile.

Existe suficiente material histórico para probar que el Estado Chileno invadió el territorio ancestral mapuche entre los años 1863 y 1883, generando una politica de ocupacion de sus tierras y de exterminio de la poblacion mapuche y más tarde el desarrollo de una politica de asimilación y profundo desprecio por los descendientes de los héroes indigenas del pueblo Chileno.

Hemos sido informados que los presos politicos mapuche, que hoy suman más de 50 en la región de la Araucania han tomado la decisión de llevar adelante una huelga de hambre como respuesta a los injustos procesamientos, que el Estado de Chile ha formalizado contra los dirigentes y activistas del pueblo mapuche, que luchan por reivindicaciones territoriales, derechos comunitarios, derechos politicos, sociales, culturales y religiosos.

Los medios de comunicación internacionales informan que 32 presos politicos mapuche llevan más de 40 dias en huelga de hambre y se encuentran enfrentados a una Ley Antiterrorista, heredada de la dictadura militar del general Pinochet .

Nosotros como chilenos en Calgary, Canada, apoyamos resueltamente la lucha del pueblo mapuche y llamamos al gobierno del presidente Piñera a buscar una solución civilizada, fundada en el respeto a los derechos fundamentales, humanos, politicos, sociales y culturales aprobados por las Naciones Unidas y ratificados por el Estado de Chile.

Nos gustaria celebrar el Bicentenario con las siguientes medidas:

· Derogación de la ley antiterrorista

· Fin a la violencia institucionalizada contra el pueblo mapuche

· Asegurar garantias de procesos justos a los mapuche

· Derogación de los juicios dobles. Causas ante tribunales militares y civiles al mismo tiempo

· Derechos politicos, territoriales de autonomia y libre determinación de acuerdo a los estandares internacionales sobre los pueblos indigenas.

Asociación de la Comunidad Chilena de Calgary Comite de Apoyo al pueblo Mapuche-Calgary

Fundación Salvador Allende-Calgary Escuela de Español de Calgary

Calgary, Agosto, 2010

sábado 28 de agosto de 2010

Cuarto Comunicado Familiares de los Presos Políticos Mapuche en Huelga de Hambre

La Coordinación de Familiares de los 32 Presos Políticos en Huelga de Hambre desde el 12 de Julio, comunicamos a nuestro Pueblo Nación Mapuche, al Pueblo chileno y a la Comunidad Internacional lo siguiente:

1- Que el día 18 de Agosto tuvimos una grata reunión con el Obispo de Concepción Sr. Ricardo Ezzati quien manifestó en primer lugar su solidaridad con los PPM en huelga de hambre y con el dolor de sus familiares, en segundo lugar considero como un acto legitimo la huelga de hambre, siempre y cuando no pusiera en riesgo la vida, considerando que existía una aplicación abusiva de la Ley Antiterrorista y de la Justicia Militar en contra de mapuche. Así mismo se comprometió a visitar a los PPM de las cárceles de Concepción y Lebu, tratar el tema al interior de la Iglesia y servir de Facilitador en busca de una solución a este conflicto.

2-El 21 de Agosto nos hemos entrevistado con el director nacional de Gendarmería Luis Manferrer a plantear 9 puntos que tienen directa relación con la condición carcelaria que deben enfrentar nuestros familiares. Entre ellas mantener criterios humanitarios con los prisioneros políticos en huelga, es decir que se termine con los hechos de hostigamiento físicos y psicológico, teniendo en consideración su actual estado de salud en todo momento dejamos de manifiesto que durante el transcurso de la reunión con el director nacional de gendarmería, él sólo se comprometió a revisar y dar respuesta al listado de demandas antes del Viernes 27 de agosto.

3- Desde las diferentes cárceles los PPM en huelga de hambre a través de la Coordinación Familiares hacemos llegar nuestro más sincero pesar y apoyo a la familia y la comunidad del Peñi Richard Ñewuey, ya que reconocemos su compromiso por su comunidad y con el proceso de reivindicación de su pueblo mapuche participando en la recuperación territorial de la Comunidad de Choque. Entendemos de muy cerca la persecución policial y judicial que han debido enfrentar como familia ya que tanto Richard, como su padre el Lonko Segundo Ñewuey han sido PPM y procesados por el proceso de recuperación del lago Lleu-Lleu (Ataque al Fiscal Elgueta).

4- En nombre de los PPM nos declaramos en contra del recurso de protección aprobado por las cortes de Concepción, Temuco y Valdivia que pretende alimentar a nuestros familiares por vía intravenosa, lo que claramente es contrario a su decisión de mantener la huelga de hambre, lo que denominamos una tortura así su integridad física y psicológica, además denunciamos el accionar prepotente del estado para solucionar las demandas de los PPM a la fuerza y no generar instancias de dialogo.

5-Informamos:

– Nos alegramos por la decisión del Juez de Garantía de Cañete quien apegado al debido proceso, al convenio 169 y las recomendaciones internacionales, rechazó la participación de los “testigos sin rostro”, lo que fija un importante precedente, ahora hacemos un llamado a estar atentos de la resolución de la Corte de Apelaciones de Concepción que podría revertir dicha medida a petición del Ministerio Público.

-Que el estado anímico y moral de nuestros PPM es alto, pero aun así nos preocupa su estado de salud y deterioro físico que ya están presentando bajas de peso de hasta 17 Kl. , además:

-La persecución policial ejercida sobre los abogados de la defensa particular de los PPM en la IX región.

-Hacemos un llamado de atención al Director Nacional de gendarmería Luis Manferrer, ya que en la entrevista sostenida con nosotros manifestó su buena voluntad y preocupación por el estado de salud de los PPM, sin embargo esta semana fue allanada nuevamente la cárcel de Angol, dejado incomunicado a uno de los huelguistas obstruyendo la labor de evaluación del equipo medico externo.

6- Reiteramos el llamado a los diferentes sectores a movilizarse y solidarizar con las justas demandas que plantean los PPM y a la vez convocamos a la tercera jornada de movilizaciones a nivel nacional e internacional, a sumarse a los diferentes Frentes amplios a nivel nacional e invitamos a crear Frentes amplios por la libertad de los PPM a nivel internacional:

Llamado a la Tercera Jornada de Movilización Nacional e Internacional por la Libertad de los PPM en Huelga de Hambre el 1 de Septiembre.

NO AL BICENTENARIO, NO A LOS 200 AÑOS DE OPRESION PARA EL PUEBLO NACION MAPUCHE
POR LA LIBERTAD DE LOS PRESOS POLITICOS MAPUCHE ¡AHORA!

Contactos:

-Lebu : Glady Huenuman fono 6-2325921

-Concepción : Natividad LLanquileo fono 8-4633589

-Temuco : Eric Millan fono 8-7805676
María Tralcal fono 9-1912384

-Angol : Jorge Huenchullan fono 8-3101223
Rodrigo Curipan fono 8-3104683

– Valdivia : Mónica Raillanca fono 9-4962337

fppm.huelgadehambre@gmail.com

COORDINACION DE FAMILIARES DE LOS PRESOS POLITICOS MAPUCHE EN HUELGA DE HAMBRE

La aplicación de una zona de estado de excepción que permite criminalizar brutalmente a la minoría mapuche provoca una huelga de hambre de los presos mapuches que es silenciada en forma premeditada por el Estado y los medios de prensa.

Abogado de mapuches afirma que fallo de tribunal chileno no es claro.

Tras la autorización de un tribunal chileno de usar la fuerza para alimentar a 8 de 32 mapuches que se encuentran en huelga de hambre desde hace 42 días, el abogado defensor de los presos, Adolfo Montiel, aseguró que el fallo “no es muy claro”.

“El texto del fallo del recurso no es muy claro, no dice claramente que se autoriza el uso de la fuerza física para poder alimentarlos o darles algún tipo de medicamentos a los comuneros mapuches que están en huelga”, explicó Montiel.

El abogado, quien ofreció las declaraciones en una entrevista exclusiva concedida a teleSUR, manifestó que ante la presunta ambigüedad del documento, “nosotros, la defensa, y los comuneros estamos evaluando como se va desarrollando la situación”.

Explicó que la evaluación se llevará debido a que, posiblemente, se permita adoptar “medidas extremas en virtud de este fallo y probablemente la situación se pueda complicar”, cuando los huelguistas se debiliten.

Sostuvo que cuando se llegue al punto de que la fuerza física de los presos mapuches se debilite, se tendrían que alimentar de manera forzada.

“Podríamos usar la fuerza física (…) obligarlos a alimentarse por vía intravenosa o sacarle sangre para algunos exámenes médicos o trasladarlos a algún hospital de la región”, dijo el abogado durante el contacto telefónico.

Reveló además que los representados se encuentran en “buenas condiciones, a pesar de los 42 días de huelga”. Reiteró que “están psíquicamente muy serenos, tranquilos muy conscientes de lo que están haciendo”.

El pasado mes de julio, los presos mapuches iniciaron una huelga de hambre para exigir garantías a la justicia chilena, informaron en ese entonces a través de un comunicado.

Muchos de los mapuches se encuentran en prisión desde hace cinco años, y su lucha continúa para tratar de recuperar las tierras que les pertenecen por derecho ancestral, pero que actualmente se encuentran en manos privadas.

La aprehensión de los indígenas “es una violación flagrante de los derechos humanos del pueblo mapuche, una nación distinta del pueblo chileno y que fue conquistada por la fuerza en 1861 por el Ejército chileno”, manifestó Montiel.

Los indígenas se encuentran en prisión preventiva, imputados por la Ley Antiterrorista que se implantó durante la dictadura de Augusto Pinochet, con la finalidad de ir en contra de la oposición.

El abogado defensor señaló que a los mapuches se les condena por cometer “delitos contra la propiedad, pero no delitos contra la vida, que debería ser el buen texto de una ley antiterrorista”.

Rechazó que la norma no haya sido modificada por los gobiernos democráticos que siguieron a la dictadura, sin embargo, recordó que existe un proyecto del año 2005 para enmendar la legislación, pero “nunca prosperó”.

“La aplicación definitiva de la ley antiterrorista va a ser una decisión final de los tribunales chilenos, esperamos que el tribunal oral que es el que va a tener que fallar no aplique en definitiva la ley antiterrorista tal como lo está pidiendo el Ministerio Público”, pidió.
[Fuente: Telesur, Caracas, 25ago10]

Corte chilena autoriza alimentar por la fuerza a mapuches en huelga de hambre.

La Corte de Apelaciones de la ciudad chilena de Concepción (sur) autorizó a Gendarmería (Servicio de Prisiones) alimentar por la fuerza a ocho de 32 presos originarios mapuches que mantienen una huelga de hambre desde hace más de 40 días, según informaron este martes fuentes policiales.

El director de Gendarmería de la región del Biobío (centro), Jorge Mera, fue quien dio la orden que obliga a cinco reclusos de la cárcel El Manzano, de Concepción y a otros tres que se encuentran en la cárcel de la ciudad de Lebu a ingerir alimentos.

El pasado 12 de julio los mapuches iniciaron una huelga de hambre contra la aplicación de la Ley Antiterrorista que el Gobierno chileno desea implementar contra esa etnia, y denunciaron que el Ejecutivo pretende silenciar sus demandas.

Por su parte, los reclusos, que se consideran presos políticos, exigen que no se siga tramitando la ya mencionada ley, que supone condenas más duras y limitaciones al derecho de un juicio justo.

De igual forma piden la desmilitarización de las comunidades en conflicto y la libertad de todos los presos indígenas, incluyendo los que están en huelga de hambre.

La Ley Antiterrorista es heredada de la dictadura militar de Augusto Pinochet (1973-1990), y le daba más atribuciones a las autoridades para reprimir al pueblo.

Actualmente, los gendarmes tienen autorización de suministrar medicamentos a los presos en huelga aún contra su voluntad e ingresarlos en un centro asistencial en caso que sea necesario.

El abogado de los ocho presos que fueron incluidos en la resolución, Adolfo Montiel, anunció que elevaría el caso a la Corte Suprema, pues a su juicio unirse a la huelga de hambre es un derecho de los reclusos.

Argumentó que sus defendidos no se encuentran en una situación de riesgo vital que justifique el uso de la fuerza para alimentarlos.

Los demás presos que se mantienen en huelga permanecen en las cárceles de las ciudades centrales de Temuco, Angol y Valdivia.

Una veintena de dirigentes mapuches se apostaron pacíficamente este lunes la dependencia de radio Biobío, en la capital chilena, para solicitar el fin del ocultamiento de la huelga de hambre que mantienen los presos.

El Estado chileno ha impuesto un cerco de comunicación a esta etnia en conjunto con diferentes medios del país para mantener la opinión pública desinformada respecto del conflicto.

“Lo que estamos pidiendo y exigiendo es la libertad de informar. Que paren de hacer creer a la gente que nuestro pueblo es terrorista, que muestren la realidad como es, que se rompa el cerco comunicacional que han hecho con nosotros”, indicó la dirigente Olga Trai Plantileo.

Mientras el Gobierno acusa a los mapuches por su presunta implicación en ocupaciones ilegales de terrenos e incendios de instalaciones agrícolas, en Chile se conoce como una lucha histórica la de esa étnia, por recuperar la tierra que por derecho ancestral les pertenece, de acuerdo con sus argumentos.

Los mapuches aseguraron en un comunicado difundido este martes que autoridades están “ensañados” en decir que están comiento durante la huelga de hambre interponiendo “un recurso de protección para obligarnos a la alimentación intravenosa. Al descubierto la inmoralidad del Gobierno y la complicidad de mucha gente afín al poder deshumanizante”.

Afirmaron que “ningún gobierno ha querido abordar en serio nuestra demanda histórica y la solución más diplomática siempre ha sido la técnica del ‘parche’ y la militarización de nuestro territorio”.

Los originarios alentaron a todo el pueblo chileno “pobres y desplazados en su lucha contra el sistema económico y el Estado garante de los ricos, nuestro enemigo común”.

Durante años los mapuches han emprendido movilizaciones por la recuperación de los espacios territoriales que demandan como propios frente a la ocupación de éstos por parte de empresas forestales y propietarios particulares.

La comunidad mapuche es el pueblo indígena más numeroso de Chile y representa el 6,6 por ciento de la población del país, que en total posee 16 millones de habitantes.

Polémica resolución permite usar la fuerza para alimentar a mapuches en huelga de hambre.

Más de 45 días en huelga de hambre líquida que llevan los presos mapuche en las cárceles de Concepción, Lebu, Angol, Temuco y Valdivia y su estado de salud se complica cada vez más.

Bajas de hasta 15 kilogramos, calambres, dolores estomacales, alteraciones del sueño y constantes desmayos, son algunos de los síntomas del grueso de los huelguistas. Mientras, desde la cárcel de Angol, el vocero de los familiares en la zona, Jorge Huenchullán, confirmó la situación de dos internos en estado crítico.

“Hay dos peñis que están en una situación crítica de salud producto de la no ingesta de alimentos. Han perdido bastante peso, hay pérdida de memoria, de conciencia y debilitamiento profundo. Hemos pedido médicos externos a la cárcel para que verifiquen el estado de salud de nuestros hermanos. Hay dos peñis, entre ellos mi hermano Felipe Huenchullán y Camino Tori Quñinao”, denunció el werkén.

El nutricionista de la Universidad de Chile, Alexander González, explicó que la resistencia a la inanición prolongada “depende de cada individuo y sus reservas energéticas, pero no creo que una persona pueda aguantar los tres meses. Ya alrededor de los dos a los tres meses debería haber problemas neurológicos importantes. Como el organismo está echando mano a nutrientes que no son los habituales, como la glucosa, empieza a haber confusión, parálisis, algunas convulsiones. Son varias las complicaciones que podrían tener”.

En este contexto, Gendarmería presentó de antemano recursos de protección con la finalidad de que, en caso de que se amerite, los reos sean trasladados a centros asistenciales y alimentados por vía intravenosa, y en Concepción ya acogieron este recurso.

Sin embargo, los presos se niegan tajantemente a la medida ya que, en reiteradas oportunidades han señalado que la huelga será “hasta las últimas consecuencias”.

Los huelguistas culpan al Estado de pretender confundir a la opinión pública internacional y desgastar el movimiento, además de desconfiar del proceso de toma de muestras de sangre, e indican que éstas podrían ser ocupadas por la fiscalía para inculparlos en nuevos delitos.

Un tema sumamente complejo que ha generado distintas interpretaciones en materia legal. Fernando Lira, presidente de la ONG Liberar afirmó que “existen distintas visiones. Hay mucha jurisprudencia con respecto a la libertad que tiene cada cual de hacer con su vida lo que quiera. Nosotros acá tenemos el problema de una legislación muy interpretativa. Yo creo que los jueces están muy tendientes a facilitar la opción de Gendarmería y no hacer pasar un mal rato al Gobierno y esto finalmente va a agudizar lo todo, porque nos e trata de un preso político, se trata de treinta”.

Por su parte, Patricia Troncoso conocida como “la Chepa”, quien se sometió a la huelga de hambre más larga en la Historia de nuestro país, recordó el Convenio de Malta, un tratado suscrito por Chile que establece la libertad del preso de hacer su huelga en las condiciones que tenga estipulado.

Y justamente en esta etapa, a lo largo de estos dos meses, se desarrollarán los juicios de varias causas que involucran a los huelguistas, como el juicio de Lautaro o el emblemático Cañete, instancias en las que deberán ir a declarar, lo que, en su estado generalizado de debilidad, podría complicar aún más su salud.

El silencio de los medios de comunicación

Mientras, el equipo de Mapuexpress, en colaboración con Luis Cuello, autor del sitio Otra Prensa, presentaron una denuncia ante el Consejo Nacional de Televisión, por el silencio que han guardo los principales noticieros de la televisión abierta ante la huelga de hambre que 32 Presos Políticos Mapuche (PPM) realizan desde el día 12 de julio.

La demanda a TVN, Canal 13, Mega y Chilevisión, se fundamenta en que sus noticieros han infringido la ley de televisión al omitir cualquier referencia a la huelga de hambre de los presos políticos mapuche, violando, específicamente el artículo 1 inciso final de la ley 18.838 en lo concerniente al deber de respeto al pluralismo y a la democracia.

Luis Cuello, redactor de la denuncia señaló que el objetivo es visibilizar un comportamiento sistemático de la televisión y añadió que existe la práctica de dar solo cobertura a hechos que criminalizan la causa mapuche, pero rara vez a las legítimas reivindicaciones del pueblo. Esta denuncia ha sido acogida a tramitación y se espera un próximo pronunciamiento del órgano regulador.

Así mismo, el Colegio de Periodistas emitió un comunicado condenando el silencio informativo. El presidente del gremio, Rodrigo Miranda, advirtió que “32 chilenos que no comen por más de 40 días es una noticia aquí en Chile y en cualquier parte del mundo”.

Miranda agregó que esto debe ser analizado por la Federación de Medios de Comunicación, instancia de autorregulación de las empresas periodísticas, y que el Colegio solicitará a su Tribunal Nacional de Ética (TRINED) que se pronuncie al respecto.
[Fuente: Por Paula Correa, Radio Universidad, Santiago de Chile, 25ago10]

Los excesos de la Ley Antiterrorista.

Testigos sin rostro, largos periodos de prisión preventiva sin derecho a beneficios y condenas el doble de duras que las de la justicia ordinaria, son algunas de las restricciones que consagra la Ley Antiterrorista que es aplicada en la mayoría de las causas mapuche. Los expertos coinciden en que la invocación de esta ley para este tipo casos es una exageración y que sólo se utilizan para silenciar una protesta social.

Una de las principales demandas de los presos políticos mapuche que está en huelga de hambre hace ya tres semanas en las cárceles del sur del país, es que no se les aplique la Ley Antiterrorista en los procesos judiciales relacionados con sus reivindicaciones históricas.

Esta legislación, entre otras cosas, establece penas mucho más duras para los mismos delitos tipificados en el Código Penal. Y es que cualquier acción que tenga apellido de “terrorista”, automáticamente recibe un trato diferente porque, de acuerdo a la definición de Naciones Unidas, un acto terrorista es equivalente a un crimen de guerra en periodo de paz.

Pero además hace que los procedimientos judiciales sean mucho más complejos para los acusados, ya que “establece una serie de restricciones a las garantías del debido proceso”, indica el abogado experto en asuntos indígenas del Observatorio Ciudadano, José Aylwin.

De hecho, si una persona es procesada bajo esta legislación, se puede mantener el secreto de investigación por largos periodos. También permite la protección de los testigos, lo que da dado lugar a la utilización de testigos sin rostros que difícilmente pueden ser interrogados por la defensa, y admite la intercepción de las comunicaciones del imputado. Pero además, la ley Antiterrorista dificulta enormemente la aplicación de medidas cautelares distintas de la prisión preventiva, por lo que las personas procesadas son privados de libertad por mucho tiempo.

Y, precisamente, bajo estas condiciones son juzgados la mayoría de los casos que tienen que ver con el conflicto mapuche. Debido a las limitaciones que consagra esta ley, en algunas ocasiones, los acusados terminan siendo liberados sin ningún cargo, luego de pasar largos periodos en los recintos penitenciarios.

Emblemático fue el juicio de la documentalista Elena Varela, quien luego de un proceso de dos años, el requisamiento de su material de trabajo, su encarcelamiento y de ser acusada bajo la ley antiterrorista, fue absuelta por el tribunal oral en lo penal de Villarrica.

El caso de Luis Tralcal Quidel también es un ejemplo de los excesos de la aplicación de esta ley. El comunero fue acusado de participar en el incendio de predios forestales en Cholchol. Después de un largo tiempo en prisión preventiva fue liberado porque el Ministerio Público no lo pudo vincular con ningún delito.

Reformas a la ley, una decisión política

La ley 18. 314 o Antiterrorista fue promulgada el 16 de mayo de 1984 durante la dictadura militar. Sin embargo, fueron las reformas que se aplicaron durante el gobierno de Patricio Aylwin las que permitieron que se comenzara a utilizar para los conflictos que se presentaban con los pueblos indígenas en el sur.

Según indica el informe “Indebido Proceso: los juicios antiterroristas, los tribunales militares y los mapuche en Chile” elaborado por la organización Human Right Watch “frente a una situación en la que el gobierno militar había tratado esencialmente el terrorismo como un delito político o ideológico, las reformas de Aylwin eliminaron sus connotaciones políticas y lo tipificaron simplemente como un delito violento gravísimo contra las personas”.

Esta ley considera como crimen terrorista el homicidio, la mutilación, la retención de una persona en calidad de rehén, el envío de efectos explosivos, incendio y estragos; descarrilamiento; apoderarse o atentar en contra de una nave, aeronave, ferrocarril, bus u otro medio de transporte público en servicio; atentar en contra de la vida o la integridad corporal del Jefe del Estado o de otra autoridad política, judicial, militar, policial o religiosa, o de personas internacionalmente protegidas; colocar, lanzar o disparar bombas o artefactos explosivos o incendiarios que puedan causar daño y asociación ilícita para cometer cualquier de estos delitos. La mayoría de estos actos también tiene su correspondencia en el Código Penal.

Sin embargo, para el director del Centro de Derechos Humanos de la Universidad Diego Portales, Jorge Contesse, “el ex Presidente Ricardo Lagos fue el primero en entender que había una afectación de carácter terrorista al orden interno y que, en consecuencia, lo que correspondía era la aplicación de este estatuto especial que es la legislación antiterrorista que existe en Chile”.

En este sentido, el senador RN Alberto Espina recordó que la polémica “ley Antiterrorista como la conocemos hoy fue dictada íntegramente durante el gobierno de Patricio Aylwin. Es una ley promulgada en democracia y aprobada íntegramente por el Congreso”.

Finalmente, con la Reforma Procesal Penal se le dio la prerrogativa al ministerio del Interior, a las Intendencias y a los Fiscales para invocar esta criticada ley y, precisamente, los fiscales relacionados con las causas mapuche la han utilizado sistemáticamente.

Delitos menores, castigos desmedidos

Pero según Jorge Contesse en el caso de las reivindicaciones mapuche “no se cumplen los estándares para hablar de actos terroristas. Son hechos delictuales que pueden ser abordados desde el punto de vista de la legislación común chilena”.

El abogado agregó que “hay que recordar que en el mal llamado conflicto mapuche no ha habido muertos que no sean indígenas. Las personas que han fallecido han sido todas mapuche a manos de fuerzas especiales de Carabineros y en consecuencia, la utilización de esta legislación antiterrorista, lo que hace es distorsionar la utilización de la herramienta penal que legítimamente puede utilizar el Estado”.

En la misma línea, José Aylwin sostuvo que “no hay ningún argumento sólido que permita justificar la utilización de esta legislación especial para acciones de protesta social que, eventualmente en algunos casos, podrían ser constitutivas de delitos, pero que en ningún caso revisten el carácter de terrorista y que si se constituyen delitos, hay legislación ordinaria que permite su sanción”.

De hecho, el comité de Derechos Humanos de las Naciones Unidas ya ha llamado la atención a Chile por la definición vaga y amplia que existe de terrorismo en nuestra ley.

“Las conductas terroristas deben estar muy delimitadas, muy claramente tipificadas y en Chile tenemos una definición que todavía es muy amplia, que permite que sea invocada en situaciones de conflictividad social especialmente porque lo que está ocurriendo en la Araucanía es una situación de conflictividad social producto de reivindicaciones de los pueblos indígenas”, afirmó Contesse.

El académico concluyó que “en los casos en que se produzcan hechos delictuales, la ley chilena contempla remedios para ello en la legislación penal. Pero de ahí al salto cualitativo que es la invocación de la ley Antiterrorista, que hace paralelo lo que ocurre en Chile con la aplicación de bombas en España, con derribar torres en Estados Unidos, con estrellar camiones en Paquistán es, desde luego, una exageración”.

Excesos que tienen a una treintena de presos políticos mapuche en huelga de hambre para lograr que la cuestionada ley Antiterrorista no pueda ser utilizada nunca más en sus casos.
[Fuente: Por Paula Correa, Radio Universidad, Santiago de Chile, 04ago10]

La Realidad del Pueblo Mapuche en el Chile del Bicentenario.

Qué duda cabe, nuestro mundo se encuentra pletórico de contradicciones y manipulaciones comunicacionales acerca de todo. Por ejemplo, es curioso que ciertas agencias estadounidenses emitan, cada cierto tiempo, pomposos documentos donde se identifica ante el mundo el nombre de los gobiernos que favorecen el terrorismo. Eso sí, omitiendo cualquier referencia al inmenso terror que desencadena cada nueva invasión norteamericana. Igualmente curioso es que singulares instituciones privadas de ese país hagan lo propio en relación a los derechos humanos, con poco simulado énfasis en el devenir político venezolano y, ciertamente, en el caso cubano, aunque jamás exhiban un ápice de preocupación por las violaciones sistemáticas que continúan ocurriendo en el reducto norteamericano de Guantánamo. También es curiosa esa denodada preocupación de la cultura de derecha criolla a la hora de erguirse como protectora de la vida del no nacido (preocupación que, dicho sea de paso, este humilde pensador comparte, aunque en modo alguno por suscribir semejante realidad cultural), sin que tal manifestación vaya acompañada por un respeto irrestricto a la vida de los ya nacidos, sobre todo cuando éstos en algún momento cuestionen las privilegios ancestrales de la élite. Finalmente, es curioso que todos aquellos que en algún momento criticaron y se levantaron en armas contra el sistema político que les tocó vivir y, por derivación, contra la minoría de turno que detentaba el dominio de los demás, hayan sido inicialmente rotulados como revoltosos, antisociales y hasta terroristas, si bien con el correr del tiempo sus ideales alcanzaron cierta admiración popular, al punto que los grupos dominantes terminaron por concederles reconocimiento histórico y social; verdaderos héroes nacionales de origen públicamente espurio, que luego, a fuerza de presiones sociales, son finalmente reivindicados, siendo un buen ejemplo de ello lo ocurrido con Manuel Rodríguez.

En un escenario de tantas curiosidades y paradojas, la mayoría de las cuales, lamentablemente, pasan del todo desapercibidas para el grueso de la población, me resulta gratamente necesario dedicar algunas líneas a un tema que en estos días se encuentra muy en boga en la intelectualidad chilena, y que es, tal vez, uno de los asuntos que amerita más tiempo y preocupación, no sólo por estar directamente conectado a la historia nacional y hallarnos en el bicentenario de la supuesta “independencia”, sino también porque en torno a él se desenvuelve toda una vorágine de ideas complejas, algunas espontáneas, otras deliberadas; en ocasiones verídicas, en otras francamente carentes de todo sustento; todo lo cual contribuye a que la lectura social que se realiza de él suela estar henchida de contradicciones y apatía. Desde luego, me refiero al hecho histórico mapuche.

El pueblo mapuche ha sido tema recurrente en nuestros libros de historia. Desde el primer encuentro bélico con los españoles en la batalla de Reinohuelén (1536), pasando por Curalaba (1598) e incluso al momento de escudriñar las raíces del ímpetu guerrero exhibido por los militares chilenos en la Guerra del Pacífico (1879-1883), son muchos quienes recurren a establecer toda clase de orgullosos vínculos con la cultura mapuche. En honor a la verdad, se usa y abusa de tales vínculos, al extremo ignominioso que en ocasiones algunos han llegado a hacer inusitadas gárgaras con los mismos, mientras que más de algún político, incluso algún dictador, se ha sentido tentado a recurrir a la utilización propagandística de alguna expresión cultural mapuche, como cuando Pinochet explicitaba su éxtasis espiritual cada vez que oía las declamaciones poéticas de cierto infante mapuche que a fines de los setenta visitara cuanto programa televisivo había, del canal nacional o no, en todo caso destinado a barrenar eficientemente los cerebros de las clases dominadas.

Sin embargo, en un contexto semejante llama profundamente la atención que mientras redacto estas reflexiones, siendo agosto de 2010, una treintena de mapuches se encuentren en huelga de hambre hace ya cerca de un mes, sin que los medios de comunicación nacionales otorguen, siquiera, algunos segundos diarios a la alarmante posibilidad de que miembros de la raza originaria más mencionada por los libros de historia, pudiesen fenecer, sin mencionar la casi total displicencia del gobierno actual, cuyas autoridades simplemente se han limitado a “tomar palco”. ¿Qué hay detrás de tan flagrante contradicción?

Un viejo proverbio reza que “la historia es escrita por los vencedores”. Pues bien, suscribiendo lo señalado, afirmo sin temor a error que el caso mapuche no ha sido la excepción, pues, si bien los mapuches han dado muestras más que contundentes acerca del carácter vigente de su lucha, razón por la cual, cuando mucho, la derrota es parcial y transitoria, lo incuestionable es que son los no mapuches de élite quienes hoy por hoy ocupan los sitiales del poder real. Sin embargo, previo a profundizar en este planteamiento, es indispensable cierta precisión conceptual y nominal.

En rigor, la historia la hacemos todos, diariamente, con las magnas acciones que involucran a millones, pero también con las minucias individuales. Todo ello genera un consistente entrelazado compuesto de infinidad de hebras históricas. Incluso hay quienes, en una postura claramente conservadora, han sostenido que la no acción consciente, como la protagonizada por Gandhi, puede llegar a constituir un hecho histórico con consecuencias para millones de seres humanos (Véase: Herrera, H. Dimensiones de la Responsabilidad Educacional. Universitaria, Stgo, 1986, p. 47 ss.). Tal es, pues, el tejido de la historia al que todos contribuimos. Sin embargo, una cosa es la historia en cuanto quehacer humano, y otra muy distinta la intención del historiador de escoger secciones de este quehacer con el fin de registrarlos e interpretarlos, con lo cual se configura la historiografía.

Siendo así, lo que realmente ocurre es que, si bien todos, mapuches incluidos, realizamos y aportamos a cada instante nuestras hebras históricas, sólo unos pocos las escriben, y menos aún es el número de quienes logran publicar e instalar socialmente sus elaboraciones historiográficas. ¿Por qué? La respuesta es simple y la hallamos en la reformulación del viejo proverbio mencionado más arriba: la historiografía es elaborada por los vencedores o, al menos, con su anuencia. Quien no ajuste su producción a la visión de los vencedores, simplemente estará condenado a languidecer al margen de los medios aprobados por la élite.

Sólo la consideración de las precisiones anteriores posibilitará a mis conspicuos lectores la cabal comprensión de algunas singulares interpretaciones historiográficas relacionadas con el pueblo mapuche. De seguro, por ejemplo, todos recordamos los programas escolares, los textos de estudio y las palabras docentes referidas al “Desastre de Curalaba”. Pues bien, si este hecho histórico hubiese sido abordado por un historiador mapuche, o por un “huinca” sistémicamente contestatario, seguramente escribiría sobre “La Gran Victoria de Curalaba”, pues, como de seguro todos sabemos, lo que por entonces ocurrió fue un triunfo mapuche que implicó la muerte en batalla del gobernador invasor Oñez de Loyola, más la posterior destrucción de una serie de villas hispanas del sur. De igual manera es meridianamente claro que la denominación historiográfica “Pacificación de la Araucanía” no fue creada por mapuche alguno, pues, de haber sido así, el nombre sería “Usurpación de la Araucanía”, o, “La Matanza del Pueblo Mapuche”. En efecto, ante la posibilidad de que alguien no hubiese reparado en tal aberración históriográfica, téngase presente que desde el gobierno de José Joaquín Pérez con Cornelio Saavedra, y más tarde con Gregorio Urrutia en tiempos de Santa María, lo que hizo el Estado de Chile no fue otra cosa que matar mapuches y arrebatarles sus tierras. No obstante, cuando en la actualidad el pueblo mapuche discurre o acciona con el objetivo de avanzar en la recuperación de lo perdido, inmediatamente el Estado chileno reacciona violentamente, e incluso emplea fuerzas policiales financiadas por todos los chilenos, supuestamente de todos los chilenos, transformándolas en guardias privados de unos cuantos terratenientes cuyos antepasados se vieron beneficiados al recibir lo usurpado.

Luego de lo señalado, ¿acaso alguien podría dudar que la casi nula cobertura mediática de la huelga de hambre mapuche, así como también los interrogatorios policiales a que han sido sometidos niños de esa etnia y, finalmente, la aplicación de la ley antiterrorista para este heroico y curtido pueblo, no son sino algunos ejemplos del accionar propio de una élite vencedora que, más allá de las apariencias, lo controla todo? Acaso alguien pondrá en duda la afirmación según la cual cuanto haga el pueblo mapuche por recuperar lo propio será necesariamente mal calificado por la futura historiografía? Existe alguna vía de reivindicación historiográfica para la injusta opinión ya instalada? Alguna vez concluirá el utilitarismo potentado de servirse de la cultura mapuche con motivos ulteriores de tipo historiográfico-comunicacional, sin que jamás atienda real y genuinamente las penurias de la Araucanía…?
[Fuente: Prof. Dr. Alfredo Riquelme Torres, Radio Universidad, Santiago de Chile, 23ago10]

Presos mapuches en huelga de hambre suman 31 y organismos internacionales exigen pronta solución al Gobierno.

Dos presos políticos mapuches de la cárcel de Lebu, Carlos Muñoz Huenuman y Eduardo César Painemil, adhirieron a la huelga de hambre líquida de carácter indefinido, que comenzaron hace ya más de dos semanas otros presos mapuche recluidos en las cárceles de Valdivia, Temuco, Angol y Concepción y que en total suman 31.

Los presos de Lebu se sumaron al petitorio original contra la Ley Antiterrorista, pero además exigen que no se concreten los proyectos mineros en el lago Lleu Lleu.

Asimismo, pidieron el encarcelamiento inmediato de los testigos protegidos que se encuentran confesos de los delitos investigados por la fiscalía y cuyas declaraciones mantienen presos a los comuneros mapuches.

Mientras, en Temuco, la publicación de fotografías donde se mostraría comida en las celdas de los comuneros, abrió una fuerte polémica, debido a que el vocero de la causa, Eric Millán, culpó a Gendarmería de realizar un montaje para desprestigiar la fuerza del movimiento.

María Tralcal, esposa del reo Luis Tralcal, desmintió la información y manifestó su preocupación ante una eventual manipulación de datos.

“Los hermanos desmienten tajantemente la información. Cuando nosotros entramos a la visita de comuneros, Gendarmería está avisada que ellos están en huelga y solamente entramos líquido. Es necesario que se pidan los informes y ahí van a darse cuenta que los hermanos están bajando de pesos. La única gente que tiene acceso a ese recinto es Gendarmería y de la única fuente donde pudo haber salido la información es de ahí. Estamos preocupados porque se supone que en otras huelgas ha pasado y ahora podría pasar que Gendarmería altere los pesos de los hermanos”, indicó Tralcal.

Un hecho que está en investigación, para verificar en qué lugar se habrían tomado las fotos y de qué cámara provienen.

Por otra parte, los movimientos religiosos ya entraron al debate. El Obispo de Temuco, Manuel Camilo Vial, se mostró contrario a la huelga de hambre porque “daña el organismo y la mente de los internos”, además de argumentar que la medida crea un clima que perjudica las gestiones que se están haciendo.

Por su lado, el padre jesuíta Rodrigo Aguayo, a través de cartas a los principales medios de comunicación, ha llamado a “informar esta situación y no permitir que se diluya la atención sobre un hecho tan grave”.

Aguayo sostuvo que la congregación trabaja directamente con las comunidades, por lo que conocen la real magnitud de la situación que se está viviendo.

“Lo que ellos reclaman con respecto a la derogación de la ley antiterrorista es una petición justa en el sentido de que queda muy poco claro que el juicio que les hacen, en el contexto de esa ley, corresponde que a ellos se les aplique, porque es muy raro que solamente a las personas de origen mapuche se les aplique esta ley. Ellos no dicen que no se les juzgue, sino que se les juzgue de manera justa”, aseguró el jesuita.

Ante estas dudas, el senador del MAS, Alejando Navarro, visitó la cárcel de Temuco, donde anunció la necesidad de retomar un proyecto que presentó el año pasado con el fin de regular la aplicación de la Ley Antiterrorista.

El senador añadió que esta ley es ampliamente condenada a nivel internacional y advirtió que Chile será castigado por diversos organismos si persiste en su postura.

“Dos organismos internacionales de manera sucesiva han observado y condenado la aplicación de la ley antiterrorista a las comunidades mapuches en Chile, por cuanto no existen hechos de sangre, hechos de intimidación o alarma pública. Esta ley aplicada así resulta racista en opinión de Human Rights Watch y la Comisión de Deerechos Indígenas ONU que han criticado y condenado el uso de la ley terrorista en contra de los mapuches”, aseveró Navarro.

Apoyo Internacional

Distintos apoyos se van sumando a la medida de protesta de los presos políticos mapuches.

El presidente de Amnistía Internacional en Chile, Hernán Vergara, indicó que las medidas que se aplican al pueblo mapuche en nuestro país son rechazadas a nivel internacional.

Vergara agregó que la situación es preocupante porque en Chile no existe la voluntad política para remediar esta situación, ya que aplicar la Ley Antiterrorista es la opción más fácil que tiene el Estado para sancionar a quienes están luchando por una reevindicación social.

“Es mucho más fácil para el Estado aplicar una ley que te da todas las atribuciones habidas y por haber y más que buscar hacer una investigación acorde a los principios del debido proceso. Se les quieres sindicar a los mapuches como si fueran terroristas de alto nivel, cuestión que no es así. Aplicar la ley antiterrorista es querer violentar los derechos humanos, pero con la venia legal”, afirmó Vergara.

Por otro lado, desde el Parlamento Europeo, Joe Higgins, diputado socialista irlandés envió una carta dirigida al Presidente Sebastián Piñera para solicitar la pronta intervención del Gobierno en la huelga de hambre de los presos mapuches.

En la misiva, el diputado manifiesta su preocupación por la salud de los huelguistas, ya que están sufriendo una pérdida de peso grave y se enfrentan a la muerte en los próximos días o semanas.

“Pido a usted que intervenga de inmediato para satisfacer las demandas de los huelguistas de hambre, que están totalmente justificadas”, señala el documento.

Higgins indica que está consciente de la grave opresión que sufre el pueblo mapuche, puesto que visitó Chile en 2008, donde se pronunció a favor de Elena Varela, quien era perseguida por su trabajo documental.
[Fuente: Radio Universidad, Santiago de Chile, 21ago10]

Huelguistas mapuche en Angol denuncian hacinamiento, malos tratos y piden reforzar campaña contra ley antiterrorista.

Su plena disposición a continuar con su proceso de lucha a pesar de su notoria baja de peso de entre 10 a 12 kilos, demostraron los huelguistas mapuche de la cárcel de Angol, tras ser visitados por integrantes del Observatorio Ciudadano, organización no gubernamental de derechos humanos.

Los huelguistas denunciaron los malos tratos que frecuentemente son víctimas por parte del personal de Gendarmería de dicha cárcel, especialmente cuando se les allana. En una ocasión, “uno de los funcionaros amenazó a un peñi con sacarlo a escopetazo limpio de la celda”, contaron, demostrando la crudeza del trato.

Relataron que viven muy hacinados, en espacios muy reducidos y en muchas oportunidades han sido objetos de insultos de carácter racista por su condición de mapuche, trato que rechazan y denuncian.

Señalaron que su lucha obedece a los reclamos de derechos políticos negados por el estado chileno, especialmente el acceso a la tierra, el derecho a la protesta social, siendo estigmatizados tanto por la prensa como la justicia como terroristas, lo que les ha valido la aplicación de la ley antiterrorista, por lo que piden redoblar los esfuerzos al movimiento mapuche como a la sociedad civil chilena consciente de la injusticia de que son objetos, para que se les aplique un debido proceso civil y no militar.

“Los encontré muy lúcidos sobre la situación que ellos están viviendo, sobre todo por lo injusto de la aplicación de la ley antiterrorista, y muy convencidos de seguir con la huelga, que para ellos tiene plena legitimidad.”, comentó Blas Pantel Coordinador del Programa de Derechos Indígenas del Observatorio Ciudadano.

“El mensaje que ellos nos dieron es para el estado, que no ha escuchado sus requerimientos, por lo que nos plantearon la necesidad de tratar de hacer uso de todos los medios posibles para que el estado responda a sus requerimientos”, comentó Hernando Silva, Coordinador del Área Jurídica de la misma institución.

También los huelguistas mapuche ven con preocupación que Gendarmería utilizara el ordenamiento jurídico para desvirtuar la lucha que están llevando adelante y por la vía de la justicia poder bajar la huelga de hambre, que en caso de concretarse ellos lucharán por mantener su decisión de continuar con la huelga de hambre.
[Fuente: Por Elías Paillan, Observatorio Ciudadano, 20ago10]

Agrupaciones mapuche: “El Bicentenario representa la sangre derramada por nuestros hermanos”.

Esa fue una de las conclusiones emanadas del coloquio “Bicentenario chileno: balances del colonialismo en el pueblo mapuche”, que se realizó en la facultad de Derecho de la Universidad de Chile. Y es que en medio de la huelga que mantienen por más de un mes una treintena de presos políticos que abogan por la derogación de la Ley Antiterrorista, las perspectivas de autonomía y libertad para los pueblos originarios chocan con las políticas estatales, aún más fuertemente que durante la colonia española.

Mucho se ha escuchado sobre la poca identificación que sienten algunos chilenos con las conmemoraciones programadas para el Bicentenario, que recuerda los doscientos años de independencia de la corona española. Menos razones para celebrar tiene el pueblo mapuche que precisamente en estos momentos se ve enfrentado a la represión policial, a conflictos y enjuiciamientos que impulsaron la huelga de hambre de una treintena de presos políticos en las cárceles del sur del país que se extiende por más de un mes.

El silencio que ha mantenido el Estado frente a situaciones como ésta, fue lo que motivó la realización del coloquio “Bicentenario chileno: balances del colonialismo en el pueblo mapuche”, que se realizó este jueves en el aula magna de la facultad de Derecho de la Universidad de Chile.

Con un auditorio repleto, se realizaron cuatro ponencias que buscaban abrir el diálogo respecto de la relación histórica entre el Estado y el pueblo mapuche, donde se destacaron tópicos como la autonomía, la represión y las nuevas identidades de las comunidades.

Y es que hoy, más que nunca, ha quedado de manifiesto la tensa relación que se ha replicado durante estos dos siglos entre el aparato estatal y los pueblos originarios. “El Bicentenario representa la sangre derramada por nuestros hermanos y por eso, rechazamos toda la parafernalia en torno a él”, dijo María Lincopi Pallaleo, representante de la comunidad de Collipulli y una de las exponentes del diálogo.

Según ella, “la represión en estos doscientos años ha sido sistemática, continua y no ha cesado. Han ido cambiando y se han ido matizando las formas de represión, pero sigue siendo igualmente aplicada. Sea el gobierno que sea, la violencia persiste y es avalada por las leyes chilenas. No podemos sentirnos parte de esta celebración, porque reconocer el Bicentenario, es reconocer esas leyes que se nos aplican”.

Además de las tradicionales reivindicaciones territoriales, en la actualidad es altamente cuestionado el uso de la Ley Antiterrorista en las causas mapuche que implica el endurecimiento de las penas y da posibilidad a utilizar testigos encubiertos, lo que según han indicado varios juristas como José Aylwin del Observatorio Ciudadano, no dan garantías de un debido proceso.

También se percibe un exceso de violencia de parte del aparato estatal que, en ocasiones, ha terminado en tragedias como la muerte de los jóvenes Matías Catrileo y Jaime Mendoza Collío. A eso se suma la estigmatización a la que se ven sometidos los miembros de las comunidades mapuche desde pequeños. “En nuestros territorios los niños son tratados como los hijos de terroristas, las policías llegan a interrogarlos a sus escuelas y allanan sus casas. Mientras hayan reivindicaciones territoriales y culturales toda persona que las defienda va a estar sujeta a la represión”, indica María Lincopi.

De hecho, la situación que hoy vive el pueblo mapuche es más precaria aún que durante la colonia española. En ese tiempo, los hispanos acordaron la autonomía territorial para el territorio que comprendía del Bío Bío hacia el sur. Sin embargo, después que, con la independencia, Bernardo O´higgins determinara que todos los habitantes del país eran chilenos sin excepción, la posición autónoma de los mapuches se vio deteriorada.

“A partir de ese punto se produce una asimetría en el poder sociopolítico del Estado chileno que utiliza como discurso que el pueblo colonizado es débil y necesita protección”, explica Sergio Caniuqueo.

En esa misma línea, Caniuqueo afirma que “el Estado en el Bicentenario trata de reforzar un centralismo que no da cabida a estos otros espacios territoriales. Y no le da cabida en términos políticos, pero tampoco culturales. Eso se transforma en un acto violento de negación y eso genera un malestar fuerte, sobre todo en personas mapuche, que reivindicamos el territorio”.

“Si bien, para los chilenos el Bicentenario significa el desligarse del yugo de la corona española, para nosotros es un sufrimiento porque se nos quitó el estatus de nación y somos un pueblo que, en la actualidad, no tiene derecho a ninguna reivindicación territorial”, dijo Maria Lincopi.

Es por eso que para el wekén Enrique Antileo el pueblo mapuche continuaría bajo un régimen colonialista que, si bien, tiene otras formas de expresarse y manifestarse, rechaza la independencia social, política y cultural de los pueblos originarios.

“Hay una dominación y todo lo que ocurre de ahí en adelante es consecuencia de ello. Hoy las políticas públicas de los gobiernos que han pasado en los últimos años, han estado orientadas a poner encima del mapuche una cantidad de recursos que permitan ser mapuche sin la necesidad de cuestionar la idea de territorio y sin tener un proyecto como nación”, sostiene Antileo, y continúa diciendo que se “financia la posibilidad de tener cultura, pero de alguna manera la política pública va separando entre el indio malo y el bueno, porque cuando traspasas la barrera de sólo defender el mundo cultural y pasas a lo político, vienen los presos políticos y todo lo que eso conlleva”.

Según Antileo, estas nuevas formas de colonialismo se esconden bajo un discurso multiculturalista donde “Piñera sale en una foto con algún representante mapuche y se intenta decir que ellos aceptan y respaldan que defendamos nuestra cultura. Pero cuando se habla de temas políticos se aplica la represión y ese es el nuevo colonialismo”.

El encuentro, organizado por la agrupación mapuche Meli Wixan Mapu y patrocinado por el periódico Azkituwue, concluyó con un llamado tanto a mapuches como chilenos que solidaricen con la causa a plantear nuevas perspectivas sobre este tema y a lograr la derogación de los nuevas ataduras que son comunes a todo el país como la aplicación de la Ley Antiterrorista y el procesamiento de civiles en la justicia militar.
[Fuente: Radio Universidad, Santiago de Chile, 20ago10]

Con 56 detenidos termina marcha realizada en Temuco en apoyo a mapuche en huelga de hambre.

Con cerca de 56 detenidos terminó la marcha realizada en Temuco, en apoyo a los mapuche en huelga de hambre. La manifestación se efectuó en completa tranquilidad hasta que llegaron a la cárcel de Temuco, donde se produjeron desórdenes por parte de estudiantes secundarios.

Eran cerca de 200 los comuneros mapuche venidos tanto de la Provincia de Cautín como de Malleco que marcharon por las calles de Temuco, expresando su solidaridad con los 22 mapuche que se encuentran en huelga de hambre hace más de un mes, tanto en la cárcel de Temuco como la de Angol.

La tranquilidad se rompió cuando cerca de 200 estudiantes secundarios, quienes no habían sido autorizados para marchar por la Gobernación Provincial de Cautín, se sumaron a esta manifestación. Según la información policial, lanzaron piedras al frontis de la cárcel, provocando la quebrazón de algunos ventanales, por lo que fuerzas especiales de Carabineros actuó de inmediato reprimiendo a los manifestantes.

Son alrededor de 56, entre estudiantes secundarios y comuneros mapuche, las personas que se encuentran detenidas, a la espera de lo que determine el fiscal del Ministerio Público.

Cabe destacar que entre los detenidos figura Catalina Catrileo, hermana de Matías Catrileo, joven fallecido en un enfrentamiento con Carabineros en Vilcún.
[Fuente: Radio Bio Bio, Concepción, 18ago10]

Mapuches en huelga de hambre, un debate necesario e ineludible.

Es irritante e insultante como se ignora en las páginas de la prensa de circulación nacional, la situación de los 32 presos políticos mapuche que completan hoy 15 de agosto, 35 días en huelga de hambre. Varias cárceles de la zona centro sur, son testigos de un nuevo capítulo en la larga historia de lucha y resistencia de este pueblo.

Las consecuencias de esta larga huelga ya se han hecho sentir. Pérdida de peso de hasta 15 kilos, mareos y debilitamiento físico generalizado, están poniendo en serio riesgo la salud de los mapuche.

Entre las demandas de los huelguistas se encuentran: la no aplicación de la Ley Antiterrorista; el derecho a un debido proceso o juicio justo sin los montajes político- judiciales actuales; el fin del doble procesamiento (militar y civil) y la desmilitarización de las comunidades y zonas en conflicto.

Cabe señalar que pese a la incesante actividad desplegada por los familiares y la extensa red solidaria que se ha organizado dentro y fuera de Chile, tanto el gobierno como la prensa silencian e ignoran olímpicamente el problema. ¿Están esperando que esto tenga consecuencias fatales para reaccionar y abrirse al diálogo?

La situación descrita devela varias aristas:

Primero, muestra la doble cara de un gobierno que por un lado pretende mostrarse cercano frente a complejos escenarios sociales (damnificados por el terremoto, familias de los mineros atrapados en el norte) y por el otro demuestra una nula sensibilidad social por abrirse a dialogar y tender puentes hacia el movimiento mapuche y sus reivindicaciones.

En segundo lugar, es una manera de criminalizar la protesta social, llevándola a rangos de lucha terrorista. Esto que hoy ocurre con los mapuche, podría extenderse a cualquier movimiento que vaya generando procesos de ascenso y radicalización de sus demandas. Es un síntoma peligroso, que pone en entredicho la calidad de la democracia.

Por último evidencia un prisma racista, por cuanto poco interés y preocupación se muestra por la salud de los huelguistas, tratándolos como ciudadanos de segunda clase. A la par que se realizan gestiones en pro de la disidencia cubana o se pretende intervenir en los procesos eleccionarios venezolanos, argumentando preocupación por los DDHH en dichos países, poco importan al parecer la dignidad y los derechos humanos de este pueblo originario.

Tengo la oportunidad de conocer a varios de los huelguistas y sus familias. En ellos veo la esperanza por construir una sociedad mejor, sin explotación ni discriminaciones de ninguna índole. Sé del orgullo que sienten, por ser parte de un pueblo ancestral y de una historia de luchas que han forjado su identidad colectiva. Conozco los esfuerzos por rescatar su memoria y ponerla al servicio del futuro.

Es cierto que la cuestión mapuche es un asunto de larga data. Debatirlo implica poner en cuestión aspectos ligados a la institucionalidad del Estado, a los patrones del modelo de desarrollo en curso y al régimen de propiedad. Sin embargo, el carácter estructural del debate, no puede inhibirnos a deliberar en tanto ciudadanos, sobre la forma en la cual el sistema político y sus diferentes órganos afrontan esta sensible problemática.

Porque los derechos humanos de los mapuche también importan, y sus legítimas reivindicaciones merecen ser escuchadas, la responsabilidad social de la intelectualidad crítica, es sometida nuevamente a prueba. No se puede ser cómplice de esta nueva historia de silencios y olvidos. El cerco informativo es una estrategia política de quienes apuestan por el desgaste de los huelguistas y la invisibilización de sus demandas.

Poner el problema en el debate público es por tanto una tarea ineludible para quienes aspiramos a la profundización radical de la democracia y la justicia social, sin exclusiones de ninguna índole.
[Fuente: Por Alexis Meza Sánchez, Telesur, Caracas, 18ago10]

Dirigentes mapuches demandan diálogo al cumplirse un mes de la huelga de hambre de algunos presos.

Dirigentes mapuches y familiares de 32 presos de esa etnia que este jueves cumplieron un mes en huelga de hambre exigieron hoy un diálogo sobre sus demandas a instituciones del Estado y denunciaron intentos por silenciarlas.

El pasado 12 de julio, una veintena de mapuches encarcelados, que se consideran presos políticos, iniciaron una huelga de hambre líquida, a la cual se sumaron después otros doce, en cinco cárceles del sur de Chile.

La principal demanda de los reclusos es el fin de los procesos por la legislación antiterrorista, que supone condenas más duras y limitaciones al derecho a un juicio justo y debida defensa.

Hasta ahora, según sus familiares, los huelguistas han perdido entre 7 y 12 kilos de peso y presentan náuseas, mareos, desorientación, bajas de presión arterial y calambres.

Los presos están procesados o condenados por su presunta implicación en ocupaciones ilegales de tierras e incendios de instalaciones agrícolas, en el marco del llamado “conflicto mapuche”, que enfrenta a comunidades indígenas con empresas agrícolas o forestales de La Araucanía.

Una delegación mapuche se reunió hoy en Santiago con el presidente de la Corte Suprema, Milton Juica, a quien plantearon la situación de los presos.

Jorge Huenchullán, “werkén” (portavoz) de la comunidad de Temucuicui, lamentó tras la reunión que los presos hayan tenido que cumplir un mes de ayuno para ser escuchados por las autoridades.

“Claramente aquí hay un intento de silenciar la justa demanda que están llevando los presos políticos mapuches. Al Estado no le conviene que se sepa en el mundo que en Chile se cometen violaciones a los derechos humanos”, manifestó Huenchullán.

En las últimas semanas, la Fiscalía ha publicado documentos que supuestamente vinculan a los mapuches en conflicto con la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), lo que fue considerado por el abogado Alberto Espinoza una “campaña mediática” contra el pueblo mapuche.

“El Ministerio Público hace su juego y a veces es un juego un tanto sucio, puesto que manipula información y trabaja mediáticamente los casos que pone en conocimiento de los órganos jurisdiccionales”, dijo.

La delegación mapuche se reunió también con las comisiones de Derechos Humanos de la Cámara de Diputados y del Senado, ante cuyos miembros denunciaron también “montajes de los servicios se inteligencia policial” para justificar la aplicación de la ley antiterrorista.

Tras la reunión, el diputado Hugo Gutiérrez y la senadora Lily Pérez, presidentes de ambas comisiones, anunciaron una visita a las cinco prisiones en que están los huelguistas de hambre para constatar su situación.

Agregaron que también pedirán una reunión al fiscal nacional, Sanas Chahuán, debido a las denuncias de los comuneros sobre testigos protegidos a quienes se les habría pagado para declarar en contra de los presos.

Parlamentarios de la oposición anunciaron por su parte la presentación de proyectos para reformar la ley antiterrorista en algunos puntos que a su juicio contravienen leyes internacionales.

En la región de La Araucanía, en tanto, los mapuches conmemoraron hoy con marchas y otras manifestaciones el primer aniversario de la muerte del comunero Jaime Mendoza Collío, en un incidente con Carabineros (Policía militarizada) ocurrido el 12 de agosto de 2009.
[Fuente: Agencia EFE, Santiago de Chile, 12ago10]

Información adicional:

COMUNICADOS

http://www.derechos.org/nizkor/chile/infomain.html#press

GOPE allana violentamente el domicilio de la Presidenta de CODEPU
http://www.derechos.org/nizkor/chile/doc/gope.html

Ex presa política y sobreviviente de centros de tortura
denuncia violento allanamiento a su hogar
http://www.derechos.org/nizkor/chile/doc/tamblay.html

INDÍGENAS Y ESTADO DE EXCEPCIÓN
http://www.derechos.org/nizkor/chile/infomain.html#indi

Abogado de mapuches afirma que fallo de tribunal chileno no es claro
http://www.derechos.org/nizkor/chile/doc/huelga27.html

Polémica resolución permite usar la fuerza para
alimentar a mapuches en huelga de hambre
http://www.derechos.org/nizkor/chile/doc/huelga28.html

Corte chilena autoriza alimentar por la fuerza a mapuches en huelga de hambre
http://www.derechos.org/nizkor/chile/doc/huelga30.html

La Realidad del Pueblo Mapuche en el Chile del Bicentenario
http://www.derechos.org/nizkor/chile/doc/mapuche2.html

Intendente de La Araucanía está dispuesto a declarar en caso de presos mapuche en huelga de hambre
http://www.derechos.org/nizkor/chile/doc/huelga23.html

Joven comunero Mapuche en libertad condicional se quita la vida en Tirúa
http://www.derechos.org/nizkor/chile/doc/newei.html

Denuncian indiferencia de Iglesia Católica con mapuche
en huelga de hambre en cárcel de Temuco
http://www.derechos.org/nizkor/chile/doc/huelga22.html

Familia de Matías Catrileo: “Es más grave atentar
contra la propiedad privada que contra la VIDA”
http://www.derechos.org/nizkor/chile/doc/catrileo6.html

Presos mapuches en huelga de hambre suman 31 y organismos
internacionales exigen pronta solución al Gobierno
http://www.derechos.org/nizkor/chile/doc/huelga11.html

Mapuexpress denuncia a Canales de TV abierta por censurar la huelga
de hambre de Presos Políticos Mapuche
http://www.derechos.org/nizkor/chile/doc/mapuexpress.html

Más de 100 años de cárcel para comuneros y sólo
3 años de firma mensual para un asesino
http://www.derechos.org/nizkor/chile/doc/catrileo7.html

Huelguistas mapuche en Angol denuncian hacinamiento, malos tratos
y piden reforzar campaña contra ley antiterrorista
http://www.derechos.org/nizkor/chile/doc/huelga25.html

El senador Walker y las huelgas de hambre
http://www.derechos.org/nizkor/chile/doc/huelga18.html

Denuncian que OIT Chile rechazó encuentro entre enviada especial
para pueblos indígenas y Consejo Nacional Aymara
http://www.derechos.org/nizkor/chile/doc/aymara2.html

Agrupaciones mapuche: “El Bicentenario representa la sangre
derramada por nuestros hermanos”
http://www.derechos.org/nizkor/chile/doc/mapuche4.html

Respuesta a El Mercurio por vinculación de mapuche con las FARC
http://www.derechos.org/nizkor/chile/doc/mapuche6.html

Ministerio Público militar no investigó a carabinero
imputado por dar muerte a Jaime Mendoza Collío
http://www.derechos.org/nizkor/chile/doc/gope1.html

Anulan sentencia que absuelve a adolescente mapuche acusado
de 4 delitos de carácter terrorista
http://www.derechos.org/nizkor/chile/doc/quijon.html

Asamblea Nacional Mapuche de Izquierda repudia actitud
matonezca de carabineros de fuerzas especiales
http://www.derechos.org/nizkor/chile/doc/mapuche3.html

Instituto Nacional de Derechos Humanos expresa preocupación
por presos mapuche en huelga de hambre
http://www.derechos.org/nizkor/chile/doc/huelga7.html

Con 56 detenidos termina marcha realizada en Temuco en apoyo
a mapuche en huelga de hambre
http://www.derechos.org/nizkor/chile/doc/huelga24.html

Escasa implementación del convenio 169 complica
entrega de informe a la OIT sobre pueblos originarios
http://www.derechos.org/nizkor/chile/doc/indig.html

Mapuches en huelga de hambre, un debate necesario e ineludible
http://www.derechos.org/nizkor/chile/doc/huelga9.html

Familiares se manifiestan en apoyo a mapuches en huelga de hambre
http://www.derechos.org/nizkor/chile/doc/huelga8.html

Mujeres mapuches piden voluntad política a Piñera
para acabar con la huelga de hambre
http://www.derechos.org/nizkor/chile/doc/huelga17.html

Diputados solicitan comisión investigadora por irregularidades
en causas mapuche
http://www.derechos.org/nizkor/chile/doc/mapuche1.html

Dirigentes mapuches demandan diálogo al cumplirse un
mes de la huelga de hambre de algunos presos
http://www.derechos.org/nizkor/chile/doc/huelga19.html

3 años y 1 día de libertad vigilada para el Carabinero
asesino de Matías Catrileo
http://www.derechos.org/nizkor/chile/doc/catrileo5.html

Llegan a Santiago voceros de los presos mapuche en huelga de hambre
http://www.derechos.org/nizkor/chile/doc/huelga20.html

Familiares de mapuches en huelga denuncian malos tratos de Gendarmería
y amenazan con radicalizar medida
http://www.derechos.org/nizkor/chile/doc/huelga16.html

Continúa huelga de hambre de 31 presos políticos Mapuches
en cárceles de Chile
http://www.derechos.org/nizkor/chile/doc/huelga29.html

Comunero de Puerto Choque eleva a 32 los Mapuche Presos Politicos en huelga de hambre
http://www.derechos.org/nizkor/chile/doc/huelga21.html

Huelga mapuche comienza a generar primeras reacciones en el ámbito político
http://www.derechos.org/nizkor/chile/doc/huelga15.html

Los excesos de la Ley Antiterrorista
http://www.derechos.org/nizkor/chile/doc/huelga14.html

El oficialismo deslegitima huelga de hambre mapuche
http://www.derechos.org/nizkor/chile/doc/huelga13.html

Organizaciones mapuche: “El Gobierno montó un cerco
informativo para silenciar la huelga de hambre”
http://www.derechos.org/nizkor/chile/doc/huelga10.html

Huelga de hambre de presos mapuches es silenciada en Chile
http://www.derechos.org/nizkor/chile/doc/huelga26.html

Dos presos políticos mapuche de la cárcel de
Lebú se suman a huelga de hambre por Ley Antiterrorista
http://www.derechos.org/nizkor/chile/doc/huelga12.html

Rechazan solicitud de nulidad del juicio que absolvió
a niña mapuche acusada de desórdenes públicos
http://www.derechos.org/nizkor/chile/doc/chibar.html

Anuncios

4 respuestas a Mapuche – Noticias

  1. Pingback: Terrorismo, razón de Estado | CHILE: Colonia del Neoliberalismo

  2. Pingback: ¿Mapuche medio chileno o chileno medio Mapuche? La huelga de hambre | CHILE: Colonia del Neoliberalismo

  3. Pingback: Los nuevos disparos del “Comandante Ramiro” | CHILE: Colonia del Neoliberalismo

  4. Pingback: LA MUERTE DE KIRCHNER DEJA UN ESCENARIO POLÍTICO IMPREVISIBLE…. | CHILE: Colonia del Neoliberalismo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s